Género

Género

20.3.18

Dos de cada diez

A doce años de que fuera sancionada Ley de Educación Sexual Integral, la norma todavía no se implementa. Así lo revela una investigación de la consultora D’Alessio Irol que da cuenta de que sólo dos de cada diez alumnos que cursan en escuelas secundarias de gestión pública y privada de la Ciudad y la Provincia de Buenos Aires, reciben contenidos vinculados a educación sexual integral de manera habitual.

 

Falta voluntad

En el anexo de la Cámara de Diputados de la provincia de Buenos Aires, se llevó a cabo una jornada en la que se reflexionó sobre la falta de ejecución de la Ley provincial 14.783, Diana Sacayán, que establece que en el sector público bonaerense, se “debe ocupar, en una proporción no inferior al uno por ciento de la totalidad de su personal, a personas travestis, transexuales y transgénero”. Ahí, la legisladora Florencia Saintout repudió la “falta de voluntad política de aplicarla” por parte de la gobernadora María Eugenia Vidal, pese a que la norma fue sancionada en septiembre de 2015.

 

19.3.18

Debate

Mañana martes, en Diputados, va a comenzar formalmente la discusión sobre la despenalización del aborto. Un plenario de comisiones intentará establecer la metodología de trabajo para las futuras reuniones y a quienes se va a citar durante los próximos meses para escuchar posturas sobre los cinco proyectos que se pondrán a consideración, entre ellos, el que presentó la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito, que ingresó con 71 firmas provenientes de legisladores que representan a diferentes fuerzas políticas.

 

Muestra fotográfica

La artista y activista travesti, Florencia Guimaraes García, presentó su libro “La Roy, revolución de una trava” y su muestra fotográfica Furia Travesti, en el contexto del ciclo Derechos Humanos y Pedagogía de la Memoria que organiza en la capital provincial, la Asociación de Maestros y Profesores de La Rioja.

 

16.3.18

Paridad, pero no tanto

Mauricio Macri envío al Congreso el proyecto de paridad salarial para hombres y mujeres que, según se anunció, busca una “igualdad estricta”, pero que no contiene sanciones para los empresarios que no la cumplan. La igualdad salarial dependería de la buena voluntad de los empresarios, ya que el Gobierno no ejercería ningún tipo de presión.

 

53,5%

El 53,5 por ciento de los encuestados por la consultora Synopsis, en un sondeo realizado en todo el país, señalaron que apoyan la despenalización de la interrupción del embarazo. La encuesta que fue lleva a cabo entre mujeres y hombres mayores de 16 años, señala que en la Ciudad de Buenos Aires, el apoyo es asciende al setena por ciento.

 

15.3.18

Fallo

La Corte Suprema de Justicia de Tucumán, consideró que el testimonio de una víctima de violencia de género es una prueba válida y que posee valor probatorio. El fallo fue firmado por los jueces Daniel Estofán, Antonio Gandur y Daniel Posee. Ahora las mujeres tucumanas tienen una herramienta más para la lucha contra la violencia.

 

13.3.18

Gestión Vidal

Según datos de la Procuración General, en 2017, los femicidios crecieron en la Provincia de Buenos Aires y se perpetran en promedio de una mujer asesinada cada cuatro días. En este marco, la gobernadora María Eugenia Vidal muestra escasos avances en materia de género. Apenas la línea 144, para denunciar hechos violentos, que igual contó con la paradoja de que las trabajadoras del call center que pararon el 8 de marzo para visibilizar la precarización laboral y violencia psicológica a la que están sometidas.

 

9.3.18

Más números de desigualdad

Las mujeres empleadas de Latinoamérica ganan un quince por ciento menos que los hombres. Esta brecha salarial, se redujo un cinco por ciento entre 2005 y 2015, según informó la OIT, en una investigación que llevó a cabo de cara al marco del Paro Internacional de Mujeres.

 

7.3.18

Desigualdad laboral

Según la encuesta elaborada por la consultora Focus Market, el 74 por ciento de los argentinos considera que las mujeres tienen menos oportunidades que los hombres y el 78 afirma que hay diferencias al momento de acceder a lugares jerárquicos de gestión pública y empresarial. Los consultados, aseguran que las empresas que pagan menos a las mujeres deberían ser sancionadas y que flexibilizar los horarios de las parejas con cargas familiares, sería una buena medida para mejorar la estabilidad personal y laboral.

 

6.3.18

Mas desigualdad

Desde que asumió el Gobierno Cambiemos, la brecha de salarios entre hombres y mujeres se agrandó un 16 por ciento y hoy según el Indec se aproxima al 30. En la apertura de las Legislativas, Mauricio Macri remarcó que no se puede permitir que una mujer gane menos que un hombre. Sin embargo, la realidad indica que esto es mentira: en el universo del salario estable, en promedio, los hombres perciben 14.690 pesos mensuales y las mujeres sólo 10.710. Y la tasa de informalidad femenina supera en cuatro puntos a la de los hombres.

 

3.3.18

Para hacerse escuchar

Durante el 167º período de sesiones de la Cidh, que se realizó en Bogotá, la representante regional de la Asociación de Travestis, Transexuales y Transgéneros de Argentina (Atta), Marcela Romero, denunció al Estado argentino por los reiterados hechos de violencia de género que perpetra el gobierno nacional. “Todos los días unas cinco mil personas trans sufren violencia en la Argentina”, señaló Romero y detalló que el encarcelamiento y el sometimiento a humillaciones como sexo a cambio de libertad y violaciones son habituales, así como la estigmatización y la discriminación que padece este colectivo.

 

Para empoderar

En la previa del Paro Internacional de Mujeres, La Poderosa abrió la primera Casa de la Mujer en la Villa 31. Fue con un festival que se llevó adelante en el barrio, donde se inauguró este espacio que brindará charlas informativas sobre problemáticas de género y territoriales. El lugar, contará con un equipo de profesionales que asesoren a vecinas ante casos de violencia de género.

 

2.3.18

Por correo

Ayer comenzó a regir un sistema de notificaciones electrónicas para casos de violencia de género entre la Policía de Entre Ríos y los Juzgados de Familia, Civiles y de Paz involucrados en violencia familiar y contra la mujer. Las denuncias serán enviadas por correo electrónico al organismo judicial y por la misma vía se le comunicará las resoluciones a la fuerza estatal.

 

1.3.18

Avanza el debate en San Luis

En la provincia gobernada por Alberto Rodríguez Saa, se hará una consulta popular para definir si se despenaliza el aborto. El proyecto que fue presentado por el bloque de Unidad Justicialista consta de seis artículos y, para la consulta popular, está previsto que las opciones sean “Si” o “No” y la pregunta: "¿Está usted de acuerdo con la interrupción del embarazo y la despenalización del aborto?”.

 

28.2.18

Ellos lucran

El secretario general del sindicato de Farmacéuticos y Bioquímicos, Marcelo Pereta, tras la prohibición del aborto hay un negocio millonario en el que participan clínicas y laboratorios privados. Contó que el laboratorio Beta, que es propietario de la pastilla Misoprostol, lucra hace quince años a partir de la ilegalidad del aborto, ya que de ser legal, su negocio sería el diez por ciento de lo que representa actualmente.

 

27.2.18

Postergación

Después de que el titular del interbloque Cambiemos dijera que dudaba que esa fuerza diera quorum para el debate sobre la despenalización del aborto, se cayó la sesión especial convocada para el 8 de marzo en la Cámara de Diputados. Hasta ahora el proyecto que se espera someter a debate tiene más de sesenta firmas, aseveraron desde el espacio legislativo que lo impulsa.

 

Peligroso

Aunque pesan sobre él nueve causas por violencia de género, trabaja en el Ministerio de Seguridad bonaerense. Sebastian Horacio Masi fue denunciado por su ex pareja, Marina Demtschenko, quien es abogada, trabaja en derecho informático con perspectiva de género y preside la Fundación Activismo Feminista Digital. La letrada señala además que oportunamente, presentó pruebas que involucran a Masi en portación de armas, violación de restricciones y amenazas, pero pese a esto sigue integrando el staff que encabeza Cristian Ritondo.

 

26.2.18

A la recontraderecha

El arzobispo de La Plata, monseñor Héctor Aguer, logró algo difícil de conseguir: corrió por derecha al Gobierno de quien dijo “no tiene principio” porque habría habilitado a sus legisladores para que den el debate, en el Congreso, sobre la despenalización del aborto. Pero desde Cambiemos el senador y presidente nacional del PRO, Humberto Schiavoni, dijo que “al debate lo instaló la opinión pública” y su par, Federico Pinedo, aseveró que si una iniciativa así se convirtiera en ley, Mauricio Macri la vetaría.

 

Iglesia

Sin utilizar el tono confrontativo de otras veces, la Conferencia Episcopal emitió un documento titulado “Respetuosos de la vida” en el que vuelve a fijar su postura contraria a que el Congreso debata un proyecto de ley tendiente a que se despenalice el aborto, pero propuso la implementación de políticas públicas y el acompañamiento de “situaciones de conflicto”. Por su parte, el integrante de Curas en Opción por los Pobres, padre Francisco Paco Oliveira señaló que este es un tema “de salud pública” y tras aclarar que “nadie en sí está a favor del aborto” resaltó que el Estado “debe dar una respuesta” para evitar condenar a muerte a las mujeres pobres.

 

23.2.18

Ni Una Menos

Central Ballester es uno de los clásicos animadores del campeonato de Primera D de la AFA y cambió el habitual azul y amarillo de su camiseta para buscar concientizar sobre la violencia de género. Los partidos próximos los va a jugar con una casaca que combina el violeta con el rosado que lleva inscripto en el pecho el lema “Ni una menos”.

 

21.2.18

Pedido

En coincidencia con el Día Internacional de la Mujer que se conmemorará el 8 de marzo, diputadas de diferentes bloques –con excepción del de Cambiemos- pedirán que se celebre una sesión especial para debatir un proyecto que, si prospera, va despenalizar el aborto seguro y gratuito hasta los tres meses de embarazo.

 

Separada

La UBA separó de su cargo a Gloria Ganci, la docente que dio una clase sobre “el delito homosexual” en la cátedra de Medicina Legal de la Facultad de Medicina de esa universidad, algo que provocó la reacción adversa de alumnos anticiparon que hicieron una presentación ante el Inadi.

 

20.2.18

Medio centenar

Cinco años después de que se introdujera en el Código Penal el agravante por esta figura, se registran 54 sentencias por femicidio en todo el país. De ellas, de acuerdo a un trabajo de la Unidad Fiscal Especializada en Violencia contra las Mujeres, en el 85 por ciento de los casos había un vínculo de pareja, ex pareja o noviazgo entre quien perpetró el crimen y su víctima. Poco más de la mitad de los femicidios tuvo lugar dentro del domicilio de la víctima y en el 43 por ciento de los casos el victimario se valió de instrumentos. En el 22 por ciento, el autor del femicidio desechó el cadáver de la víctima “con desprecio, asimilación a basura o intención de descarte”.

 

Festival

El 8 de marzo, en el Centro Cultural Konex y con entrada libre y gratuita, se va a llevar adelante el primer festival "Por las mujeres refugiadas" en el que va a haber shows de música y feria gastronómica entre otras actividades. La convocatoria de la Organización Internacional para las Migraciones, la Agencia de la ONU para los Refugiados (Acnur) pretende “visibilizar la situación de las personas refugiadas en el mundo y en Argentina, haciendo foco en el especial contexto de vulnerabilidad que afrontan las mujeres” que deben dejar sus países ante los conflictos armados, las persecuciones y las violaciones de derechos humanos.

 

19.2.18

Twitazo y Pañuelazo

Convocado por la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto, hoy entre las 12 y 14 horas, se llevó adelante un twitazo, al tiempo que de 18 a 20, se realizará un pañuelazo verde frente al Congreso para reclamar la aprobación del proyecto sobre aborto legal, seguro y gratuito.

 

Homofobia

Estudiantes del curso de verano de la cátedra de Medicina Legal de la Facultad de Medicina de la UBA, denunciaron que la docente, Gloria Ganci, dio clase sobre “delito homosexual” plagada de estigmas y clasificaciones discriminatorias. Los alumnos anticiparon que harán una presentación ante el Inadi y, mañana martes, realizarán un acto de repudio.

 

Del 21 al 8

El colectivo Ni Una Menos adhirió a la jornada de protesta y movilización convocada para el miércoles 21, al tiempo que decidió sumar sus propias consignas a la hora de marchar. Lo hizo en una reunión preparatoria del paro internacional de mujeres previsto para el 8 de marzo, que va a tener lugar en conmemoración del Día Internacional de la Mujer Trabajadora.

Monumento

Integrantes del movimiento Ni una Menos de Santa Fe se dieron cita en la costanera oeste de la capital y ante el monumento que recuerda a Carlos Monzón, repudiaron “la violencia simbólica que constituye la estatua para el colectivo de mujeres”. Ahí, a treinta años del femicidio de Alicia Muñiz, perpetrado por el ex campeón mundial de boxeo, colocaron pancartas en las que podía leerse “Ningún femicida con monumento” y “Este monumento nos violenta a todos, el Estado lo permite”.

  12.2.18

Justicia

Hoy lunes, integrantes del colectivo Lgtbi se dieron cita en la plaza principal de la localidad santafesina de San José del Rincón para exigir justicia por Adriana Stefanía “Cuqui” Holzinger Bonetto, que tenía 49 años y fue asesinada a puñaladas el jueves pasado por la madrugada dentro de su vivienda. Este es el sexto caso de femicidio trans que se perpetra en la provincia de Santa Fe en los últimos cuatro años. De todos, el único que tuvo condena fue el de Vanesa Zabala, ultimada en Reconquista, donde se aplicó la máxima pena a los cuatro acusados.

 

Femicidio

Cuando los vecinos que la oyeron gritar salieron al palier, Graciela Molina Hernández ya estaba muerta. Acababa de ser degollada por su ex pareja, Walter María Gómez. Fue la semana pasada en el barrio de Almagro y a plena luz del día. La víctima tenía 54 años y había denunciado por violencia de género a Gómez. Desde el lunes tenía un botón anti-pánico que le suministró la Superintendencia de Violencia Familiar y de Género de la Policía de la Ciudad. No está claro si cuando fue atacada no pudo activarlo o si lo hizo y nadie respondió al llamado. “Me mandé una macana”, dijo el femicida cuando, poco después, fue al Departamento Central de la Policía Federal para entregarse. En enero Gómez había dejado un mensaje intimidatorio a Graciela.

