Opinión por Alejandro Goransky

ECOLOGIA Y MEDIO AMBIENTE

LA EXPLOTACION MINERA EN LA PROVINCIA DE SAN JUAN: SAQUEO VORAZ


Con la venia de las autoridades, las multinacionales se apropian y destrozan nuestros recursos naturales

En los últimos dos años, con la entrada en funcionamiento de la mina de Veladero, a cargo de la firma canadiense Barrick Gold Corp., San Juan pasa a ser una presa codiciada de los grandes capitales multinacionales en este rubro. El complejo minero Veladero-Pascua Lama, situado a unos 350 kilómetros al noroeste de la ciudad de San Juan, está en la alta montaña, entre 4.800 y 5.200 metros de altura sobre el nivel del mar, en una zona que afecta a la Reserva de San Guillermo, una biosfera donde habitan animales en peligro de extinción como las vicuñas, habituales presas de cazadores furtivos. Se explotarán minerales como el oro, la plata, el cobre, el hierro y el mercurio, y se hará contra lo establecido en la legislación nacional e internacional, ya que San Guillermo es parte de la Red Mundial de Reservas de la Biosfera de la Unesco, declarada Patrimonio Universal de Humanidad.
La empresa lleva invertido en Veladero más de 1.350 millones de pesos, calculan que sus ganancias rondarán los 20.000 millones de dólares en los próximos quince años, para dejarle a San Juan en ese período solamente 150 millones de dólares en concepto de regalías. La explotación a cielo abierto provocará la contaminación de las tierras y las aguas de la zona: los montículos de mineral se riegan con una solución cianurada, que favorece la decantación del oro y la plata, luego del procesamiento de la piedra con el cianuro por este método llamado de lixiviación, el material se deriva por colectores a grandes piletones que le sirven de depósitos. Aun cuando los que llevan adelante el proceso de explotación aseguran que estas estructuras quedarán herméticamente cerradas, impidiendo así toda contaminación posible, quienes conocen de explotaciones mineras, como el ingeniero Rodríguez Pardo, aseguran que el noventa por ciento de los depósitos de este tipo colapsó o filtró, ocasionando la contaminación de las napas freáticas con los derrames de cianuro y arsénico.
Se explotarán y sacarán ciento noventa mil toneladas por día y se prevé una vida útil del yacimiento de al menos quince años. La explosión a cielo abierto para realizar las voladuras implica grandes cráteres, con la consiguiente destrucción de varios kilómetros cuadrados de glaciares de alta montaña, que son los que proveen de agua a la provincia con los deshielos de verano. Se manipularán siete mil doscientos kilogramos de cianuro por día. La contaminación puede expandirse fácilmente a raíz de los vientos imperantes en la zona; ni qué decir de los movimientos sísmicos.


