Las pymes y un presente sombrío

País
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Sigue cayendo la producción de las pymes industriales. Apyme recalca que hay que avanzar hacia “un proyecto de país que recupere la industria nacional”.

Un trabajo de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (Came), dado a conocer ayer, advierte que durante mayo, la producción de las pymes industriales tuvo una caída interanual de 6,5 por ciento, al tiempo que desde enero acumula un retroceso de 8,1.

Así las cosas, el informe de Came recalca que este sector suma trece meses seguidos de descenso, en un escenario en el que casi el sesenta por ciento de las empresas que relevó dicen que tuvieron pérdidas.

Por su parte, con este telón de fondo, desde Apyme se puso énfasis en que es preciso  avanzar en “un proyecto de país que recupere la industria nacional, la equidad social y la soberanía, lo cual se logra con un Estado activo, participativo y profundamente democrático”.

Y, en esta dirección, se hizo pública la “preocupación por el eco positivo que se dio en medios masivos de opinión pública a los festejos que en los Mercados” tuvo la presentación del binomio electoral Macri-Pichetto.

“La fórmula oficialista representa la profundización del actual modelo que dejó a fuera a las Pymes, el empresariado nacional, el trabajo y la producción”, alertó Apyme.

Y añadió que las pymes, cooperativas, la economía social y las economías regionales que representan casi la totalidad “de las empresas que sostienen el empleo y dinamizan la actividad económica, dependen del mercado interno, que a diferencia de los Mercados, no tiene nada que festejar”.

Tras lo que hizo hincapié en que “las ventas bajan continuamente en la mayoría de los rubros de consumo masivo, porque los ingresos de la población siguen muy por debajo del índice de aumentos de precios, que supera el 55 por ciento interanual”.

Todo en un marco en el que “la economía en sigue y seguirá en recesión, con tasas de interés de más del setenta por ciento que hacen inviable la actividad productiva”.

También remarcó que “la frágil ‘calma’ en el sistema financiero del último mes está sostenida por un desenfrenado endeudamiento en dólares con grandes fondos internacionales y con el FMI,  bajo inaceptables condiciones de mayores ajustes estructurales que recaerán una vez más sobre los sectores más débiles de la sociedad, las clases medias, las Pymes y los trabajadores”.

Pero, destacó, “no todos pierden”, ya que “los especuladores financieros, los bancos privados,  las empresas energéticas, los agroexportadores y un puñado de conglomerados de servicios y  multinacionales obtienen día a día grandes ganancias bajo este modelo”.