 

8.2.18

Taller

Después de que el jugador de Rosario Central, Fernando Tobio, fuera grabado a la salida de un bar agrediendo a una mujer, la entidad canalla le puso una sanción económica y, ayer, comenzaron a dictarse en el club talleres sobre violencia de género, al que deben asistir los jugadores del plantel superior. La capacitación está a cargo del Instituto Municipal de la Mujer de Rosario que preside Carolina Mozzi.

 

5.2.18

Asamblea

Más de mil de mujeres, lesbianas, travestis y trans se dio cita en la Mutual Sentimiento, en Chacarita, para protagonizar la primera asamblea Ni Una Menos, para organizar en la ciudad de Buenos Aires el segundo Paro Internacional de Mujeres que se va a llevar a cabo el 8 de marzo.

 

Movilización

Un numeroso grupo de personas participó de la Marcha del Orgullo Lgbt que se llevó a cabo por calles de la Villa Díaz Vélez, en la localidad bonaerense de Necochea, que reclamó por el respeto a la libertad de elección sexual y de aborto libre y seguro.

 

 

NUEVA MARCHA POR EL ABORTO22.6.2018

El martes, pañuelazo

La medida se concretará el próximo martes ante la demora que intenta el Gobierno Cambiemos sobre el proyecto de ley del aborto legal, seguro y gratuito que obtuvo media sanción en Diputados.

“No paran de vulnerar derechos constantemente”, alertó Ayelén Bicerne y agregó: “Macri pensaba que había una sociedad que avalaba su conservadurismo. Cuando dio el OK para debatir pidió que se escuchen todas las voces, pero no esperaba que la mayoría de los diputados votara a favor de nuestro proyecto”.

La subsecretaria de Igualdad de Género y Diversidad de Suteba lo dijo al respecto de la explicación de la vicepresidenta Gabriela Michetti sobre la supuesta dilación del debate del aborto legal, seguro y gratuito que iba a pasar por dos comisiones en la cámara, antes de la discusión en el Senado y ahora, por propia acción de la funcionaria macrista, debe pasar por cuatro, en lo que puede representar un estancamiento del proyecto de ley.

La presidenta del Senado recibió fuertes críticas por girar la iniciativa a la comisión de Presupuesto, algo que no sucedió, por ejemplo, con la ley de Educación Sexual Integral. Cabe destacar que dos de estas cuatro comisiones son presididas por senadores que, al igual que Michetti, hicieron pública su posición en contra de la legalización del aborto. Son la de Asuntos Constitucionales y la de Presupuesto y Hacienda, ambas lideradas por Dalmacio Mera y Esteban Bullrich respectivamente.

Ante esta situación el movimiento de mujeres, que tuvo constantes movilizaciones para la despenalización del aborto, convocó a un nuevo pañuelazo en todo el país el día martes 26 de junio. Hay que recordar que el reciente 13 de junio se logró la media sanción del proyecto presentado por la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito en la Cámara de Diputados.

Con las mujeres atentas

Ante esta situación, Bicerne alertó que “se está cercenando el derecho de debatir en el Senado” y que “el pase a cuatro comisiones quiere dilatarlo en el tiempo”. Además señaló que “la postura de Michetti es cambiar el proyecto y despenalizarlo, no legalizarlo”. “Eso implicaría que no tengamos centros de salud y obras sociales para acudir a esos lugares sanitarios”, remarcó.

Asimismo, la integrante de Suteba denunció: “seguiría todo el negociado de las clínicas privadas y sería una práctica inviable para las mujeres la decisión de abortar”.

Por otro lado, fue contundente respecto a la actitud de Gabriela Michetti al asegurar que “es una persona que cercena derechos” y que “ya se manifestó en contra de la ley del matrimonio igualitario en su momento”.

“Sus opiniones están atravesadas por sus creencias judeocristianas, pero como representante del Estado no debe anteponer sus creencias religiosas a un pedido de un sector de la sociedad que, como se comprobó la otra vez en el Congreso, es bastante amplio y masivo”, sostuvo.

Para finalizar hizo hincapié en que “nosotras sabemos que dentro del macrismo las políticas neoliberales van acompañadas de un pensamiento muy conservador”.

 

CRIMEN DE DIANA SACAYÁN18.6.2018

¡Fue travesticidio!

Así se determinó en el juicio que investigó la muerte de la activista travesti. En consecuencia el travesticida Gabriel Marino fue condenado a perpetua en un fallo histórico.

Trece puñaladas arrancaron a Diana Sacayán de este mundo hace más de dos años y medio. Todavía no tenía 40 años y ya era de las activistas travestis más importantes de Nuestra América. Su crimen fue investigado gracias al impulso de amigos y entidades de diversidad, ayudados por fuerzas políticas de avanzada. De no haber sido así, esta tragedia habría quedado, como tantas muertes de travestis en Argentina, olvidada en polvorientos casilleros judiciales.

La visibilidad de Diana Sacayan, bajo cuyo impulso se logró en nuestro país la primera ley de cupo laboral travesti o la avanzada legislación de Identidad de Género, permitió que no se olvidara esta muerte. La justicia investigó, halló culpables, los juzgó y uno de ellos, Gabriel David Marino, fue hoy hallado responsable de travesticidio (primera vez que esa figura se incorpora a nuestro acerbo judicial) y condenado por ello a la pena de prisión perpetua.

Exactamente el Tribunal Oral en lo Criminal y Correccional Nº 4 de la capital argentina, observó que el que sufriera la referente trans fue un “crimen de odio” bajo impulso del “prejuicio a la identidad de género travesti”. El travesticidio así quedó reconocido y ya no habrá juez en Argentina que pueda negar que en nuestro país se halla juzgado un crimen de esta índole sin haberse resaltado que por odio se mató y que por prejuicios se sigue matando.

Pero Marino no actuó solo en su ceguera ancestralmente machista, en su criminal impulso: fue considerado “coautor” del travesticidio por los jueces. Esto abre las puertas a muchas posibilidades para seguir persiguiendo justicia sobre la muerte de Diana Sacayán sin que quede un solo cabo suelto. La nutrida militancia Lgbti que impulsó el proceso, siguió sus vicisitudes y celebró el fallo histórico, será la clave para que la lucha siga su rumbo esclarecedor.

Palabras cruciales para enmarcar este juicio y esta sentencia en su época (sólo cinco días antes los diputados nacionales daban media sanción al aborto legal en Argentina en el marco de una verdadera y multitudinaria fiesta popular en las calles del país), los jueces Adolfo Calvete, Ivana Bloch y Julio Báez aseveraron que para que se diera el travesticidio “medió violencia de género”.

De esta manera, la pena que deberá cumplir el autor de las fatídicas puñaladas de odio, significará mucho más que una condena. Será lo que ya es: un ejemplo de que la perseverancia de lucha da su fruto si es secundada por la razón y el oído atento de las estructuras del Estado, de las cuales la Justicia es una sola de ellas.

Afuera de los tribunales en cuyo recinto se brindaba la sentencia, las y los militantes que lograron que esto llegara a este punto de justicia, se dedicaban en una radio abierta a divulgar la vasta obra política de Diana Sacayán en su breve y dura vida de activista y orgullosa travesti. De ella resaltaron la LEY 14783.

Esta, promovida por la Legislatura de la provincia de Buenos Aires y promulgada en septiembre del 2015, poco antes de la debacle neoliberal en las urnas nacionales, es conocida como Ley de Cupo Laboral Trans y, por si no fuera suficiente conocer el nombre de Diana Sacayán en el marco de la lucha Lgbti, lleva, además, el nombre de la activista. Sin embargo, todavía está lejos de ser implementada y falta una ley similar a nivel nacional.

Pero Diana, fallecida a los 39 años de edad, fue una rara privilegiada en el colectivo travesti de la Argentina: superó la brevísima expectativa de vida de sus hermanas. Este dato, se resiente de otro, ya que en nuestro país los crímenes de odio contras las travestis no cejan y son cada vez más crueles, como si el patriarcado en su batalla por persistir como clave del capitalismo se hubiera vuelto más cruel, más salvaje y más reaccionario todavía.

Las travestis son, tal como afirmaba Diana Sacayán y lo aseverara también su amiga y compañera de luchas, la inolvidable comunista Lohana Berkins, las más castigadas del sufrido colectivo Lgbti. Dueñas de una dignidad a prueba de golpes, balas, palizas policiales, discriminaciones de toda índole y estigmatizaciones innegables, con la condena al travesticida de Diana Sacayán cuentan con un somero pero valioso aliciente para seguir combate. Y con la memoria combativa de ella, que no está muerta aunque en honor periodístico a la noticia al comienzo de estas líneas debimos informar lo contrario.

La enorme conquista

La comunista Florencia Guimaraes García, activista travesti, luego de la sentencia y sin desmerecer los logros previamente comentados, se preguntó: “¿si Marino es el coautor, dónde está el autor de este travesticidio?”. Y agregó otra pregunta: “¿qué pasa que la Justicia no pudo identificarlo?”. “Acá hay otra persona que asesinó a nuestra compañera”, resaltó después.

“Para nosotras es un gran logro haber conseguido que se caratule el crimen de Diana como un crimen de odio”, valoró y adujo que lo ocurrido en el juicio es una “conquista enorme del colectivo travesti”. Pero remarcó: “de la figura de travesticidio nuestra camarada Lohana Berkins venía hablando hace muchos años” y “yo la recuerdo en un taller del Encuentro de Mujeres en Salta diciendo ‘compañeras, nuestros crímenes son travesticidios”.

“En lo que va del año ya tenemos 39 compañeras muertas, pero esos son datos que recopilamos nosotras porque no hay estadística estatal”, observó después.

Por su parte, Martín Lanfranco, activista Lgbti y amigo de Diana Sacayán, sostuvo: “no solamente se condenó a uno de los asesinos de Diana sino que se enmarcó el crimen dentro de la figura de travesticidio, que era lo que Lohana Berkins nos había dejado pendiente como trabajo”. Dijo que Diana Sacayán “sigue con nosotros incluso después de muerta, rompiendo los límites de lo posible, lo que no es menos en una Justicia patriarcal como esta”.

La lectura del juicio en lo esencial fue coincidente entre los militantes de género como de diversidad. En ese sentido, hemos de destacar que Julieta Alonso, militante de la Violeta de San Vicente, recalcó: “no queremos más travesticidios por desidia y omisión del estado nacional y provincial”. Y recordó a la activista como “una luchadora incansable de los derechos humanos de las personas travestis trans; sabía que sin trabajo las travestis no serán libres”.

“La justicia es misógina, patriarcal y transfóbica”, criticó Martín Jáuregui Lorda, secretario de Comunicación de Suteba La Plata y militante de Docentes por la Diversidad. Sin embargo opinó que el juicio por el travesticidio de Diana Sacayán, “es un hecho muy importante” porque “ella era una defensora de los derechos humanos y de las personas trans, travestis de nuestro país y el mundo”. Agregó: “el odio mata y tiene prácticas pensadas”.

Por su parte, la comunista Bárbara Palumbo, secretaria de Género de la CTA de Río Negro, expresó que Sacayán “siempre estuvo a la cabeza de todas las luchas de las travas y de las mujeres”. “ Muchas compañeras travestis han sido asesinadas por su condición de género, sólo porque han roto con el modelo impuesto de la masculinidad hegemónica”, repuso.

EL ESCENARIO TRAS EL VOTO14.6.2018

Análisis de la esperanza

Solana López consideró las perspectivas abiertas tras la media sanción de la ley que habilita el aborto legal, seguro y gratuito.

La provincia de Córdoba se debate entre la profunda recesión de su economía, otrora uno de los polos de diversificación industrial más poderosos de Nuestra América y una triste realidad política: pese a ser la rebelde tierra del Cordobazo y la Reforma Universitaria, sendos ejemplos mundiales de insurrección popular, es gobernada por la derecha ininterrumpidamente desde 1974.

Las profundas contradicciones que el debate por el aborto legal, seguro y gratuito en nuestro país mostró que atraviesan a las diversas fuerzas políticas argentinas, sin embargo no sirvió para que el panorama para la política cordobesa cambiara sustancialmente.

Esto se colige al saber que, de 18 diputados cordobeses en el parlamento nacional, sólo 5 expresaran la voluntad mayoritaria que se vio en las calles a favor del aborto médicamente asistido, que a lo largo de una jornada maratónica obtuvo media sanción.

Sin embargo, la provincia mediterránea no está alejada de la profunda marea verde que, desde el movimiento de mujeres, sacude al país y brinda esperanzas para la construcción anticapitalista, antipatriarcal y hondamente humanista. Por eso, Solana López, secretaria del PC de Córdoba y responsable nacional de la comisión de Género del partido, desde allí aventuró que lo alcanzado hoy “es un triunfo del movimiento de mujeres y, en particular, del movimiento feminista de la Argentina”.

“En este momento histórico está siendo una vanguardia de un proceso de ofensiva política en la Argentina y en el mundo”, dijo en referencia al feminismo, del que repuso: “es parte de un proceso a nivel internacional que en Argentina asume el papel de ofensiva y logra revertir posicionamientos que históricamente han sido retrógrados reaccionarios y liados a visiones y miradas ideológicas desde los dogmas religiosos, desde el conservadurismo”.

Nada nació de un repollo

La referente comunista y feminista cordobesa, expresó con respecto al feminismo que “en este escenario político logramos que se transforme en un movimiento de masas, en un emergente”. “Eso ha revertido el posicionamiento de buena parte de los diputados y diputadas nacionales permitiéndonos la media sanción”, señaló.

Con respecto al resultado de la votación en el Congreso tras los debates, López consideró: “está a las claras que es resultado de la lucha política que llevamos adelante las mujeres, en particular las feministas”. Agregó: “es un acumulado histórico que se nutre de un montón de otras experiencias que se han dado a lo largo de la historia de la humanidad”.

En ese sentido, sostuvo que lo logrado “tiene que ver con la lucha de clases como también con la lucha de derechos humanos y la anticolonialista”. “El feminismo se nutre de todas esas luchas”, puntualizó y añadió: “viene gestando y desarrollando como movimiento feminista una resistencia y una transformación de muchos años”. “Ha logrado dar saltos cualitativos poniéndolo en un instante revolucionario”, expresó después.

Sobre las contradicciones dentro de las fuerzas políticas que integran el Congreso Nacional, dijo: “en la sociedad existe una única matriz opresora que tiene dos formas de expresarse, la de clase y la de género”. “Fuerzas políticas que pueden llegar a tener acuerdos en cuanto al brazo opresor en términos de clase, tienen contradicciones en cuanto al brazo opresor en términos de género”, explicó.

Sostuvo que “vamos a ver estas contradicciones en fuerzas políticas y en frentes que, además, expresan un policlasismo” y que “por eso es importante entender que estas contradicciones se profundizan y esa contradicción se expresa como producto de la lucha callejera”.

