Riesgo de impunidad hacia uno de los femicidas de Micaela Garcia

Género
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

El poder judicial Entre Ríos decidió por mayoría excarcelar a Néstor Pavón, hasta tanto quede firme la decisión de que sea sometido a un nuevo juicio por el caso.

Uno de los acusados en la causa por el crimen de Micaela García, Nestor Pavon, quien estaba condenado a cinco años de prisión, fue excarcelado por la Justicia entrerriana a pesar de que se dispuso que sea sometido a un nuevo juicio por ese hecho. Además, Tribunal de Juicio y Apelaciones de Gualeguay impuso una caución de un millón de pesos al hombre que había sido condenado por el encubrimiento del hecho.

Micaela Garcia, fue violada y asesinada en abril de 2017 a la salida de un boliche de la ciudad de Gualeguay por Sebastían Wagner en complicidad con Pavon, su jefe laboral en aquel momento. Cuando sucedió el crimen, Wagner ya tenía antecedentes por otras violaciones y que estaba en libertad condicional gracias a una decisión del juez Carlos Rossi. Hoy en día se encuentra con prisión perpetua.
La decisión de excarcelar a Pavón fue adoptada a pesar de que aún está pendiente que se resuelve un pedido de la fiscalía y de la querella para que sea sometido a un nuevo juicio por el caso, ya que el primero, en el que había sido condenado a cinco años de cárcel por encubrimiento agravado, fue anulado por la Cámara de Casación de Paraná.
Para los jueces Miguel Angel Giorgio y Daniel Carubia, no hay riesgos de fuga ni de entorpecimiento, aun cuando todavía no está claro si Pavón volverá a ser juzgado por el homicidio. Para ellos, el fallo de Casación que ordenaba el nuevo juicio resultó inadmisible porque Pavón fue condenado por una acusación alternativa solicitada por la querella, encabezada por Gaspar Ignacio Reca, quien consideró que ya lleva cumplido 3 años y 4 meses de prisión, es decir, las dos terceras partes de la condena que fue anulada.
Mientras tanto, Pavón regresará a su casa, la misma en la que escondió a Sebastián Wagner después del femicidio, la misma a la que dijo haberlo llevado después de salir la noche del 1° de abril de 2017, la misma en la que asesinaron a Micaela.
Si bien el fiscal Ignacio Talenta y el abogado Jorge Rubén Impini, quien representa a la querella, se negaron a la excarcelación y plantearon el peligro de fuga y el entorpecimiento a la investigación ante la posibilidad de que vuelva a ser juzgado pero por un delito mucho más grave, los jueces del Stjer hicieron lugar al pedido de la defensa.
Por el lado de la jueza Claudia Mizawak, se opuso a la excarcelación de Pavón, aunque se mostró a favor de un arresto domiciliario, ya que esa medida "asegura suficientemente la ejecución de la sanción punitiva impuesta, en caso de que se confirme la condena dictada en su contra" en un próximo juicio.
Para la fiscalía, en tanto, Pavón "no es culpable de encubrimiento sino que es coautor del femicidio", ya que "intervino con Wagner"

El femicidio llevó a la sanción en diciembre de 2018 de la llamada "Ley Micaela", que establece la capacitación obligatoria en la temática de género y violencia contra las mujeres para todas las personas que se desempeñen en los tres poderes del Estado.

Socavar las estructuras de la justicia patriarcal

Micaela Viollaz, Responsable de la Corriente Nacional Loahana Berkins de Entre Ríos y militante del PC repudió la excarcelación de Pavón y la definió como un “accionar sumamente patriarcal de la justicia”.
Tras lo que añadió: “Es una burla la condena de cinco años a alguien que encubrió un femicidio y que encima no termine de cumplirla”. En este sentido, expresó que “al no estar firme la Condena de Pavon, se da lugar a estos accionares bochornosos de la justicia”.
Vale mencionar, que el femicidio de Micaela García fue un antes y un después en la lucha por el ni una menos y en los replanteos que deben hacerse en el poder judicial. Por eso mismo, Viollaz remarcó que “expuso en la escena pública los roles patriarcales en la justicia haciéndolos mucho más visibles”. A lo que complementó: “en este caso, que un juez deje libre a alguien que ya estaba condenado por abuso y agresiones, y que esta persona vuelva actuar de la misma manera”.
“Fue un caso que tocó de cerca a todo el pueblo de Entre Ríos en general”, aseveró la militante del PC. En esta línea, aseguró que “Micaela era una piba militante como cualquier otra que salió a bailar, y eso generó en el ambiente pensar que a cualquiera de nosotras nos puede pasar”.
Por otra parte, dejó en claro que “la ley Micaela es una conquista de los movimientos y de la militancia”. A lo que agregó que “Estamos pelando por la implantación real, no solo que sea una foto, porque realmente necesitamos que los empleados públicos estén capacitados en este tema”.
“Hay que plantearse también que tipos de personas queremos que salgan de la cárcel y como queremos que salgan”, expresó Viollaz, en referencia a los reiterados casos como los de Sebastián Wagner, el femicida de Micaela, que han estado en prisión y que fuera de ella no han cambiado los comportamientos que lo llevaron a la misma.
Asimismo, resaltó que “en argentina, muchas de las personas que salen habiendo cometido crímenes como violencia de género y abusos los vuelen a repetir y Wagner es un claro ejemplo”. Tras lo que añadió: “los lugares de encierro son para que las personas se rehabiliten y no vuelvan a cometer los mismo daños cuando les toque convivir en sociedad”.
Por eso mismo, destacó como fundamental que “el sistema penitenciario necesita una reforma que contenga una perspectiva de género”. Y, agregó que “la justicia patriarcal también la vemos en las cárceles de mujeres, donde son mayormente que están cumpliendo prisión por crímenes menores como las drogas por ejemplo, a su vez cuando la mayoría de los jefes son varones”.