Condenas a represores en San Juan

DDHH
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

A poco más de un mes de iniciarse el juicio que indagará el rol policial en la represión de la dictadura, fueron condenados los acusados en el tercer juicio por crímenes de lesa humanidad cometidos entonces en la provincia.

En San Juan se arribó a sentencias condenatorias en el tercero de los juicios por crímenes de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura, que se llevan a cabo en la provincia.

Las condenas, dictadas por el Tribunal Oral Federal (TOF) de la capital sanjuanina, recayeron sobre trece represores, acusados y hallados culpables de secuestros, torturas, asesinatos y desapariciones.

Entre los condenados están Jorge Olivera y Gustavo De Marchi, que tras haber sido condenados por crímenes lesa humanidad en un juicio anterior, habían sido internados en el Hospital Militar de Buenos Aires, desde donde se fugaron.

El proceso duró un año y medio y los imputados fueron diez militares, un ex policía federal y dos ex agentes de la policía provincial.

Las indagaciones se realizaron en torno al rol represivo del área militar 332 que, aún, abarca a toda la provincia como dependencia del Tercer Cuerpo del Ejército. En esa etapa, vale destacar el activo papel que tuvo la Liga Argentina de los Derechos del Hombre, querellante junto a la Apdh y dos particulares.

Hubo una mayoría de condenas a prisión perpetua, otra a 18 años de cárcel y tres absoluciones. En tanto, el ex federal fue condenado a seis años de prisión, mientras que los provinciales recibieron perpetua.

Se espera que en diciembre el TOF avance en otro juicio que involucra delitos de lesa humanidad perpetrados durante la dictadura por personal de la policía provincial.

 

El juicio

 

El proceso tuvo idas y vueltas antes de iniciarse, las cuales incluyeron sucesivas recusaciones de los jueces que irían a indagar a los acusados. Sin embargo, Rogelio Roldán, miembro de la conducción del PC sanjuanino, juzgó “muy importante” su realización, sobre todo para destacar que hubo “confirmaciones” de las condenas a prisión perpetua que ya tenían algunos acusados en causas anteriores.

“Fue apareciendo más a la luz todo el aparato represivo”, dijo en ese sentido y rescató: “este juicio incluyó a miembros de la policía de San Juan que no habían estado en el juicio anterior”.

También aclaró que “en este juicio apareció la actuación de la policía provincial y el próximo va a estar dedicado más a lo que específicamente hizo esa fuerza”.

El dirigente comunista recalcó que “hubo muchas vueltas para ir avanzando con los juicios” pero, destacó que “de todos modos se avanzó y ha sido bastante importante el rol de los organismos de derechos humanos”.

Por otro lado, Roldán apuntó que desde el poder local “no aparece una presión abierta en contra de los juicios, pero es evidente que tratan de no darles conocimiento”. En ese marco, señaló que “la asistencia a los juicios se limita a la militancia”, mientras en los medios de comunicación “dan una información muy por arriba y en los comentarios siempre hay cosas en contra de los juicios”.

También rescató la importancia del proceso que desde diciembre investigará el papel de la policía sanjuanina en la represión durante la dictadura y denunció que “la policía de San Juan es una policía de alta violencia institucional y muy corrupta”.

Y finalizó aseverando que esto no es sino una “violencia constante amparada desde la Secretaría de Seguridad y en línea con las orientaciones nacionales, más allá de que el gobernador Uñac diga ser peronista, aunque sea de los gobernadores del peronismo ‘bien educado’, que está con Macri”.