En ese camino, manifestó finalmente: “si no hubiésemos desarrollado el nivel de lucha en la calle y el nivel de masividad que tomó la reivindicación, esas tensiones no se hubiesen expresado de esta manera”.

 

PALABRAS LAMENTABLES14.6.2018

Zoología y feminismo en el Congreso

Una diputada que votó en contra del proyecto de aborto legal, seguro y gratuito llegó a comparar a las mujeres con perras y a sugerir que tengan a sus hijos no deseados y después los regalen.

Las intervenciones en la cámara baja del Congreso Nacional para arribar a la media sanción de la Ley que de ser aprobada por el Senado legalizaría el aborto, brindaron discursos que, además de demostrar las profundas contradicciones que se de dan en el seno de una misma fuerza política, permitieron dilucidar cuánto queda en diputados y diputadas de Argentina de machismo, arcaísmo e intolerancia patriarcal.

Algunas palabras de los congresales, también, anotaron un poroto ya a lo perverso, ya a lo cínico o hipócrita (un diputado de Cambiemos, Mario Arce, votó en contra del proyecto aunque una ex pareja lo denunció públicamente por obligarla a abortar) o ya a lo ridículo y vejatorio. Es el caso de lo que profiriera Estela Regidor.

Esta diputada macrista por Corrientes llegó a comparar a las mujeres con perras al articular: “¿qué pasa cuando una perrita queda embarazada? No la llevamos al veterinario a que aborte”. De esta manera y tras definirse como “protectora” de los animales justificó su voto en contra del proyecto de aborto legal que, se sabe, evitará cientos de muertes de mujeres por abortos clandestinos.

Así, entre perritas si y mujeres soberanas de su cuerpo no, la congresista, con tierna cara de cachorro mojado, siguió profiriendo: “si fuéramos un poquito más animales, no mataríamos a nuestras crías, las criaríamos como fuera” y explicó que cuando una perra queda preñada “enseguida salimos a buscar a quién regalarle los perritos”. O sea que, sin presentarlo formalmente como un proyecto, sugirió que las mujeres embarazadas sin desearlo gesten su cría y después la regalen a, digamos, la vecina.

Esta clase de manifestaciones expresó lo encontrado del asunto entre los seis congresales correntinos, que ni siquiera pudieron votar unánimemente por bloques y que terminaron 3 a 3 la difícil disputa. El justicialismo, opositor al macrismo en la provincia, tuvo votos en contra del proyecto, en tanto una diputada del mismo sello político de Regidor votó a favor y sufrió notables repudios de sus correligionarios en la provincia.

Machismo con cara de mujer

Sonia López, presidenta del PC de la provincia de Corrientes, tras recordar que Regidor “subió allí a dedo y no por trayectoria” enfatizó que “es el modelo de mujer patriarcal y machista”. “Tiene la concepción de la mujer como un ser inferior al hombre”, agregó.

“Si las mujeres nos emparentamos con una perra en celo tenemos las mismas facultades maternales que una perra”, consideró con ironía y repuso que “si los niños nacidos de una mujer pueden compararse con cachorros que se regalan, estamos ante la cultura de la mujer como vientre reproductor de los modelos y continuidad de la riqueza del patrón”.

“Esta señora diputada es una esclava política del modelo conservador oscurantista y medieval que imponen en la provincia”, fustigó después y denunció: “las clases dominantes correntinas han pactado con los poderosos del puerto la pobreza que tenemos”. Analizó que “si vos creés que podés dejar crecer en un vientre ajeno una vida para después regalarla eso quiere decir que la mujer es sólo un vientre y que ese vientre no es de la mujer”. Y sostuvo que para Regidor “tiene más entidad la vida por nacer que la vida que existe”.

“Más allá de que hay leyes que le obligan a darle alimento, no hay ley que obligue al hombre a amar a su hijo”, reflexionó para inmediatamente manifestar que, en cambio, “si seguís con un embarazo no deseado y tenés ese hijo y lo das en adopción, sos una hija de puta que dejaste a tu hijo y ese es el punto que hay que superar”.

Por otro lado, Sonia López valoró el debate porque, a su juicio, “quedó clara la superioridad humanística, filosófica, científica, política, sociológica y, sobre todo, desde el punto de vista de la empatía en los legisladores y legisladoras que apoyan el proyecto de la campaña”. “Me gustaría saber cuántas vidas salvaron esos que hablan de las dos vidas”, añadió y adujo: “cuando se les acaba el argumento empiezan con razones sórdidas, bizarras, barrocas” y “te aparecen con bebés descuartizados o con que la mujer es una perra”.

Mientras en el Congreso Nacional se cerraba el debate tras una sesión maratónica de casi 24 horas, el presidente Macri visitaba Corrientes para decir, como si Regidor no representara a su fuerza política: “hemos podido dirimir nuestras diferencias con respeto”.

Al respecto, López consideró que el presidente se subió a un caballo que no es el suyo “desde el primer momento en que habilitó el debate al aborto”. Por eso sostuvo que “Macri no es un idiota”. Puntualizó: “vio cómo creció el movimiento de mujeres”. En ese sentido, sentenció: “la derecha argentina no subestima a las mujeres”.

El proyecto de ley irá al Senado14.6.2018

Mujeres que hacen historia

Después de una larga jornada, el aborto legal, seguro y gratuito logró media sanción en la Cámara de Diputados con 129 votos a favor. “Hicimos un gran trabajo coronado por este momento histórico”, celebró la integrante de la Corriente Lohana Berkins, Ivana Brighenti.

"Luego de una sesión de más de 24 horas, que culminó esta mañana, la Cámara de Diputados dio media sanción con 129 votos a favor y 123 en contra al proyecto de ley que busca despenalizar el aborto legal, seguro y gratuito.

La votación se terminó de definir cerca de las diez de la mañana cuando el interbloque del PJ pampeano, que estaba indeciso durante todo el miércoles, comunicó que se pronunciaba a favor de la despenalización. Ahora pasará por las diferentes comisiones de la Cámara Revisora del Senado que estaría en condiciones de debatir la iniciativa en julio.

Tal como ocurrió durante toda la campaña que devino en el tratamiento legislativo del proyecto que unificó diferentes miradas por medio de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto, Seguro y Gratuito, ayer una multitud acompañó la votación.

El movimiento de mujeres tiñó de verde el área norte lindera al Congreso donde se estableció una vigilia en la que no estuvieron ausentes el Partido Comunista y la Fede que sumó el rojo de sus banderas y pancartas.

Pero también logró un hecho histórico en materia de salud pública, que avanza sobre una lucha que el feminismo viene desarrollando desde hace varias décadas y que tomó un reverdecido impulso después de 1983, año desde el que la Campaña Nacional registra más de seis mil muertes maternas derivadas de la práctica clandestina de interrupción del embarazo.

El torbellino a favor de la despenalización, que tuvo su principal concentración en Avenida Callao, fue de carácter masivo en todo el país y sin dudas incidió en la decisión de algunos diputados indecisos al momento de emitir su voto. “Había hecho encuestas en La Rioja y me indicaban que más del cincuenta por ciento estaba a favor”, señaló el ex gobernador de esa provincia, Luis Beder Herrera, que pasó de la indecisión al voto positivo.

Movilización

Ivana Brighenti, es integrante de la Corriente Lohana Berkins, y resalta el rol que las comunistas tienen en el movimiento de mujeres.

“Llegamos hasta acá tras un largo proceso horizontal donde el 99 por ciento del movimiento de mujeres estaba por la ley de aborto legal, seguro y gratuito”, remarcó a lo que agregó que “es una reivindicación que venimos peleando desde la vuelta de la democracia, en búsqueda de autonomía para que las mujeres puedan decidir sobre sus cuerpos”.

En la misma línea, la militante del PC, expresó que “los sectores que están en contra no ven esta medida como una cuestión de salud pública” porque, recalcó, “ellos realmente no quieren que la mujer pueda decidir”.

Además, Brighenti hizo hincapié en la mirada clasista de la despenalización: “peleamos por el aborto legal porque entendemos que son las pobres las que están obligadas a someterse a una interrupción clandestina del embarazo”. Asimismo, fue contundente cuando aseveró que “esta perspectiva de clase, que estuvo presente en el proceso que llevó a la sanción favorable de hoy, también tiene que estar para los debates venideros como el de la abolición de la prostitución”.

Y, en este sentido, insistió en que “el sector que busca la reglamentación de la prostitución, habla de romanticismo y libertad de decidir” pero, hizo hincapié, “las comunistas no debemos dejar de denunciar que es una explotación y que son las pobres las que no tienen más alternativa que prostituirse para alimentarse”.

También resaltó el rol activo que las comunistas tuvieron en todo el proceso que llevó a la sesión que culminó esta mañana. “Fue muy importante nuestro trabajo dentro de la Corriente Lohana Berkins, donde dimos mucho debate y mucha militancia y ayer, desde muy temprano, nos estuvimos organizando para poder estar en la Plaza más de 26 horas”.

Tras lo que celebró “el clima festivo que hubo en la Plaza que culminó con este triunfo para el que, desde el PC y la Corriente, hicimos un gran trabajo que se ve coronado por este momento histórico que nos debíamos hace muchos años”.

Y, finalmente, Ivana Brighenti remarcó que, “seguramente, el Gobierno Cambiemos tiró la idea de que se pueda discutir en el Congreso para tapar otros temas”, pero aclaró que “la cosa no le salió bien, porque no creo que ellos pensaran que íbamos a lograr este nivel de debate, que se profundizó y consiguió un fuerte manejo de las calles”.

 

Mañana se debate en diputados12.6.2018

Vamos los pibes

Varios colegios secundarios fueron tomados hoy por los alumnos que se proclaman a favor de la despenalización del aborto. “Tenemos derecho a recibir información y a tener una Ley”, coinciden estudiantes de diferentes establecimientos.

"Es un símbolo del pasado que se resiste a irse", dijo el ministro de Educación Alejandro Finochiaro, al referirse a la toma de catorce establecimientos educativos secundarios, que miles de estudiantes protagonizan en el contexto de la vigilia que se está desarrollando para impulsar la sanción favorable del proyecto de ley que regula la interrupción legal de embarazo.

Pero contra lo que asevera el ministro, la demanda de los alumnos tiene mucho que ver con el presente y también con el futuro. “Hay una historia del movimiento feminista y de la campaña que esta hace trece años”, dijo Lucia Itzcovich, coordinadora de Cuerpo de Delegados del turno mañana, de la Enem 12 Julio Cortazar y militante de la FJC.

Tras lo que hizo hincapié en que “es increíble como las nuevas generaciones se proclaman, cada vez más, a favor de esta iniciativa, algo ves en el colegio donde este año entraron a primero pibes con el pañuelo verde”.

Como se recordará, al cierre de esta edición comenzaba la vigilia que rodea el Congreso donde, mañana miércoles, se espera la votación que va a definir si la iniciativa que tiende a regular la interrupción del embarazo pasa tal cual está al Senado.

Pero esto es sólo una parte del problema. Mientras en 2015 la inversión destinada a la Ley de Educación Sexual Integral fue de 55.755.738 pesos, hoy sólo alcanza a 27.662.623.

Otro dato que alarma es el que señala, que mientras en 2015 se capacitaron, 16.914 docentes online en esta temática, dos años más tarde apenas alcanzaban a 4.450.

“El tema de la educación sexual integral es algo que reivindicamos hace años dentro del movimiento estudiantil secundario”, recalcó la secretaria general de Centro de Estudiantes del Colegio Julio Cortázar, Juanita Pedraza.

Y fue clara cuando resaltó que, los jóvenes y adolescentes, “somos el sector más vulnerado ya que no estamos recibiendo ningún tipo de información sobre cómo cuidarnos ni cómo manejar nuestra salud sexual”, por lo que “somos las pibas dentro de los colegios las que estamos llevando a cabo estas tareas de capacitación para ser promotores en salud y poder brindarla dentro de nuestros colegios”.

Pero la cosa puede ser aún peor. Si prospera el acuerdo que el Gobierno Cambiemos pretende sellar con el FMI, tal como lo señaló ese organismo en su informe 2017, las partidas correspondientes a Salud y Educación estarán entre las principales áreas que van a sufrir considerables recortes.

Entonces, más allá de militar y saludar la posible sanción favorable del proyecto, es prudente no olvidar la necesaria mirada que, desde una perspectiva de clase y género, debe tenerse sobre esta cuestión.

Luche que se escuche

Al respecto, Lucia Itzcovich remarcó la importancia que tiene la lucha estudiantil, particularmente en este caso la que desarrollan los colegios secundarios, para lograr concientizar sobre la necesidad que tiene la sanción favorable del proyecto.

Y fue contundente cuando destacó que “dentro del movimiento de jóvenes, se viene avanzado mucho en lo que se refiere a la política de género”.

Además analizó las reformas educativas que intenta implementar el gobierno nacional. “La Secundaria del Futuro y lo que es la reforma Unicaba, no vienen de la nada”, recalcó e hizo hincapié en que “por eso debemos dar la lucha en conjunto con los terciarios y otros sectores para frenar este nuevo intento que ataca a la Educación Pública”.

Por otro lado, a la hora de analizar el papel que tienen los jóvenes en el debate abierto en torno a la problemática de género y el aborto, Juanita Pedraza, celebró que “el movimiento estudiantil logró llevar adelante la discusión y la clarificó”.

Y reflexionó: “pusimos sobre la mesa que abortamos, que esto sucede, y que va a seguir sucediendo”, tras lo que “no somos una generación que planteamos tabúes, sino que venimos a la plantear realidades y lo hacemos en un marco derecho que entiende y clarifica que las mujeres debemos decidir sobre nuestro cuerpo” por eso, reclamó, “como jóvenes tenemos el derecho a recibir información”.

DE CARA A UNA VOTACIÓN HISTÓRICA12.6.2018

La importancia del aborto legal

El miércoles los diputados nacionales pueden dar un primer paso para que las mujeres sean un poco más libres en la Argentina. Pero no todo está dicho y las comunistas estarán allí para profundizar y luchar, sin olvidar que el enemigo es el capitalismo y que el patriarcado sigue firme.

A horas de que empiece la crucial votación en la cámara baja del Congreso Nacional por despenalizar el aborto en la Argentina, el país vive terribles situaciones:

1) El ajuste gubernamental del gobierno sobre los que menos tienen está atizado por el retorno del FMI, que augura un paquete más drástico todavía de medidas antipopulares.

2) Marines de EE.UU. se muestran impunemente custodiando nadie sabe qué en las inmediaciones de Plaza de Mayo mientras se cierran pactos entre el Estado argentino y el estadounidense para consolidar la presencia imperial dentro de nuestras fronteras.

