Para recuperar la memoria

DDHH
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

En el marco de los 43 años del golpe genocida, en el ex pozo de “Banfield” donde funcionó un centro clandestino de detención, se inauguró el viernes un espacio de la memoria.

De la actividad participó la CTA, y  contó con gran presencia comunista, entre ellos KitaGorban y el Secretario de Cultura de Suteba Pedro Ponce, quien tocó con su banda Orquesta Andina.

Fue en acto emotivo, ya que gracias a la lucha de Madres, Abuelas y Organismos de DDHH, entre ellos la Liga Argentina de los Derechos Humanos (Lahd) se logró el ingreso al sitiopor primera. Muchos nietos y nietas recuperadas nacieron en este ex CCD.

Como se recordará, el 16 de septiembre de 2010, el Pozo de Banfield fue declarado Centro para la Memoria, la Verdad y la Justicia.

En 2017, a través de la Ley 14.895, el lugar se transformó en un Sitio para la Memoria con el objetivo de contribuir tanto al abordaje de la historia reciente como a la lucha por la plena vigencia de los derechos humanos en democracia, tras un pedido de informe a la Justicia, por parte del Concejo Deliberante de Lomas de Zamora.

El Pozo de Banfield fue uno de los centros de detenciones clandestinas que funcionó en la provincia de Buenos Aires durante la última dictadura militar. Pertenecía a la Brigada de Investigaciones de Banfield y dependió del Regimiento de Infantería Mecanizada N°3, enmarcado en el denominado Circuito Camps.

El predio también era conocido como “La Maternidad” porque un gran número de mujeres embarazadas detenidas fueron trasladadas y dieron a luz en ese terrorífico lugar.

Quilmes: Siluetazo por los desaparecidos

A 43 años del último golpe de Estado en la Argentina, se realizó un “Siluetazo” en memoria de los desaparecidos en el ex centro clandestino de detención (CCD) conocido como Pozo de Quilmes. La actividad fue organizada por el Consejo del Sitio para la Memoria, Defensa y Promoción de los Derechos Humanos ex CCD Pozo de Quilmes, que está integrado por el Colectivo Quilmes Memoria, Verdad y Justicia, la Comisión Provincial por la Memoria, la secretaría de Derechos Humanos de la Provincia de Buenos Aires y el Municipio de Quilmes.

Como se recordara y repudiara en ese momento, el intendente de Quilmes perteneciente a Cambiemos, Martiniano Molina se refirió al pozo de Quilmes como un “bache” de una calle para arreglar.

En la esquina de las calles Garibaldi y Allison Bell funcionó la Brigada de Investigaciones de Quilmes, perteneciente a la Policía de la Provincia de Buenos Aires. Entre 1975 y 1979 el predio fue utilizado como CCD, conocido como Pozo de Quilmes. Aproximadamente 250 víctimas estuvieron secuestradas allí.