Para la libertad

DDHH
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Bajo la consigna “Con presos políticos no hay democracia”, se llevó a cabo un plenario en la sede de ATE-Capital.

Una delegación del Partido Comunista, encabezada por su secretario general Víctor Kot, participó el domingo del plenario llevado a cabo en la sede de ATE-Capital, convocado -entre otros- por la Liga Argentina por los Derechos Humanos (Ladh) en el que se exigió la libertad de todos los presos políticos.

“Con presos políticos no hay democracia”, es la consigna bajo la que tuvo lugar este encuentro, al que sus organizadores definieron como un “plenario nacional militante, comprometido con la lucha por la libertad de las y los presos políticos”.

Al respecto, se explicó que a quienes integran el Foro por la Democracia y la Libertad de los Presos Políticos, los convoca la necesidad “de afrontar el deterioro del estado de derecho en el país que se manifiesta, entre otras cuestiones, en la persecución y encarcelamiento de dirigentes políticos, sociales y sindicales opositores, así como la criminalización de la protesta social que llega a la detención arbitraria e ilegal de los trabajadores, poniéndose en evidencia la degradación de la administración de justicia”.

Y, en este sentido, se recordó que “estos hechos se suceden desde hace más de tres años”, por lo que el plenario tuvo como objetivo “fortalecer las convicciones, socializar los argumentos jurídicos, políticos, éticos”, pero asimismo “denunciar, reclamar y solidarizarse con todos las y los presos políticos”.

Durante la jornada, se presentaron diferentes expositores, entre ellos, el jurista Eduardo Barcesat, el dirigente sindical Roberto Baradel; el abogado Héctor Trajtemberg y la dirigente comunista Zaida Chmaruk.

Al respecto, el secretario de la Ladh, José Schulman, hizo hincapié en que “esto fue un real acontecimiento de los movimientos de Derechos Humanos, popular y social, por la cantidad y diversidad de personalidades del movimiento popular que expresa, en una medida importante, la pluralidad de las víctimas de la persecución política”.

Schulman recordó que “pudimos romper la idea de que los presos políticos son ‘propiedad’ de alguien”, tras lo que celebró que “este evento muestra también la iniciativa tozuda de empujar la realización del plenario con el apoyo decisivo de los compañeros que componen el Foro”.

Por lo que insistió con que “tenemos un espacio social que acuerda, básicamente, una lucha” y recalcó que “este evento contactó con el movimiento de los Derechos Humanos de hoy y éste es el escenario principal de la lucha por los derechos humanos: los presos políticos, la cárcel y el tema de la violencia institucional estuvo muy presente y valoró el papel de la Liga, algo que fue dicho desde los mensajes de los penales”.