3) El gobierno británico abiertamente diseña y construye los más avanzados dispositivos misilísticos para instalarlos en nuestras Malvinas. En tanto, los malvinenses tuitean mensajes en los que el actual gobierno argentino es visto poco menos que como un amigo por esos monarquistas ocupando territorio argentino para beneficio de la corona.

4) Prosperan debates congresales para convertir en parques nacionales algunos de nuestros más valiosos recursos. Detrás de esas intenciones, aparentemente probas, no dejan de vislumbrarse los colmillos imperialistas camuflados en “oenegés” amantes del medio ambiente cuando no de los seres humanos que los habitan.

5) Estudios del espectro docente comprueban que a las escuelas argentinas, en un país que produce alimentos para más de 450 millones de personas, acuden nuevamente niños con desnutrición y parásitos.

Presentada esta somera lista, que sólo puede expresar algunos puntos demasiado evidentes de esta hora histórica de la patria argentina, conviene especificar las razones comunistas para seguir planteando en el Congreso y en las calles la lucha antipatriarcal, sobre todo en estos días en que, a la luz de todo lo mucho que pasa, surgen voces que cuestionan el rol jugado por el movimiento de mujeres.

De aquí al miércoles, cuando se vote en el Congreso, en tanto no cesará el “poroteo”, porque aunque el off the record augure que el proyecto de legalización del aborto médicamente asistido supere los debates y dé su primer paso para convertirse en ley, ya hay diputados leyendo encuestas y cambiando su voto público.

En esa jornada, que comenzará a las 11 de la mañana, las comunistas estarán en la plaza dando su grito a favor de la despenalización y la legalización. Pero, imbuidas de una mirada de clase muy precisa y distinguida dentro del movimiento de mujeres, estarán diciendo mucho más, todavía, que el revolucionario eco del “vivas nos queremos”.

La vuelta roja

La comunista Bárbara Palumbo, secretaria de Género de la CTA Río Negro, tras observar que “lo que se trata en la cámara de diputados, que sería el primer paso, es absolutamente transversal a los partidos” ya que “no es que los partidos políticos tienen unanimidad respecto de sus posturas”, remarcó tajantemente que lo debatido es fruto de “una lucha que lleva en Argentina 13 años”.

Recordó que la lucha del pañuelo verde “empezó siendo pensada por la despenalización” aunque ahora “luchamos por la despenalización y legalización” del aborto médicamente asistido. Y señaló que en consecuencia “la campaña lleva más de diez años y consideramos una victoria del movimiento de mujeres que se esté tratando en la Cámara este proyecto”.

“Es una victoria del movimiento de mujeres lograr este nivel de debate al respecto del tema”, recalcó, dicho lo cual, puntualizó: “en principio se dijo que el gobierno de Macri habilitó la discusión y había sectores que lo legitimaban diciendo que la iniciativa venía del gobierno nacional, pero la verdad es que el gobierno de Macri se maneja mucho por cuestiones de marketing y ha leído que hubo movilizaciones masivas de mujeres que son cada vez más masivas”.

En ese sentido, aclaró que “hay unos pronunciamientos fuertemente antineoliberales en expresiones colectivas del movimiento de mujeres, como el rechazo al endeudamiento y al acuerdo con el FMI”. Repuso: “el movimiento de mujeres en su mayoría está en contra de este gobierno y lucha no solamente por los derechos de las mujeres sino también contra este contexto neoliberal de ajuste”.

“En nuestros documentos y discursos, además de la exigencia de una ley como esta, aparece el rechazo al endeudamiento, el ajuste y las reformas”, resaltó. Y adujo que si bien “las cuestiones específicas son importantes”, la eventual aprobación del aborto legal, seguro y gratuito sería “un paso más en el movimiento de mujeres”.

Palumbo también valoró el nivel organizativo del movimiento y lo usó de ejemplo recordando que en él “se logra amplitud y diversidad previa para la organización”. “Emociona mucho ver que en todos los puntos del país estamos coordinadas”, añadió y consideró: “el movimiento de mujeres está dando demostraciones fuertes de que hace planteos políticos respecto de los derechos de las mujeres y su lucha histórica contra el patriarcado pero también contra el capitalismo”.

“Está todo en disputa”, apuntó y recordó que la vitalidad actual del movimiento argentino de mujeres “tiene que ver con sacudir lo instituido”. “Eso toca fibras genera resistencias”, le sumó y advirtió que las comunistas buscan “concientizar de lo dañino que es el sistema capitalista, el sistema patriarcal” para “generar cada vez más consenso y niveles de unidad y amplitud y, como decimos siempre nosotras, de profundidad”.

 

CRIMEN DE NATALIA MELMANN8.6.2018

El cuarto femicida

Incriminado por su ADN en el cuerpo de la víctima, llegó a juicio a 17 años del femicidio. La madre de la chica aseveró que la Justicia sigue sin investigar sobre el quinto criminal, cuyo ADN también se ha identificado.

A comienzos de febrero del 2001, cuando Miramar vivía el pleno de su temporada estival, un grupo de policías bonaerenses secuestró a Natalia Melmann, la torturó, violó y asesinó. Los uniformados mantuvieron oculto el cadáver durante cuatro días y después lo arrojaron al Vivero Dunícola, un bosque lindero a la ciudad balnearia, para que la descomposición del cadáver borrara las pruebas de su participación en los hechos.

Hallado el cuerpo, tres de los policías fueron detenidos y juzgados por el crimen, no sin antes pasar los familiares de la joven miramarense notables tribulaciones en pos de la justicia. En consecuencia, los femicidas fueron condenados a reclusión perpetua lo que, aunque significó un mínimo de 25 años de cárcel para cada uno, no impidió que a menos de 15 años de haberse efectuado la sentencia salgan a la calle con el beneficio de salidas transitorias.

Así, mientras la injusticia asesina camina por las calles de la pequeña ciudad, otro de los acusados llegó al juicio. Se trata de Ricardo Panadero quien, pese a haberse hallado ya en el proceso original su ADN en el cuerpo ultrajado de Natalia Melmann, esperó en la calle durante 17 años para enfrentar a los jueces.

En tanto, un quinto asesino sigue sin ser buscado por la Justicia ni investigado. La existencia de este se colige de la presencia de su ADN, también, en el cuerpo de Melmann. Su madre, Laura Calampuca, lo ilustró así: “las pruebas más científicas y justas sobre el cuerpo de mi hija determinaron que había ADN de cinco personas”. Agregó: “no se encontró más por la descomposición”.

Su testimonio, como el del padre de la niña (tenía 15 años cuando la mataron), ya se brindaron en el marco de este nuevo proceso, llevado por el Tribunal Oral 4 de Mar del Plata y sobre el que no se aplica el agravante de femicidio, figura legal que no existía al momento de concretarse el crimen. Debido a esto, Panadero es juzgado por privación ilegal de la libertad, violación y homicidio.

Luchar como una madre

Laura Calampuca, madre de Natalia Melmann, es afiliada al PC, partido que en todo momento acompañó sus luchas. Recordó que su hija asistía a reuniones partidarias desde temprana edad.

Luego enfatizó que el rol de Ricardo Panadero en el crimen es “el mismo que el de los demás: el secuestro, la tortura, el abuso sexual y el asesinato”. “La tiraron en el vivero dunícola para que el asesinato recaiga en un único civil”, señaló y remarcó que “de este otro hombre que está siendo ahora juzgado hay un bello pubiano”, tal como demostraron los estudios de ADN.

“Del quinto existe el ADN pero no sabemos de quién es porque la justicia no se abocó a buscarlo”, expresó y resaltó que “a las pruebas las aportó casi todas mi hija” y que “hay una sola testigo que vio cuando subían a mi hija al móvil policial, cuando la arrastraban”. “Primero la golpearon para reducirla y después la metieron en un móvil”, recordó.

Calampuca adujo que todavía se pregunta a sí misma por qué Panadero no llegó antes a juicio así “como por qué tampoco están buscando al quinto asesino”. “En un momento nos dijeron que nos teníamos que conformar con lo que hay”, dijo y observó: “no olvidemos que estamos hablando de la corporación policial bonaerense”.

Con respecto a Miramar, sostuvo que “esto es un pueblo feudal donde estos tipos manejaban la calle y la caja”. Y le sumó: “cuando fuimos a declarar la desaparición de mi hija nosotros no sabíamos, pero ellos sí, lo que había pasado”. No es raro esto: estaban hablando con los asesinos de la niña que todavía buscaban. Se quejó que en su momento al caso “lo catalogaron como fuga de hogar” y de que entonces “venían a mi casa a buscar a mis otros hijos para salir a buscar a Natalia”.

Sobre las salidas transitorias de los condenados, manifestó: “no tienen ni pulsera, ni tobillera, los familiares los llevan y los traen”. “Andan por las calles cuando tendrían que estar en su casa o en la casa que eligieron, que encima está a dos cuadras de la mía”, repuso y consideró esto como “una improcedencia por parte del juez”.

“Espero que se haga Justicia aunque la Justicia no aplaque el dolor ni me devuelva a mi hija”, dijo. “Mi mayor deseo es que el pueblo de Miramar, que nunca salió a pedir ni un pedazo de pan por terror, tome conciencia y luche”, expresó y añadió: “Naty sembró la semillita y hoy se puede ver cantidad de mujeres que han salido a la calle”.

“No hay que tener miedo porque el miedo paraliza”, sentenció y sostuvo: “esto debe dejar de ser un pueblo feudal para que podamos vivir libres”.

Una ciudad vestida de verde (y rojo)5.6.2018

Ni una Menos y algo más

La movilización llevada a cabo ayer hacia el Congreso Nacional fue multitudinaria y dejó consignas claras. El Partido Comunista dijo presente.

“Sin aborto legal no hay Ni Una Menos”, fue una de las consignas que más fuerte se hicieron sentir ayer durante la multitudinaria movilización que se llevó a cabo hacia el Congreso de la Nación conmemorando el tercer aniversario de la primera marcha Ni Una Menos.

En la oportunidad, el verde de los pañuelos rodeó el Palacio legislativo en una movilización en la que participaron representantes de colectivos feministas, partidos políticos -entre ellos el PC-, organizaciones sociales y sindicales, entre ellas las CTA y gremios enrolados en la CGT, así como colectivos feministas.

Presente en la movilización, la responsable de la Cátedra de Género y Clase Alcira De la Peña del Cefma, Ivana Brighenti, hizo hincapié en las “consignas claras” con las que el Partido Comunista se movilizó como derecho al aborto, cese de la feminización de la pobreza, fin de los travesticidios, justicia para Diana Sacayán y el rechazo al acuerdo entre el Gobierno Cambiemos y el FMI.

“Esas razones juntas significan Ni una menos, incluso la libertad de Milagro Sala y las compañeras de La Tupac” recalcó y reflexionó que “no puede haber Ni una Menos, si no hay justicia por el travesticidio de Diana Sacayán, si el FMI se inserta otra vez en nuestro país y seguimos sus lineamientos”.

Pero tampoco “si no se aprueba la ley sobre el aborto que motiva esta campaña que se está haciendo”, en cuyo contexto, tiene lugar en el Congreso “una discusión histórica”.

Tras lo que definió: “no hay Ni una Menos, si no hay una defensa acérrima de las travestis que están siendo prostituidas junto con otras mujeres”, algo que sumado a las anteriores “significan Ni una Menos para nosotros, para nuestro Partido”.

Presencia juvenil

A la hora de calificar la contundencia de la movilización de ayer, Ivana Brighenti fue clara. “Es una marcha bastante importante” y resaltó la gran presencia de jóvenes, tras lo que añadió que fue “una marcha de mujeres, de travestis, de varones que también nos acompañan porque es lo que corresponde”.

Asimismo, definió el papel de la lucha del movimiento de mujeres en contra las política del Gobierno Cambiemos. “Es parte sustancial de la lucha en contra del gobierno y del macrismo” indicó y recalcó que “el movimiento de mujeres es muy difícil y heterogéneo, pero está en la calle permanentemente y ha salido a apoyar las otras marchas que hemos realizado en contra de los tarifazos y el FMI”.

Por eso, insistió, “es un rol importante de las mujeres, de las travestis, de las jóvenes que cada vez mas están tomando las calles para la defensa de sus derechos y los del conjunto”.

 

SORORIDAD EN LAS CALLES4.6.2018

Ellas marchan por ellas

Al cierre de esta edición el colectivo de mujeres se manifestaba multitudinariamente en las calles en el marco de la cuarta marcha #Niunamenos. Las comunistas exigen el aborto médico, el cese de femicidios y travesticidios, el fin de la feminización de la pobreza y el retiro del FMI.

El grito que lanzaran las mujeres argentinas el 3 de junio del 2015 tuvo eco en todo el mundo. Desde aquella fenomenal convocatoria en contra de los femicidios, efectuada tras la consigna #Niunamenos y surgida tras varios terribles y resonados hechos de violencia patriarcal, las marchas de mujeres bajo la misma consigna se reprodujeron de país en país y conformaron una ola magnífica, imparable.

De esta suerte, hoy podemos decir que la marcha por el #Niunamenos ya no es un fenómeno argentino sino uno que recorre toda Nuestra América y Europa para exigir el fin de la fiebre femicida, discriminatoria y violenta contra la mayoría de la humanidad: las mujeres. Por eso el día de ayer, se realizó la cuarta gran muestra de unidad femenina en pos de un grito que exige Justicia.

Tuvo réplicas en muchas partes del mundo, desde España hasta Italia y México, pasando por Chile, Brasil o Uruguay. En nuestro país, cediéndose a Buenos Aires el privilegio de realizar su movilización masiva hoy lunes, las calles de las principales ciudades se tiñeron de violeta, el color que las une, y de verde, que manifiesta un reclamo colectivo cada vez más fuerte: aborto legal, seguro y gratuito.

Cada 18 horas una mujer es asesinada en Argentina por su condición de mujer, cifra que por sí sola habla a las claras de la urgencia que reviste tomar medidas al respecto y que explica, aunque sólo en parte, la marcha que al cierre de esta edición se hacía multitudinaria en la capital. A este reclamo urgente, las comunistas agregaron otros no menos urgentes: el fin de los travesticidios, el reclamo por que se detenga la feminización de la pobreza, la exigencia de justicia para Diana Sacayán y el retiro del FMI en nuestro país.

Mendoza, Rosario y La Plata ayer protagonizaron las convocatorias más fuertes. Hoy, las calles de Buenos Aires replican esos gritos realizados en otras grandes ciudades argentinas. Son las manifestaciones que, rebelándose contra muchas injusticias, impulsan a los “machos” a replantearse sus privilegios, dan combate al patriarcado con envidiable valentía y ponen al colectivo de mujeres al frente de las luchas contra el capitalismo neoliberal.