YACIMIENTO BINACIONAL

Pascua Lama es el otro gran yacimiento que esta empresa desea explotar: es de carácter binacional, ya que Pascua está en la IV Región del lado de Chile, y Lama está un poco mas al norte de Veladero, a 375 kilómetros de la ciudad de San Juan.
Las inversiones previstas aquí superan los 1.500 millones de dólares para una primera etapa, en la cual la mina y la planta comprenden el 56 por ciento de dicha inversión y la infraestructura auxiliar, un 44 por ciento restante. La segunda y tercera etapa de la explotación tendrá un costo aproximado a los 300 millones de dólares. En este caso, la vida útil de la mina se calcula en veinte años, con un método de explotación a cielo abierto, con un solo tajo, procesando el mineral por molienda seca y método de recuperación del mineral convencional (dique de cola) para depositar residuos de la roca.
Cabe acotar que, a pesar que el 87 por ciento del mineral a explotar se encuentra en Pascua, es decir, del lado chileno, todos los residuos de esa explotación, los desperdicios contaminantes, quedarán del lado argentino. La producción estimada durante los primeros cinco años es de 675.000 a 700.000 onzas de oro al año y 32 a 34 millones de onzas de plata al año. La cantidad de oro estimada en el yacimiento está calculada en 16.900.000 onzas. La cotización de la onza en el mercado de Londres ronda los 589 dólares la unidad. Cada onza equivale a poco más de 31 gramos de oro. Esto nos da una idea del colosal negocio que emprende esta multinacional, amparada en una legislación permisiva, la "Ley" 24196 de la época del presidente Menem. Para ellos son todas impresionantes ganancias, para nosotros, es la contaminación del ya de por sí muy vapuleado medio ambiente local. Jáchal ya padece en el agua potable y de riego una alta concentración de boro y arsénico, que produce enfermedades diversas en su población. Esto llevó a una crisis política en el departamento norteño, con la renuncia a principio de 2005 de Dunia Táñez, quien presidía el Concejo Deliberante, órgano legislativo del municipio jachallero, cuyo intendente es Franklin Sánchez, lo que significa un revés político para este intendente y para el "opositor" diputado nacional Roberto Basualdo. Táñez denunció los efectos catastróficos que tendrá la explotación minera en el norte sanjuanino. Sánchez de todos modos está negociando con la minera Barrick la construcción de un acueducto para traer agua potable desde la zona de Entre Ríos, al norte de la ciudad de Jáchal, obra de un costo estimado de un millón de dólares que no está prevista en el presupuesto provincial del presente año, por lo cual, si no lo hace la empresa privada ¿quién podrá salvar a los jachalleros? Del mismo modo, la empresa ha puesto a disposición veinte millones de dólares, diez para Argentina y diez para Chile para que a los dos lados de la cordillera se realicen obras de infraestructura como la anteriormente mencionada. En Chile, además, como allí son más celosos con la salvaguarda del impacto ambiental, han dispuesto dejarles en caución un fondo de sesenta millones de dólares por los posibles perjuicios que la explotación pudiera producir. Ya la comisión nacional de medio ambiente de ese país se pronunció contra el "corrimiento" que en realidad implica la destrucción de tres glaciares en la zona de Pascua.


¿VENTAJAS?

Pero veamos algunas de las "ventajas" otorgadas a la empresa por "invertir" aquí: las mineras presentan una doble deducción fiscal de gastos de exploración, que, a tmediante la "Ley" 24196 les permite deducir el cien por ciento del monto invertido en determinar la factibilidad de un proyecto del cálculo del impuesto a las ganancias. Además, tienen devolución del IVA a la exploración por "Ley" 25429, estabilidad fiscal y cambiaria asegurada por la 24196, amortización acelerada por esa misma ley que les permite amortizar maquinarias, infraestructura y vehículos en tres años. Reciben también exenciones de aranceles y tasas aduaneras por la Ley de Inversiones Mineras y deducciones por gastos de conservación del Medio Ambiente (se les permite deducir de gastos la remediación de daños que ellos mismos provocan).
Además, se los exime del impuesto a las ganancias en las utilidades obtenidas por capitalización de las sociedades; exención del cien por ciento del impuesto a la ganancia mínima presunta, capitalización hasta un cincuenta por ciento de los avalúos de las reservas mineras.
Por si esto fuera poco, devolución anticipada y financiamiento del IVA, exención de la contribución sobre la propiedad minera; gravámenes provinciales y municipales; exención a las exportaciones por puertos patagónicos; exención a las retenciones por exportaciones y del impuesto al cheque; la deducción del cien por ciento del impuesto a los combustibles líquidos; exención de las transferencias al exterior de capital y ganancias; no deben liquidar divisas, pues están autorizados a no ingresar al país cien por ciento de lo producido por sus exportaciones y, la frutilla del postre, el subsidio al tendido de la línea eléctrica minera entre Mendoza y San Juan, una obra adjudicada al grupo español Abengoa por 49 millones de dólares, pero que en realidad pagamos todos los argentinos en nuestras boletas de luz, asumiendo la provincia un treinta por ciento del costo de la obra que, a fuerza de ser redundante, nos cobran en un ítem que dice "fondo para la línea de interconexión de 500 kw." ¿Qué tal?
Esto es solo parte de los beneficios que obtienen hoy por este saqueo espantoso de nuestros recursos naturales, por contaminarnos, por devastar nuestra economía. ¿Hasta cuándo? De nosotros depende…

Volver