Aumentan los femicidios

Género
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

El 2020 con un alto número de femicidios, algo que en el marco del aislamiento social ha aumentado exorbitantemente. Desde el PC se exige que se declare la emergencia por la violencia patriarcal.

Según el Registro Nacional de Femicidios del Observatorio “Mujeres, Disidencias, Derechos” de las Mujeres de Matria Latinoamericana, a partir de la información de medios de comunicación, en los primeros 100 días del 2020, 96 fueron las víctimas fatales del machismo en la Argentina. 96 femicidios y trans-travesticidios se sucedieron en nuestro país.
En este sentido, el 25 por ciento de las muertes, sucedieron en el marco del aislamiento social obligatorio preventivo del contagio de COVID-1.
Hace unos días la Ministra de Mujeres Género y Diversidad (creado el 10 de diciembre de 2019) manifestó que debe darse una política nacional en torno a los femicidios, teniendo en cuenta que las políticas nacionales, deben darse en un marco de articulación con las provincias y municipios ya que los poderes judiciales y las fuerzas policiales (las mismas que todos los días son denunciadas por organismos de derechos humanos en el marco del ASO) pertenecen las provincias y actúan a nivel municipal. Es justamente ante esos aparatos donde debe darse una acción firme y que permita rápida respuesta.
En esta línea, El Partido Comunista de la Argentina, La Federación Juvenil Comunista y La Corriente Nacional Lohana Berkins han hecho públicas medidas urgentes ante un contexto que agrava todas las violencias patriarcales que traviesan las mujeres, trans, travestis, lesbianas y no binaries.
En un comunicado se dejó en claro que “ es urgente evitar que las victimas de violencias se vean aisladas, reconocer y fortalecer las redes que el movimiento ha construido y establecer canales de diálogo reales y directos con las organizaciones feministas, sociales y políticas que actúan en la realidad de las identidades feminizadas”.
“Insistimos en que debe realizarse campaña nacional de visibilización y lucha por la erradicación de las violencias de géneros que sea prioridad dentro de las políticas públicas e instrumente presupuesto acorde así como garantizar las herramientas para la vida de las mujeres y trans, travestis, lesbianas y no binarios que hoy están siendo vulneradas”, señalaron.
Estos casos donde se demuestra que las herramientas jurídicas son insuficientes, se contrastan, por ejemplo, en el femicidio de Camila Tarocco, en el partido Bonaerense de Moreno hace unos días donde según la familia, su asesino tenía una perimetral y la violó.

Una cuestión de vida o muerte


Solana López, Secretaria de Genero del PC, aseveró que “el aislamiento social profundizó una situación previa que ya se venía dando porque producen un agravamiento en las tensiones y agresiones por violencia que se dan en las casas”.
A su vez, remarcó que “el macrismo vacío todo la inversión en asistencia social a víctimas, por lo que agregó que “las medidas no alcanzan para cubrir el momento que estamos atravesando”.
En este sentido, explicó que “lo fundamental es la articulación de esos ámbitos que son están sufriendo violencia junto con el estado”, y por eso, “es necesario la presencia de que las organizaciones tengan rol en los barrios a través promotoras territoriales que les permita detectar y asistir a quienes son víctimas de violencia patriarcal”.
También, señaló que “están faltando la mirada de otros profesionales para incidir que permiten articular las instancias de la denuncia del acompañamiento profesional en cada uno de los casos”.
“Trabajadores sociales, Psicólogos y una serie de profesionales que es necesario reforzarlos desde el ámbito desde el primero contacto en todo el proceso de la denuncia de las víctimas”, remarcó.
Asimismo, López explicó las crisis que hay en cuanto a esta problemática compuesta por “la posibilidad a la información para llevar adelante una denuncia, el acceso a la justicia porque hay agentes que no tienen la capacidad suficiente y por el colapso de la línea 144, el tercer momento es la materialización de las medias, por lo que es necesario residencias adecuadas para las mujeres y sus hijos”.
Además, reflexionó en que “si bien hay que seguir aplicando la perimetral, no es suficiente porque no tienen un seguimiento. Eso hace que muchas veces las medidas no alcancen”.
Por su parte, Rebeca Barberan, Responsable de Género de la FJC, expresó que entendemos que” en esta situación, el estado tiene que ocuparse de la emergencia por la violencia de genero por la gravedad y las herramientas del estado están quedando muy cortas”.
Por lo que fue clara cuando dijo que “es necesaria la declaración de la emergencia de violencia de genero y destinar presupuesto para aplicar estas políticas”.
A su vez, coincidió con López, en “el reconocimiento del trabajo de las compañeras en los territorios acompañando a la las mujeres e identidades feminizadas que sufren violencia, porque la realidad es que las líneas existen pero la derivación siguen siendo a las estructuras de opresión que no terminan resolviendo nada”.
Por lo que hizo referencia a al caso Florencia Magalí Morales, que fue detenida en Rosa de Conlara, San Luis por policías provinciales cuando andaba en bicicleta. Fue llevada a la comisaría 25 y, horas después, apareció ahorcada en la celda donde la alojaron.
En esta línea, fue contundente cuando dijo que “tiene que haber una intervención profunda no solo en el aparato policial sino en la estructura jurídica misma”. “Ya hay una ley y se tiene que efectivizar, que se basa en una capacitación en todos los ámbitos de género”, señaló.
Un ejemplo que mencionó Barberan, “es cuando en una situación límite llaman al 144, pero si una orden no se puede entrar a una casa, y en ese lapso se puede estar muriendo una compañera”, a lo que calificó como “limitaciones estructurales”.