Motivos rojos

Las comunistas acudían a la manifestación porteña bajo el mismo convocante unánime: #Niunamenos. Pero agregaron otros, fruto de nutridos y renovados debates, como la exigencia del cese de la violencia contra mujeres, travestis y trans, el fin de la feminización de la pobreza y la partida del FMI de nuestro país. Ello sumado, claro, el reclamo por el aborto médico.

Romina Pereira, activista lesbiana, responsable de diversidad del PC y secretaria de Género de la CTA La Matanza, tras aclarar que “el debate del aborto es histórico” y explicitar que en esa instancia congresal “hubo ausencias y está claro que el debate no representa al movimiento popular de mujeres argentino y mucho menos al movimiento feminista”, manifestó: “vamos a encontrarnos con una marea verde”.

Dijo que las mujeres están expresando “este es nuestro cuerpo, nuestro territorio” y consideró que el movimiento de mujeres en la Argentina “se va parando en política de una manera que tiene que ver con enfrentarse al macrismo”.

Asimismo, puntualizó que estas luchas salen al cruce del “planteo que hubo en el movimiento popular de que Macri impulsaba el debate del aborto en relación a una ofensiva anti Papa Francisco”. En ese sentido, adujo: “eso es tirar por la borda años de lucha del movimiento de mujeres en la Argentina”.

Explicó que mientras “algunos planteaban que era como una cortina de humo discutir aborto en lugar de discutir otras cuestiones, la realidad es que se pudo discutir el aborto y desarrollar dos marchas federales y una cantidad de movilizaciones en contra del macrismo”. Agregó: “la cortina de humo sólo produjo un poco de tos a los ministerios del Estado macrista”.

“Es mentira que moral y culturalmente no se podía hablar de aborto”, señaló Pereira para remarcar que lo que hoy “sostienen los números es que sin dudas el pañuelito verde le ganó al muñequito del feto-ingeniero”. “La realidad es que les venimos ganando”, resaltó para luego advertir que “el pañuelito no le lava la cara absolutamente a nadie”.

Posteriormente, valoró el rol de las comunistas “en todas las movilizaciones que hubo ayer en muchas provincias”. Repuso: “más allá de las presiones logísticas de los aparatos del trotskismo, que discuten aborto de manera mecánica, las comunistas vienen jugando un rol profundo, dialéctico, de horizonte y están construyendo las relaciones internacionales que tienen que ver con que la movida va a ser en distintos países del continente”. “Hemos logrado que esta lucha verde se vaya traduciendo en una marea importante en términos regionales”, añadió.

Con respecto a los ítems de la marcha, Pereira destacó que el reclamo de “fuera el FMI” tiene que ver con que “esta es una movilización que responde a la ofensiva patriarcal que está encarnada hoy por la derecha más ortodoxa”. Le sumó que “el mundo de la femineidad es oprimido por el patriarcado y por el capitalismo”.

Explicó el pedido por el cese de la feminización de la pobreza diciendo que “en un país en el que está habiendo despidos masivos, las primeras despedidas son las mujeres porque son las que, supuestamente, generan más gastos a la patronal”. En ese marco, sostuvo: “la plusvalía de la patronal no está en riesgo en la Argentina”.

Con respecto a los travesticidios y femicidios, manifestó que “el asunto en Argentina crece en términos de números” mientras “el poder judicial está más preocupado por Nisman que por las cientos de mujeres asesinadas el año pasado”. “El poder judicial es el núcleo fundamental de los poderes fascistas”, repuso y agregó: “eso contagia profundas concepciones patriarcales”.

“El número de personas travestis asesinadas en el país crece”, advirtió y remarcó que “el grado de violencia creció en Argentina comparativamente con Brasil, que es el país en el continente con más crímenes de odio en los últimos 15 años”. “Hay una ofensiva patriarcal”, recalcó y observó: “no puede haber ofensiva neoliberal y fascista sin ofensiva del patriarcado”.

Congreso Abolicionista Internacional29.5.2018

El capitalismo prostituye

“A esto hay que seguirlo, ya hemos hecho nuestro encuentro abolicionista nacional, hay que replicarlo y seguir combatiendo el sistema prostituyente, al capitalismo y al imperialismo”, dijo la integrante de Furia Trava Feminista, Florencia Guimaraes.

Días atrás, en el Centro Cultural San Martín de la Ciudad de Buenos Aires, se llevo adelante el Primer Congreso Internacional Abolicionista organizado por Furia Trava, Madres Víctimas de Trata, Red Alto al Tráfico y a la Trata (Ratt-Argentina) y Trece Rosas.

El encuentro se realizó con la participación de representantes de agrupaciones feministas, partidos políticos, organizaciones sociales, de derechos humanos, sobrevivientes, personas en situación de prostitución que debatieron para reunir los últimos aportes teóricos y empíricos sobre prostitución y trata, así como para promover un pensamiento crítico de la cultura prostituyente.

En la reunión además se busco socializar experiencias exitosas que tienden a construir alternativas a la prostitución, pero también se buscó concientizar sobre la problemática a un público no familiarizado en la problemática desde una perspectiva abolicionista.

De igual manera se trató de difundir las luchas de las sobrevivientes de prostitución así como de familiares que buscan justicia por las víctimas del sistema prostituyente.

Otro de los puntos en los que se hizo hincapié fue la generación de redes con el movimiento abolicionista de otros países para compartir experiencias y fijar nuevos rumbos, como asimismo, promover la unificación de la lucha abolicionista ante la avanzada del regulacionismo.

Por otro lado, en el congreso se desarrollaron mesas de exposición con ponencias y debates, también hubo paneles con sobrevivientes del sistema prostituyente y mujeres que nos contaron las experiencias de lucha contra ese sistema.

Éxito

Al respecto, la integrante de Furia Trava Feminista, Florencia Guimaraes, no ocultó su satisfacción por el resultado del Congreso. “Estoy muy contenta de poder ser organizadora de este Primer Congreso Abolicionista Internacional que surge de la necesidad de encontrarnos para hacer este encuentro donde estamos, en primer lugar, las voces de las sobrevivientes de la prostitución”, recalcó.

Asimismo, destacó que el encuentro fue un espacio “donde pudimos debatir, contar nuestras experiencias, nuestra luchas, como nos organizamos y la historia del abolicionismo”.

Y con claridad explicó: “me da orgullo estar acá como travesti”, aunque “mucho más orgullo me daría que estuviera Lohana Berkins que era nuestra referente y que también nos fue arrebatada por este sistema prostituyente”.

Pero, aclaró, “estamos acá por Diana, por Lohana y por todas las travas, mujeres, niñas y niños que son prostituidas por este sistema”.

También señaló que “fue un congreso intenso de tres días, de muchísimos paneles y charlas, de formarnos y llevarnos un montón de herramientas”, tras lo que se mostró esperanzada en que “esto se expanda” y apuntó a “la importancia de ver tantas jóvenes participando de este encuentro, desmitificando que las abolicionistas somos viejas, feas y gordas: somos hermosas, luchadores y hay cada vez mas compañeras y compañeros que se suman”.

Por eso, “a esto hay que seguirlo, ya hemos hecho nuestro encuentro abolicionista nacional, hay que replicarlo y seguir combatiendo el sistema prostituyente, al capitalismo y al imperialismo”.

 

CASIANA GATICA EN EL CONGRESO NACIONAL24.5.2018

“El aborto es para nosotras una cuestión de clase”

Representando al PC, la militante puntana brindó un discurso en comisiones para dejar clara la posición comunista al respecto del debate por la legalización del aborto.

“El tiempo de legalizar el aborto es ahora”, dijo la militante comunista puntana e integrante de la Corriente Nacional Lohana Berkins, Casiana Gatica, para referirse a la urgencia que reviste en la Argentina la despenalización del aborto y su legalización en los ámbitos de la salud pública.

La acompañó un importante número de militantes rojos, la mayoría mujeres, quienes elaboraron posteriormente una gacetilla en la que afirmaron que “con el legado de Fanny Edelman y de Lohana, nuestra camarada expone a favor de la despenalización y legalización del aborto, exigiendo al Estado el derecho a decidir sobre nuestros cuerpos y nuestras vidas”.

Entre otras cuestiones, Gatica sostuvo: “medio millón de mujeres, quedamos entrampadas en el aparato de dominio que nos impone este sistema, donde las instituciones que reproducen la lógica patriarcal y androcéntrica aportan el basamento cultural y moral, limitando nuestro ser a una mera función reproductora, convirtiéndonos en máquinas proveedoras de mano de obra barata o peor aún, gratuita”.

“El aborto, lejos de ser un debate moral o religioso, es para nosotras una cuestión de clase, una cuestión política” agregó y continuó: “somos nosotras, las mujeres trabajadoras y mujeres pobres las que no accedemos a realizarnos la intervención con los cuidados que requiere. Somos nosotras, las que aun habiendo tomado la decisión de no querer ser madres no contamos con los recursos o la información necesaria”.

La activista también denunció en su intervención en el Congreso que “en este contexto, los logros que alcanzamos, luego de años de organización y lucha en el movimiento feminista argentino, se ven amputados por el desfinanciamiento que este gobierno lleva adelante desde hace dos años mediante la subejecución de los presupuestos de la Ley de Educación Sexual Integral y de los Programas de Salud Sexual Reproductiva, derechos que para nosotras son fundamentales e integrales”.

Expresó: “de donde vengo, la provincia de San Luis, el aborto también es parte de nuestra cotidianeidad. En ese sentido, consideró: “desde allí venimos a decirles que por cada mujer que aborta en la precariedad, por cada mujer trabajadora que se nos muere en el intento de vivir por fuera de la normatividad impuesta, por cada mujer que termina presa porque decide ejercer la soberanía sobre su cuerpo, por cada una de ellas, somos millones a su lado, sosteniendo, luchando”.

“Desde el Partido Comunista y la Corriente Nacional Lohana Berkins queremos decirles que ahora es el momento de dejar de lado sus creencias religiosas y morales y legislar en pos de nuestros derechos, de ponerse en nuestra piel y entender que se trata de nuestra vida, nuestra salud, nuestra autonomía y soberanía a decidir sobre nuestros cuerpos”, adujo y, finalmente, resaltó: “parafraseando a nuestra querida Comandanta de Mariposas, Lohana Berkins, ‘el tiempo de legalizar el aborto es ahora’”.

Sigue el juicio por su asesinato4.4.2018

Justicia por Diana Sacayán

“Junto a Lohana y todo el colectivo trans y travesti fue, es y será siempre un claro ejemplo de lucha por la inclusión, la igualdad y la justicia social, las dos fueron luchadoras incansables por los Derechos Humanos”, recalcó Ayelen Bicerne, subsecretaria de Género de Suteba.

“Queremos que de una vez por todas se haga justicia por Diana después de varias postergaciones del juicio donde además el Inadi actúa como querellante junto a la familia de Diana”, recalcó Ayelen Bicerne, subsecretaria de Género de Suteba al referirse al juicio que tiene lugar en la Ciudad de Buenos Aires por el asesinato de la militante trans Diana Sacayán.

Vale recordar que por este delito, Gabriel David Marino, de 25 años, está detenido desde octubre de 2015, y es juzgado desde hace casi un mes por el Tribunal Oral en lo Criminal y Correccional imputado de los delitos de "homicidio triplemente agravado por haber sido ejecutado mediando violencia de género por odio a la identidad de género y con alevosía y robo".

Este es el primer juicio por travesticidio que se sustancia en la Ciudad de Buenos Aires. Antes sólo se realizaron dos en el país: los que se realizaron por los crímenes de Natalia Sandoval y Vanesa Zabala, en Mendoza y Santa Fe respectivamente, pero en esos casos, aunque la sentencia fue perpetua, no se aplicó el agravante de odio de género.

Diana Sacayán fue ultimada a puñaladas, en octubre de 2015, dentro de su departamento del barrio de Flores. Su cadáver fue hallado dos días después -atado de pies y manos- y la autopsia reveló que la víctima presentaba 27 lesiones en su cuerpo, trece provocadas por un arma blanca, presumiblemente con un cuchillo secuestrado en la escena del crimen.

Hablar claro

Al respecto, Ayelen Bicerne es clara cuando insiste con la trascendencia de este proceso al que califica como “histórico”, ya que las querellas del Inadi y la familia de Diana Sacayán “piden condena por travesticidio junto al crimen de odio”.

Y resalta que, “si esto sale sentaría precedente”, algo que “significaría un paso importante en lo jurídico, visibilizando la particular violencia que sufren las compañeras travestis”.

Por otra parte, la secretaria de Género de Suteba, destacó que “Diana fue un ejemplo de militancia y compromiso”, tras lo que hizo hincapié en que “junto a Lohana y todo el colectivo trans y travesti fue, es y será siempre un claro ejemplo de lucha por la inclusión, la igualdad y la justicia social, las dos fueron luchadoras incansables por los Derechos Humanos”.

También señaló que es preciso “visibilizar las injusticias que este colectivo sufre y denunciar a un Estado que hace oídos sordos a sus reclamos”. Y, en esta dirección, recordó que “las travestis tienen un promedio de vida de 35 años, para la mayoría el sostén económico es la prostitución, debido a la estigmatización, exclusión familiar y escolar”, así como por el abandono que sufren por parte del Estado que, denunció, “no genera políticas para la inclusión real”.

Asimismo recordó que Diana Sacayán tuvo una mirada abolicionista sobre la prostitución y explicó que “hay sectores que buscan reglamentar la prostitución, son justamente los que viven de ella y no hablo de las mujeres, trans y travestis que son llevadas y obligadas por diferentes factores, hablo de los fiolos, los proxenetas, los policías, jueces y prostituyentes”.

Tras lo que puntualizó que “nosotras como abolicionistas, como Diana y Lohana, militamos y luchamos para sensibilizar a la población y a todas sus instituciones para que entiendan que todas somos personas, que todas somos sujetas de derechos” y finalizó recalcando que “no habrá igualdad ni estado de derecho, mientras no haya trabajo real para las trans y travestis, mientras haya travesticidios, transfemicidios y feminicidios”.

 

CUPO TRANS EN LA CABA30.3.2018

Es la hora de legislar

Se presentó un proyecto para implementarlo en el Estado porteño. Pero la capital argentina todavía no tiene legislación al respecto y las travestis lo pasan mal.

La Buenos Aires “gayfriendly”, está lejos de ser amigable con el colectivo trans. De hecho, en la ciudad autónoma no se implementa (ni se reglamentó) el tan solicitado Cupo Trans para trabajos en el Estado. Eso en un ámbito urbano en el que quienes integran el colectivo son parte de los sectores más vulnerados por una sociedad que, antes que perder prejuicios y hábitos sistémicos capitalistas y patriarcales, los refuerza al ritmo impuesto de la derecha en el poder.

