Grave denuncia por las agresiones a la embajada de Venezuela

DDHH
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

La hizo la Fundación Latinoamericana de los Derechos Humanos y el Desarrollo Social que señala que el estado está vulnerando acuerdos internacionales y legislación vigente.

La Fundación Latinoamericana de los Derechos Humanos y el Desarrollo Social (Fundalatin) hizo pública su condena a los graves “actos de violencia y persecución selectiva que se  perpetró en Buenos Aires Argentina el día martes 30 de Abril de 2019, en contra de los ciudadanos argentinos que de forma espontánea y solidaria, manifestaban su apoyo al gobierno venezolano presidido por el presidente legítimamente electo Nicolás Maduro Moros”.

Esto –recalca FundaLatin- tuvo lugar contra personas que intentaban resguardar la sede diplomática “ante el asedio e intento de toma por parte de venezolanos opositores residentes en el país”.

Al respecto, advierte que “la acción desproporcionada y altamente agresiva de agentes de la Policía de la Ciudad de Buenos Aires, generó caos y conmoción por parte de los y las asistentes a esta convocatoria pacífica y solidaria”.

Y recuerda que fueron atacados brutalmente “varios compañeros, siendo el más afectado el ciudadano Martín  D’Agnese  quién recibió un impacto de un lanza bomba lacrimógenas a un metro de distancia ocasionándole un grave daño en el oído del que le han sido extraídas partículas de metal”. El impacto del proyectil puede dejar secuelas irreversibles en el órgano auditivo de D’Agnese.

FundaLatin rechaza las detenciones de personas que se encontraban entre los defensores de la sede diplomática, en todos los casos, por resistencia a la autoridad, daño y lesiones.

 

Violencia brutal

 

Así, ante lo que calificó como “brutal violencia selectiva, impropia de un Estado de Derecho y de Justicia”, FundaLatin instó al gobierno de Argentina a cumplir con la Constitución del país que garantiza el derecho a la protesta como forma de libertad de expresión y en varios tratados internacionales, como la Declaración, algo que ratificó al suscribir el tratado Universal de Derechos Humanos donde se reconoce el derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión.

Por eso considera pertinente recordar la necesidad de que se respete el Derecho Internacional y la necesidad de honrar el Artículo 22 Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas, 18 de abril de 1961, que entró en vigor el 24 de abril de 1964.

Ahí se recalca que “los locales de la misión son inviolables”, al tiempo que “los agentes del Estado receptor no podrán penetrar en ellos sin consentimiento del jefe de la misión”.

También que el Estado receptor “tiene la obligación especial de adoptar todas las medidas adecuadas para proteger los locales de la misión contra toda intrusión o daño y evitar que se turbe la tranquilidad de la misión o se atente contra su dignidad”.

Y que los locales de la misión, su mobiliario y demás bienes situados en ellos, así como los medios de transporte de la misión, no podrán ser objeto de ningún registro, requisa, embargo o medida de ejecución.

En este sentido, FundaLatin recuerda que la misión diplomática de Venezuela ante la República de Argentina, “vive en permanente asedio por parte de los grupos opositores que hacen vida en ese país”.

Y que esas bandas “inoculadas de odio por los medios de comunicación y divorciadas de su gentilicio y su nacionalidad, han sido protagonistas de hechos de violencia en contra de su propia representación diplomática”.

Por lo que, “invocamos el espíritu de respeto, buena vecindad y tolerancia, necesarios para el buen relacionamiento entre los Estados”.