Pero el problema, al menos desde las estructuras estatales, puede estar en un proceso iniciático de reversión, al menos en lo que a las fuentes laborales se refiere. Es porque un grupo de legisladores porteños de diversas bancadas propuso la implementación del Cupo Trans en la ciudad. Lo hicieron de manera conjunta y representan un arco que va desde el oficialismo hasta la oposición.

El proyecto tiene precedentes, pero no habían prosperado. El presentado ahora apunta a garantizar, por ley, derechos laborales a personas travestis, transexuales y transgénero a través de la implementación del cupo obligatorio. Participa de él, también, Unidad Ciudadana y lo acompañan diputados de nueve espacios políticos diferentes.

De prosperar la iniciativa, será obligatorio que el Estado porteño emplee en sus funciones un porcentaje todavía no determinado de trans. Esto incumbe expresamente a los tres poderes democráticos de la ciudad, incluyendo a las comunas, los organismos descentralizados, las entidades autárquicas, los organismos de la seguridad social, las empresas y sociedades del Estado y las sociedades anónimas con participación estatal mayoritaria.

Asimismo se prevé incentivar impositivamente a las empresas del ámbito privado para que obren de modo similar, incluyendo en sus nóminas de trabajo a integrantes de un colectivo que, hasta ahora, se ha sentido en la capital argentina como en un lugar poco amigable.

Florencia Guimaraes García, activista trans e integrante de la Corriente Lohana Berkins en el PC, recordó que en la provincia de Buenos Aires existe desde hace años una ley similar. Dijo que la misma “está cajoneada” y observó que “es muy importante si avanza este proyecto de ley en Capital para que a lo largo y ancho del país esté la posibilidad”.

“Las compañeras travestis en la ciudad viven en las mismas condiciones que en el resto de país, con la característica de que viven amontonadas en hoteles”, sostuvo y señaló que “en Palermo, Flores, Villa Luro y Constitución son todas migrantes internas de las provincias del norte”. “Llegan a Buenos Aires con esperanza de calidad de vida y se encuentran con todo lo contrario”, agregó.

Escribiendo la experiencia, haciendo la esperanza

Y es cierto que desde el norte llegan muchas de las travestis que en Buenos Aires se encuentran con otra ciudad que la de sus imaginaciones. También por eso, Florencia Guimaraes García presentó en La Rioja su libro La Roy. Revolución de una trava, en el que cuenta sus propias experiencias de adolescente cuando, todavía bajo los rigores del patriarcado, sólo era quien se sentía toda vez que en ella, como la conocían sus amigos más íntimos, surgía su Alter Ego: Roy.

“El libro, donde invito a escribir a otras compañeras, mi madre o Romina Pereira, es autobiográfico y fue una experiencia muy linda y emotiva”, comentó y puntualizó que a la presentación riojana “fueron compañeras travestis de la provincia a escucharme”.

Recordó que en la ocasión “una chica con HIV, quebró en llanto y contó que pudo dejar la calle hace poco y que hace un año no consigue trabajo y siempre está con el miedo constante de tener que volver a pisar una esquina”. “Ese momento de confluencia fue una experiencia muy rica para mí”, repuso.

No obstante, la activista resaltó que todavía “falta que se involucren más compañeros varones en la causa”. En ese sentido, manifestó: “el noventa por ciento de los asistentes a la presentación del libro eran mujeres”.

Sigue el juicio por el asesinato de Diana Sacayán20.3.2018

Por justicia para la compañera

“Se va configurando como una trinchera de la resistencia de las políticas del colectivo Lgtbi y de la comunidad travesti que son atacadas”, dijo la secretaria de Género de la CTA de La Matanza, Romina Pereira, al referirse al reclamo por Diana.

“Este es un juicio histórico en términos técnicos, pensando que el Inadi y la familia son querellantes, dato que no es común en juicios vinculados a personas travestis” señaló la secretaria de Género de la CTA de La Matanza, Romina Pereira, al referirse al juicio por el asesinato de Diana Sacayán que, en estos días , se está llevando a cabo en la Ciudad de Buenos Aires.

En este sentido, también hizo hincapié en que “otro motivo por el que es histórico, es porque en el juicio se está usando el término travesticidio, que es el objetivo político principal alrededor del pedido de justicia por Diana”.

El debate está a cargo del Tribunal Oral en lo Criminal y Correccional 4, el fiscal de juicio es Ariel Yapur, mientras que en el banquillo de los acusados se sienta Gabriel David Marino, quien está detenido desde octubre de 2015 y a quien en noviembre de 2017 la Cámara de Casación le prorrogó la prisión preventiva por cuatro meses más.

Marino está imputado por el travesticidio de la activista Diana Sacayán, bajo la figura de “homicidio triplemente agravado por haber sido ejecutado mediando violencia de género por odio a la identidad de género y con alevosía y robo”.

Es el primer juicio por un travesticidio que se sustancia en la Ciudad de Buenos Aires. Los anteriores tuvieron lugar en Mendoza, por el crimen de Natalia Sandoval y en Santa Fe por el de Vanesa Zabala. En los dos casos se aplicó pena de perpetua, pero sin que se considere el agravante de odio de género.

Expresión de rebeldía

Así las cosas, Romina Pereira instó a que las organizaciones populares rodeen el juicio y recalcó que “muchas y muchos activistas venimos sintiendo un proceso de mucho peso donde se expresa la rebeldía del dolor que tiene que ver con ir confirmando que Diana Sacayán no está y que gran parte de su lucha es responsabilidad de todos y de todas y de nuestro trabajo en la exigencia de justicia por Diana”.

También aseveró que “en este contexto en el que el macrismo quiere arrasar con lo logrado en los últimos años, “es importante este juicio en el que participa activamente la fiscalía especializada en violencia de género, que es la fiscalía que el macrismo quiere anular”.

Por eso, el juicio por el asesinato de Diana Sacayán, “se va configurando como una trinchera de la resistencia de las políticas del colectivo Lgtbi y de la comunidad travesti en nuestro país, que son atacadas, no sólo en términos de travesticidios, sino que también cuando se verifica que la expectativa de vida de las travestis no es más que cuarenta años.

Pero, también, “porque el macrismo arrasa con toda política de inclusión”, por eso “resistir en el juicio de Diana es defender la ley de identidad de género”.

Además, destacó la secretaria de Género de la CTA-La Matanza, “este juicio es un momento para exigir la implementación de la Ley de Cupo Laboral Travesti/trans Diana Sacayán, ya que la gobernadora ha expresado con claridad que no va a reglamentarla”.

De ahí que, sin dudarlo, finalizó advirtiendo que “a este tema no se le está dando la importancia que tiene” ya que “decir que no se va a aplicar la ley ni reglamentar la Ley Sacayán, es decir que se va a condenar a las travestis y trans de la provincia de Buenos Aires a seguir viviendo de la prostitución y, por lo tanto, a seguir siendo asesinadas por el propio Estado”.

 

Justicia para una luchadora...12.3.2018

Diana de todas

La autora de esta columna, la abogada Silvina Perugino, feminista e integrante del Equipo Interdisciplinario de la Secretaria de Género de la Facultad de Periodismo de la Universidad Nacional de La Plata, se refiere al juicio por el asesinato de Diana Sacayán que comenzó hoy.

El juicio por el travesticidio de Diana Sacayan, es sin dudas un momento crucial para la comunidad travesti-trans de Argentina, y del mundo. Las activistas travestis y trans dicen que el juicio de Diana “es nuestro juicio”. Pienso, quiénes podríamos entrar en ese “nuestro”. Claro que las travestis y las trans son las primeras. La visibilización que Diana ha dado a la lucha por la identidad travesti, admite un sólo precedente, el de su amiga y hermana Lohana Berkins, y Diana aún hoy, a más de dos años de haber sido asesinada sigue haciendo de la visibilización de las travas su bandera.

Por eso el juicio de Diana es el juicio de ellas. Es el juicio de las travas asesinadas en las rutas, en los descampados, en los baños de las estaciones de servicio abandonadas. Esas muertes que no salen en ningún medio, que nadie cubre, esas desapariciones que ningún canal transmite en cadena, que ningún “can” sale a buscar, esas desapariciones que no llegan a tener un flyer de whatsap para compartir.

Esas muertes que la justicia no investiga, y que no forman parte ni siquiera de la estadística. Travestidicios, una palabra que Diana ayudo a acuñar, en la necesidad de ponerle nombre a un crimen que no es igual a otro crimen, un crimen que si bien comparte características con el feminicidio, tiene particularidades que lo hacen específico. Ese crimen de odio, ese odio por quienes no cuajan en este maldito sistema patriarco-capitalista. Es que en este mundo, los travesticidios, vienen a presentarse como crímenes anunciados; lo decía Diana incansablemente, la expulsión de las niñas travestis de sus casas, de sus familias, de las instituciones educativas, de sus barrios, esa exclusión y la calle, la ruta, la prostitución son el camino.

Ese sobrevivirse a expulsiones a las que también le pusieron nombre, ellas mismas, las travestis: el travesticidio social. Por eso este juicio es de toda las travestis, por quienes Diana luchó hasta el último de día de su vida.

¿Y de las feministas? Creo, que el juicio de Diana también es de las feministas, porque fue Diana quien puso en tensión los propios cimientos del feminismo argentino. Cuando tensionó los propios (des) acuerdos del histórico Encuentro Nacional de Mujeres, siendo una de las principales impulsoras de la participación de travestis y trans en los mismos. Es que Diana tensionaba cada territorio recorrido. Y así las feministas tuvimos que aggiornarnos a tiempos donde la tensión no venía a destruirnos, sino a hacernos mejores, donde la tensión no venía desde el patriarcado, sino de las subalternidades más genuinas, más hermosas, a invitarnos a caminar un camino tan terrible como amoroso.

Y este feminismo que construimos es tan enorme, que se animó a transitar ese camino, por eso el juicio de Diana es nuestro juicio, el de las feministas, porque además ella fue una de las más importantes activistas feministas que ha dado nuestra tierra, porque levantó las banderas del derecho al aborto y la hizo suya, porque las tensiones que nos planteara nos han hecho crecer de manera abrupta y necesaria.

Y el juicio de Diana es también de las abolicionistas, un abolicionismo al que le puso el énfasis necesario en la lucha. Un énfasis que nunca dudó en denunciar a las proxenetas que se disfrazan de feministas post-modernas y quieren convencernos que una trava o una mujer se para en ruta cuatro a las tres AM en el mes de julio con tres grados bajo cero, porque cree en la libertad sexual, en el amor libre y porque desde su autonomía lo elige libremente.

Porque no dudó en denunciarlas en sus propias caras, denuncias e irreverencias que las abolicionistas debemos tomar y hacerlas propias. Porque la prostitución no es un trabajo, porque es la antesala a los travesticidios y los feminicidios que sufren nuestras hermanas. Y porque Diana lo sabía, y nos lo hizo saber hasta el cansancio, hasta las ganas de abrazarla y calmar tanto dolor prostituyente.

Y el juicio de Diana es el juicio de las mujeres originarias, de las pobres, de las piqueteras, de las que luchan en contra de la instalación del Ceamse en La Matanza, de la comunidad boliviana de Laferrere; es el juicio de todas ellas encarnadas en cada una de las batallas que Diana libró en su vida, y lo es porque es de ellas, es de cada una nosotras, es parte de nuestra historia de lucha feminista y abolicionista, de las luchas de las mujeres originarias. Y es parte insoslayable de la rebelión, que ya se está gestando, en estas tierras.

PARARON AL MUNDO9.3.2018

Las mujeres mostraron su fuerza

El Día Internacional de las Mujeres se recordó con un paro de las mismas en muchos países. Hubo masivas manifestaciones en lugares muy disímiles.

El Día de las Mujeres, efeméride de episodios de lucha feminista en Rusia y Estados Unidos, es un día internacional y reconocido así por la ONU. De todas las jornadas de activismo internacional, junto con el 1 de Mayo, Día de los Trabajadores, el Día Internacional de las Mujeres es de los más convocantes. Excede las banderías nacionales y aún las políticas para unir a la mayoría de la población mundial, las mujeres, en la lucha contra el patriarcado, lucha clave para terminar con la opresión del capitalismo.

Las movilizaciones se dieron en todo el mundo y en más de 40 naciones fueron cotejadas por un muy observado paro de mujeres. En el marco de esa dinámica renovada en la lucha feminista, muchos sindicatos en algunos países también llamaron a la huelga. Fue el caso de España, en donde la huelga de 10 sindicatos permitió que se llenaran de mujeres en lucha las calles del reino.

Allí el lema fue preciso: “si paramos, se para el mundo”. Y el paro de mujeres fue de 24 horas, incluyendo la huelga en hogares. Hubo cacerolazo en la madrileña Puerta del Sol y en Barcelona se reunieron 200 mil manifestantes. En tanto, en la tercera ciudad española, Valencia, hubo notables concentraciones puntuales.

En Alemania, la muy capitalista canciller Ángela Merkel, que pasa por ser “la mujer más poderosa del mundo” según medios no muy distantes del capitalismo y el patriarcado, reconoció en un video difundido para la ocasión, que “aún queda mucho por hacer en nuestro país sobre los derechos de la mujer y nuevas tareas para los hombres, pero sobre todo en otros países”.

Sin embargo de las declaraciones de la jefa del Estado alemán, países más “pobres” que el suyo masificaron las protestas de sus mujeres. Por ejemplo, Filipinas, en donde las manifestantes se animaron a acusar al presidente Rodrigo Duterte de ser el mayor violador de los derechos de las mujeres en Asia. O Afganistán, en donde las mujeres violentaron los rigores talibanes para marchar por las calles de Kabul. O la India, en donde se concentraron frente al Parlamento nacional y desfilaron en moto.

PARO MUNDIAL DE MUJERES9.3.2018

Ni flores ni bombones, ¡lucha, compañeras!

En nuestro país la huelga de trabajadoras permitió una masificación enorme de las manifestaciones feministas. Las consignas superaron el “Ni una menos” y, sin olvidar el reclamo por los femicidios, sumaron clasismo al proclamar, entre otras cosas, “si nuestras vidas no valen, produzcan sin nosotras”.

Las mujeres se movilizaron en las grandes ciudades del mundo, independientemente de la situación política, social y económica de sus respectivos países. Así, tanto las mujeres de las grandes capitales, como las de ciudades en naciones gobernadas por regímenes dispares y aún dictatoriales, desafiaron todo lo establecido una vez más para dar la cara y masificar sus reclamos, visibilizando la condición que en unidad indiscutible las organiza y les da fuerza: la de mujer.

Representando a mucho más que la mitad más uno de la humanidad, el 8 de marzo del 2018 encontró en las calles el impulso diverso de la femineidad, cuyos anhelos y reivindicaciones fueron recogidos por un feminismo empoderado que, sin ser este surgido de estos tiempos convulsos y antes bien ilustrado por luchas seculares precedentes, tomó la posta en la política reivindicatoria más avanzada de estas épocas.

En nuestro país, las mujeres llenaron las calles de las principales ciudades. Varios fueron los lemas convocantes, pero se notó la importancia que siguen teniendo para la masificación de estas convocatorias las organizaciones políticas. En efecto, los núcleos feministas más visibles de estas fuerzas dejaron ver sus pancartas en todas partes, de modo que el colorido de la manifestación, sea en Buenos Aires, Córdoba, Rosario o Mendoza, resultó tan plural. Allí estuvo, por cierto, la Corriente Lohana Berkins, del PC.

El paro de mujeres que el año pasado fue la nota en la versión argentina de la masiva movilización mundial, se replicó esta vez no sólo en nuestro país, ya que pararon las mujeres trabajadores de otras naciones bajo el ejemplo de las mujeres argentinas. Así en España, donde diez sindicatos llamaron a una huelga de 24 horas, lo que permitió que en Barcelona marcharan 200 mil mujeres y en Madrid otras tantas, que tuvieron la solidaridad de los obreros que trabajaban en las inmediaciones de la Plaza de Cibeles, que dejaron sus herramientas y proclamaron la huelga para marchar con sus compañeras.

La marcha en las ciudades de Italia fue convocada bajo el lema “Non una di meno”, que no es otra cosa que el “Ni una menos” que tanto se vio también en Argentina, lema que en nuestro país reúne a cientos de miles de mujeres toda vez que, en reflejo de una triste realidad, se lo debe esgrimir en las calles.

Un reclamo muy utilizado por las manifestantes argentinas fue el de “ni flores ni bombones”, que expresó la intención, no siempre respetada por los hombres en el día de ayer, de significar el 8 de marzo como un día de lucha y no de felicitaciones. No es raro que se enfatice esto: el año pasado fueron víctimas de femicidios unas 250 mujeres sólo en nuestro país, en donde es también alarmante la cifra de mujeres muertas por abortos clandestinos.

La gloria presente de una larga y dura historia

La comunista alemana Clara Zetkin, fundadora de la Internacional Socialista de Mujeres, fue quien propuso al Segundo Encuentro Internacional de las Mujeres el establecimiento de un Día Internacional de la Mujer. Lo logró y, en consecuencia, la fecha recuerda las luchas de las trabajadoras textiles estadounidenses (que habían promulgado su propio Día Nacional de la mujer y sufrieron el 25 de marzo de 1911 la muerte de un centenar de trabajadoras textiles en el incendio intencional de la Triangle Shirtwaist).

La fecha también es efeméride, en claro espíritu internacionalista, de la huelga que las también trabajadoras textiles de Petrogrado realizaran el 8 de marzo de 1917, prolegómeno de la Revolución de Octubre, a la que ellas también protagonizaron, con nombres imborrables tales los de Alejandra Kolontái, Inessa Armand, Nadezhda Krúpskaya y la ya mencionada Clara Zetkin.

El Día de la Mujer fue institucionalizado como tal por la ONU en 1975. Aunque sólo este año (con el precedente argentino de la huelga de mujeres del año pasado) se generalizó en muchos países el paro como método de protesta, ya que en este 2018 se ha convocado en 41 países una huelga de trabajadoras feministas.

“Si nuestras vidas no valen, produzcan sin nosotras”, fue el contestatario (y bien marxista) lema que ayer en las calles de todo el mundo enarbolaron para expresar las nuevas formas de esta vieja rebelión, que tras duros años de lucha, va encontrando su cauce y unifica sus banderas.

Empoderadas

Como hemos dicho, en todo el país los pañuelos verdes de la campaña por la legalización del aborto, volvieron a marchar masivamente. También la consigna “Ni una menos”, necesaria más que nunca a la hora de remarcar que en Argentina se sigue matando, inmensa y terrible marea de patriarcado, a cientos de mujeres sólo por ser mujeres, travestis o transexuales.

La marcha en Buenos Aires, como es del caso, fue la más convocante, como también fue de las más masivas del mundo, con 500 mil mujeres en las calles. Pero no fue menos importante la marcha en ciudades dispersas por la vasta geografía nacional.

Así, Sonia López, dirigente del PC correntino, se encontró con sus hermanas del género y la clase en un gran acto en la capital de su provincia. Recordó que allí, cuando diputada provincial, “pude militar legislativamente todas las leyes que necesitaban las mujeres para reclamar sus derechos, considerar el derecho a una vida sin violencia y avanzar en la igualdad salarial”.

Sin embargo, recalcó que “la ley, sin correlación de fuerzas, sin un cambio cultural profundo, sin una nueva sociedad que supere la opresión, no es posible”. También resaltó que en el acto correntino “pudimos escuchar a una muchacha muy jovencita hablando como si fuera la voz de Lohana, tirando el mensaje de las comunistas”. En ese sentido, rescató el peso juvenil en las protestas de mujeres.

Después enfatizó: “muchas cosas tenemos que mejorar en el movimiento de mujeres como en el conjunto del campo popular”. Agregó al respecto: “el feminismo no es una cuestión sólo de mujeres y la presión patriarcal no sólo es una cuestión que tenga que ver con el compromiso de las mujeres sino del conjunto de la sociedad, que debe organizarse y luchar para superar no sólo el patriarcado como sistema de valores sino también al capitalismo”.

Solana López, referente nacional de géneros en el PC, desde su ciudad, Córdoba, caracterizó a la movilización como “contundente y masiva”. “La convocatoria fue para las 6 de la tarde y ya desde temprano íbamos caminando en las calles y nos cruzábamos con distintas compañeras de distintos espacios, independientes y autoconvocadas”, repuso y apuntó: “estamos unidas en la lucha por la legalización del aborto”.

“Eso nos identifica en un punto de corte ético con respecto a no permitir más que se siga colonizando a nuestro cuerpo”, sumó en este punto y valoró la presencia de mujeres sindicalizadas en la marcha cordobesa. Dijo sobre ello que la Intersindical de Mujeres “es el resultado de todo un proceso de lucha que va de la mano de miradas y posicionamientos más profundos en cuanto a la perspectiva de genero, con reconocimiento y perspectiva de clase”.

Por su parte, Priscila Castañeda, integrante de la conducción del PC rosarino, previamente a la manifestación, dijo: “nos envuelve una enorme alegría al saber que vamos a ser cientos de miles de mujeres y compañeras las que vamos a estar caminando”. “El Estado y el gobierno debe reconocer concretamente cuales son nuestros derechos más que plantearlos a través de la literatura de algún código”, analizó después.

“Como mujeres comunistas pensamos que se tiene que poner en la mesa la cuestión de la legalización del aborto, la participación de las mujeres más pobres”, observó y adujo: “son las mujeres más pobres las que están silenciadas”.

En tanto, desde la capital argentina, la referente del PC local, Zaida Chmaruk, fue tajante: “en la ciudad de Buenos Aires paramos porque nos están desmantelando los planes integrales de atención a la violencia de género, por que nos están desfinanciando y están desarmando todos los programas que existían de entrega de anticonceptivos gratuitos, paramos porque nunca se aplicó la Ley de Educación Sexual Integral en nuestras escuelas, paramos porque las pibas pobres se nos siguen muriendo por los abortos, paramos porque a pesar de que el presidente hoy diga que está a favor de la igualdad, en nuestra ciudad no dejamos de ver cómo despiden a las compañeras en sus lugares de trabajo”.

Sentenció que “un mundo sin trabajadoras no es posible” y que “un mundo sin capitalismo patriarcal es necesario”. Su tono se pareció al de un canto colectivizado ayer en las calles argentinas, pero matizado por las mujeres que lo entonaron y que suelen recalcar que “las putas no paren capitalistas”. Ese canto reformulado por las feministas fue: “Mauricio Macri la YUTA que te parió”.

EL ABORTO EN EL CONGRESO9.3.2018

¿Cortina de humo o reconocimiento histórico?

Entre los firmantes del proyecto de legalización del aborto hay legisladores oficialistas y hasta el presidente Macri adelantó que no lo vetará si sale. La lectura comunista del asunto.

Desde el martes 7 de marzo, un día antes del histórico Paro Internacional de Mujeres que ayer se concretó en Argentina con gran adhesión y masiva presencia feminista en las calles, se encuentra en el Congreso Nacional un proyecto para despenalizar en nuestro país el aborto. El mismo se encuentra firmado por 71 diputados, los cuales son tanto del oficialismo como de la oposición.

El presidente de la República, de conocido sello neoliberal, ajustador y hasta reaccionario (hace la vista gorda, por ejemplo, ante la liberación de genocidas condenados por crímenes de lesa humanidad), ya adelantó que de aprobarse el proyecto no lo vetaría. Eso pese a ser vox populi su voluntad vetadora en cuanto a leyes de avanzada se trata.

Pero en un momento en que las marchas organizadas de las mujeres son las más masivas del país y sus reclamos se encuentran entre los más avanzados, es lícito pensar qué está pasando, sobre todo para no caracterizar incorrectamente la presencia de macristas avalando la despenalización del aborto y para recordar, como en algún momento lo hiciera Néstor Kirchner, que “Mauricio es Macri”.

En tal sentido, es bueno enfatizar que la presencia del proyecto en el Congreso motivó divisiones entre la propia oposición, basadas estas en un principio anquilosado en lo referente a una problemática de salud en la mujer, que es lo que implica el debate por el aborto legal, seguro y gratuito. Este principio es el de la lectura del proyecto en términos de vida y muerte, que coloca a los que se oponen a la interrupción médica del embarazo entre los llamados “pro vida” (muchos de los cuales nada hicieron para condenar, sin embargo de su reclamo, los crímenes de la dictadura o los asesinatos de Santiago Maldonado y Rafael Nahuel).

Al respecto habló Romina Pereira, secretaria de Genero de la CTA La Matanza y referente de Diversidad en el PC, quien dijo: “sí se puede plantear que es una cortina de humo pero el proceso histórico que están desarrollando las mujeres en Argentina, y en particular el movimiento feminista, ha puesto en los medios el debate por el tema del aborto y esto es lo que hizo que el macrismo ceda”.

“En todo caso, esto simplemente confirma el modo monárquico que tiene el presidente de la Nación diciendo qué es lo que se tiene que discutir, cómo y cuándo”, repuso y consideró que “el proyecto por la legalización del aborto es fruto de años de lucha” y “tiene que contar una cantidad de organizaciones que han laburado muchísimo por la despenalización del aborto”.

Adujo que las luchadoras feministas “no necesitábamos la orden del presidente y mucho menos asumir que esto es una cortina de humo porque, si eso es así, la hemos convertido en una práctica política militante real y concreta acá en la puerta del Congreso”.

“Hay que plantear con mucha fuerza que el aborto es un derecho político” agregó y fue clara: “no es un momento donde se debate dónde vida si o dónde vida no”. Y le sumó: “si discutimos vida, se discute privilegios, sistema de salud, pero fundamentalmente se discute la soberanía del cuerpo de las mujeres y en particular de aquellas que son parte de la clase trabajadora que son aquellas que pretende el estado capitalista y el sistema patriarcal dominar y hegemonizar”.

Observó que la lucha por el aborto es “esencialmente clasista porque va a representar los derechos de las que menos tienen”. Luego advirtió que el debate pretende ser cerrado por el macrismo antes del 24 de marzo.

¿Consulta puntana?

En San Luis, el gobierno provincial coqueteó con someter a consulta popular un proyecto avanzado de legalización del aborto legal, seguro y gratuito. La intención no ha pasado de ser justamente eso, pero la idea está en la palestra y sobre ella opinó Casiana Gatica, secretaria de Organización del PC puntano y militante de la Corriente Lohana Berkins.

En primera instancia resaltó que “no es una propuesta formal” sino una apreciación mediática del senador nacional por San Luis, Adolfo Rodríguez Saa. Repuso: “nosotras entendemos que el aborto legal, seguro y gratuito es una problemática de salud pública”. Y recalcó: “si hacemos un recorrido en la historia de San Luis, no ha habido una propuesta similar”.

En ese sentido, observó que “esto quiere decir que cuando se trata del cuerpo de las mujeres es cuando empieza a incomodar” y expresó: “hay que poder deslindarse de los aspectos morales y religiosos que tiene el tema del aborto y poder entenderlo como un tema de salud pública”.

“En San Luis el índice de maternidad adolescente es muy elevado”, informó Gatica y añadió: “los índices de mortalidad materna también son altos”. “No es viable una consulta popular porque no la hemos hecho con ningún tema de salud pública en general”, manifestó y sostuvo: “los debates deben darse en otros espacios”. Finalmente, ironizó: “sí necesitaríamos una consulta popular para otros tipos de temas que urgen en la provincia, como puede ser la estatización de las empresas de energía eléctrica”.

OTRA MASIVA MANIFESTACIÓN FEMINISTA8.3.2018

Las calles argentinas son de ellas

La movilización argentina transformó el Día Internacional de la Mujer en una jornada de lucha. El paro tuvo una gran adhesión.

“Otra vez somos protagonistas de una jornada internacional histórica”, recalca la declaración que hizo pública el Partido Comunista de cara al paro nacional de Mujeres que, al cierre de esta edición, desarrollaba su principal hito en la realización de una multitudinaria movilización que unió Plaza de Mayo con la Plaza del Congreso.

Aunque la jornada tuvo su epicentro en la capital argentina, en diferentes ciudades del país se llevaron a cabo actos, marchas y movilizaciones con un claro mensaje que recalca el texto que elaboró la organización del paro.

“Salimos a las calles en defensa de nuestras vidas y por nuestros derechos, por nuestros deseos y por nuestras autonomías” señala el texto en el que, además, se reclama “igualdad salarial, aborto legal y fin de la violencia de género”, entre otras cosas.

Este año la jornada tuvo un escenario internacional mucho más amplio que en ediciones anteriores. Antes de que comenzara la marcha de Buenos Aires, a raíz de la diferencia horaria, cientos de miles de mujeres ya habían participado del Paro y se movilizaron en ciudades de Asia, Europa y Oceanía. Londres, Roma, Madrid y Barcelona, pero también Sidney, Kabul y Seúl, son algunas de las metrópolis donde la jornada se hizo sentir con particular fuerza.

Por su lado, en esta parte del planeta, cuando NP diario de noticias cerraba su edición, tenían lugar marchas en Montevideo, Asunción, Santiago, Bogotá, Ciudad de México y Nueva York, al tiempo que se esperaba que se sumaran San Francisco y Los Ángeles a las actividades previstas en el contexto del Día Internacional de la Mujer Trabajadora.

Aquí, la movilización exhibió una contundencia relevante, por la cantidad de personas que convocó y por su contenido.

Entre ellas estuvieron las columnas del PC, la Fede y la Corriente Nacional Lohana Berkins que se movilizaron con consignas muy claras que vinculan la reivindicación de género y la lucha contra el patriarcado en el marco de la lucha de clases.

El corazón del feminismo es clasista y rojo

“En todo el mundo se alza un grito necesario y urgente contra el patriarcado y la explotación”, dice la declaración del PC y añade que “dejamos nuestros trabajos y nuestras casas para demostrar que un mundo sin trabajadoras es imposible y por eso se hace necesario que salgamos a la calle a exigir que nos dejen de matar, explotar y excluir”.

Por eso, “las trabajadoras paramos y marchamos junto a nuestras compañeras de todo el mundo. Paramos porque ser mujeres, lesbianas, travestis y trans nos enfrenta a una doble explotación”.

Por un lado, recalca, “somos explotadas por nuestra condición de clase, porque somos trabajadoras en un sistema que nos oprime, nos aliena y deshumaniza”, al tiempo que estamos sometidas a un sistema patriarcal que naturaliza la desigualdad y la violencia en todos los ámbitos en los que nos desarrollamos: en nuestros trabajos, en nuestras casas, en nuestras organizaciones, en nuestros cuerpos. Porque no vamos a tolerar la inequidad salarial”.

Por eso, insiste, “paramos porque nos queremos vivas, pero no para continuar con el sometimiento. Nos queremos vivas para ponerle el cuerpo a la organización y lucha contra el patriarcado, para crear y construir una sociedad nueva, solidaria y humanista, sin desigualdad ni explotación de ningún tipo. Porque queremos justicia para todas las víctimas de femi-lesbo-trans-travesticidio y de todo tipo de violencia patriarcal”.

Pero asimismo, “porque es urgente que nos reconozcan el derecho al aborto legal, seguro y gratuito para decidir sobre nuestros cuerpos y tener acceso a la salud pública”. Y, en esta dirección, define: “que la derecha hable de debatir sobre la legalización del aborto para vestirse de ‘progre’ es también una prueba de la larga lucha feminista”.

Tras lo que sentencia: “si el aborto es ley alguna vez en la Argentina, es porque le dimos batalla en todos los frentes”.

Y, al respecto, recuerda que “exigimos el desmantelamiento de las redes de trata y nos definimos abolicionistas”, así como que “reclamamos la implementación y cumplimiento de la ley de cupo laboral travesti-trans Diana Sacayán y exigimos la libertad inmediata de nuestra compañera Milagro Sala y todas las presas políticas”.

También, puntualiza, “rechazamos la reforma previsional que afecta principalmente a las mujeres que toda su vida realizaron trabajo no remunerado o informal, y a las beneficiarias de la Asignación Universal por Hijo, no aceptamos que se castigue con el descuento del presentismo a las trabajadoras que están afectadas a tareas de cuidado”.

Señalan que marchan “porque sufrimos el recrudecimiento del neoliberalismo ajustador, represivo y entreguista del gobierno de Macri”.

Y finaliza: “un mundo sin trabajadoras es imposible y un mundo sin capitalismo patriarcal es necesario, por eso, nosotras paramos”.

 

 

Camino al Paro Internacional del 8 de marzo26.2.2018

Una jornada de todas y todos

En todo el país se multiplican las actividades hacia la jornada del Día Internacional de la Mujer. Ayelén Bicerne, Laura Leonardi y Solana López reflexionan sobre el sentido de la movilización convocada y el contenido que le darán las integrantes del PC, la FJC y la Conat.

De cara al 8 de marzo, el movimiento de mujeres -y en particular aquellas del PC, la Fede y la Conat- se prepara para la jornada de paro internacional en la que, entre otras reivindicaciones se va a manifestar contra todas las formas de violencia de género, los feminicidios y la discriminación, así como por el derecho al aborto legal, seguro y gratuito.

En este contexto se denuncia la falta de políticas públicas concretas tendientes a erradicar, definitivamente, la violencia de género, pero también la degradación que estas políticas sufrieron desde diciembre de 2015.

“Nos preparamos con mucha fuerza, unidas y organizadas más que siempre”, recalcó la subsecretaria de Igualdad de Género y Diversidad del Suteba, Ayelén Bicerne, metida en la recta final hacia el 8 de marzo y fue clara cuando señaló que “estamos convencidas de la lucha que estamos llevando a cabo, con objetivos claros en los cuales nos proponemos una transformación radical del sistema político, social, económico y cultural”.

En esta dirección, puntualizó que “exigimos que el Estado ponga en agenda una política de género y diversidad para erradicar la violencia, la discriminación, la exclusión y desigualdades hacia las mujeres y todo el colectivo Lgbtiq” y, en idéntica sintonía, la secretaria de género de la CTA-Quilmes, Laura Leonardi, destacó que es preciso “consolidar la unidad de la lucha de las mujeres y el colectivo Lgtibq” para lo que es necesario “poner énfasis en lo que nos une y no en lo que nos diferencia”.

Esta agenda, resaltó Ayelén Bicerne, “exige la implementación y regulación del cupo travesti-trans Diana Sacayán, aborto legal seguro y gratuito en hospitales sin objetores de conciencia, la reactivación de programas de salud sexual y procreación responsable y de HIV, hormonización para personas travestis contemplada en la Ley de Identidad de Género y que se capacite a agentes del Estado desde la perspectiva de género y diversidad”.

Y no dudó cuando insistió en que la jornada del 8 de marzo, también será para exigir “justicia por todas las víctimas de feminicidios y travesticidios, la liberación de Milagro Sala y todos los presos políticos”, como parte de una agenda extensa “que cada año se profundiza y se encamina hacia la erradicación del sistema capitalista y patriarcal a nivel mundial”.

Multitudinarias

Por su parte, la responsable de género de la Corriente Lohana Berkins, Solana López, no ocultó su entusiasmo por la organización alcanzada por las asambleas de cara al Paro Internacional de Mujeres. “Son multitudinarias en todo el país”, celebró y reflexionó que “esto da cuenta de cómo se viene desarrollando y creciendo el movimiento de mujeres y feminista, pero además, habla sobre cómo está instalada en la sociedad esta temática”.

Solana López también indicó que se verifica una “feminización de la pobreza”, ya que con el avance de la derecha que se verifica en los tres poderes del Estado, el ajuste, la represión y el extremo recorte de las políticas públicas destinadas a atender la problemática de los sectores de más vulnerabilidad socio-económica, “el mayor impacto se ve en la situación de las mujeres”.

Asimismo, recordó que a cinco años de que se introdujera en el Código Penal el agravante por Feminicidio, se aplicaron 54 sentencias y que, de ellas, el 85 por ciento fueron sobre casos en los que existía un vínculo de pareja, ex pareja, noviazgo entre autor y víctima.

“Esta incorporación se logró gracias a la lucha de las mujeres, porque el concepto feminicidio se construyó desde el feminismo que buscó una síntesis para dar cuenta de lo que significa el asesinato a una mujer por su condición de género” y aclaró “a partir de ahí, en ese sentido, el Código Penal tiene un aspecto de vanguardia”.

Pese a esto, lamentó que “hay enormes dificultades para que los jueces lleven adelante la lectura de los hechos desde una perspectiva de género y que, así, incorporen la violencia de género en los casos de feminicidios”.

Pero, más allá de todo, “hay un movimiento de resistencia que va creciendo y resiste a las políticas neoliberales y el patriarcado”.

De ahí que, sin dudarlo, la integrante de la Corriente Lohana Berkins, aseveró que “una de las grandes batallas que tenemos para que la jornada del 8 de marzo sea exitosa, es lograr que las centrales de trabajadores nos den el paro”, algo que fue reclamado durante el acto del miércoles 21 de febrero y que “permitiría tener la cobertura sindical para poder parar, lo que favorecería el carácter masivo de la movilización”.

Y recalcó: “la del 8 de es una jornada de todos y todas, por eso necesitamos que paren hombres y mujeres, ya que es necesario que los compañeros varones nos acompañen a la movilización”.

Juicio por el travesticidio de Diana Sacayán16.2.18

Nueva postergación

El juicio oral y público por el travesticidio de la activista trans se postergó un mes a raíz de problemas burocráticos.

El juicio oral y público por el travesticidio de la activista trans y defensora de derechos humanos Diana Sacayán, que debía comenzar mañana viernes se pasó el 12 de marzo.

Así lo hizo saber el Tribunal Oral en lo Criminal y Correccional 4 de la Ciudad de Buenos Aires, desde donde se señaló que la postergación responde a cuestiones burocráticas.

Vale recordar que el imputado es David Marino, un joven de 23 años, a quien las pericias señalan como el autor material del crimen, por lo que está acusado por homicidio agravado por alevosía, odio y género. Pero avanza la investigación para dar con otros autores materiales del hecho.

La semana pasada la Cámara de Casación confirmó que el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo, también podrá intervenir en el juicio en calidad de querellante.

Al respecto, la hermana de Diana, Sasha Sacayan habló en representación de la querella y recalcó que “este juicio será histórico porque es la primera vez que la muerte de una compañera travesti es investigada como un crimen de odio y se enmarca en la violencia estructural a la cual son sometidas miles de personas travestis y trans”.

Tras lo que añadió que “es un proceso trascendental por tratarse de la figura de Diana, quien fuera una de las más importantes defensoras de los derechos humanos de nuestro país. Esperamos que este juicio culmine con una sentencia ejemplificadora y reconozca que el brutal asesinato de Diana fue un travesticidio y un crimen de odio”.

El 13 de octubre de 2015, a Diana Sacayán la encontraron muerta en el departamento del barrio de Flores que compartía con una amiga, había recibido trece puñaladas.

Dimensión

“Hay que darle dimensión a la gran lucha que llevó adelante Diana Sakayan”, aseveró la referente comunista y activista trans, Florencia Guimaraes, al referirse al juicio que comenzará en febrero donde se investigara el asesinato de militante travesti.

Además sostuvo que en estos días de comenzar el juicio de “nuestra compañera Diana Sakayan referente política travesti, que fue brutalmente asesinada hace más de dos años, es para todo el movimiento de mujeres, del feminismo y para muchos sectores políticos y populares de gran importancia”.

Guimaraes también dijo que “se pide justicia por Diana, es muy importante para todas nosotras, que el crimen y asesinato de Diana Sakayan, el travesticidios, el crimen de odio, no quede solamente en la consigna de que es un travesticidio, porque eso es subestimar su lucha y su gran militancia, ella no solamente era una travesti, sino que era una gran referente política, en nuestro país y el mundo. Hay que darle dimensión a la gran lucha que llevó adelante Diana Sakayan”.

De igual manera manifestó que “este juicio es muy representativo para muchas travestis en Argentina, estamos esperando que se haga justicia por Diana Sakayan, y no queremos que quede impune, sabemos que algunos medios buscaran cuestionar y hablar de la moralidad de las personas travestías.

La referente comunista expresó que la historia de vida de Diana Sakayn es la historia de muchas de las travestías en nuestro país y en Latinoamérica,, por eso esperamos que se realice un juicio a la altura de nuestra compañera, porque nos arrebataron a una gran referente del movimiento de mujeres, lesbianas, travestías y trans, y sobre todo a una gran luchadora y defensora por los derechos humanos.

Asimismo aseveró que en el juicio de Diana nos vemos muchas compañeras que fueron asesinadas, y cientos de compañeras desde le fecha que asesinaron a Diana, en manos del estado, de los criminales, de la policía, este juicio es, el todas las travestís.

Finalmente indicó “esperamos el compromiso y el apoyo de todas las organizaciones políticas y sociales que toman las banderas de Diana Sakayan y Lohana Berkisns, esperamos su movilización en la puerta de los tribunales, apoyando el pedido a esta justicia patriarcal, misóginas, travestofóbica, y justicia por cada una de nuestras compañeras asesinadas”.

 

Por una sociedad mejor13.2.18

Es preciso proteger a la infancia trans

“Es fundamental que estos niños y niñas puedan acceder a su identidad de género con todos el apoyo de sus familias, el Estado y de todas las instituciones donde se van a educar”, señaló Florencia Guimaraes.

“El Estado debe comprender que hay una diversidad de géneros, hay otros niños y niñas que necesitan de acompañamiento y asesoramiento legal, que no se viole la Ley de Identidad de Género como está pasando en la Provincia de Buenos Aires donde María Eugenia Vidal no cumple con la ley”, dijo la referente comunista en el activismo trans, Florencia Guimaraes, tras lo que celebró el avance logrado con la puesta en marcha del Servicio de Acompañamiento de Infancias Trans.

El dispositivo lanzado el año pasado por la Subsecretaría Provincial del Diversidad Sexual y la Dirección Provincial de Niñez, apunta a contener y facilitar la inclusión de niños y niñas que manifiestan su identidad de género diferente a su genitalidad, asistió desde entonces a quince situaciones de chicos y chicas de entre tres y diecinueve años.

Vale recordar que la Ley de Identidad de Género, aprobada en 2012, prevé un mecanismo en el caso de menores que, con el consentimiento de sus padres, pueden acceder a derechos como cambiar su nombre y sexo en el DNI.

Al respecto, Florencia Guimaraes, opinó que “esto es muy importante y positivo” y recalcó que “debe existir acompañamiento desde el Estado para las niñeces particulares, porque no es común que un papá o una mamá se encuentre con un niñito trans como muchas de nosotras, es una situación que debe descolocar a esas familias al tener que atravesar por esta situación y romper con los prejuicios instalados por esta sociedad heteronormativa y patriarcal, donde siempre el rosa es para la mujer con vagina y el celeste es para el nene con pene”.

Y remarcó que “es un tema bastante complicado romper con esos preconceptos que tendrán esos padres en sus cabezas”.

Asimismo, la referente del PC en estos temas, señaló que “es muy importante que cuenten con esta asistencia esos padres y madres de familias diversas, que tienen a cargo a esos niños y niñas” y añadió que “sabemos de casos de niñas trans que han sido fuertemente discriminadas y han tenido que pasar por muchísimo hostigamiento y patologización”.

En este sentido, recordó el caso de Lulú, “la hija de Gabriela Mancilla que estuvo muchos años luchando contra la escuela e instituciones académicas, donde la niña quería hacer danza y deportes sin resignar su identidad de género”, por lo que “es importante que exista, desde el Estado, un espacio como este”.

Y finalizó destacando que es fundamental “que estos niños y niñas puedan acceder a su identidad de género con todo el apoyo de sus familias, el Estado y de todas las instituciones donde se van a educar”.