Evo gano en primera vuelta

Política
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Al cierre de esta edición se oficializaba la victoria del MAS en las presidenciales del domingo. Evo Morales ganó en primera vuelta con una diferencia de 10,56%, en 242 municipios, obtuvo el 85% de los municipios, mayoría en el parlamento diputados y senadores. Triunfo en primera vuelta del gobierno popular Boliviano.

“Está en proceso un golpe de Estado”, denunció el presidente Evo Morales, hoy miércoles, por lo que llamó a los movimientos sociales a organizarse y movilizar “de forma pacífica y constitucional para defender la democracia”.

Lo hizo en una ronda de prensa convocada en la Casa Grande del Pueblo, donde fue claro al señalar que el intento de golpe, está “comandado por la derecha y la política internacional”.

Asimismo, Morales fue claro al recalcar que “no hemos entrado a la confrontación y nunca vamos a entrar a la confrontación”. Lo dijo ante la violencia perpetrada por grupos de derecha que, entre otras cosas, incendiaron edificios públicos y agredieron a candidatos del oficialismo.

Por otra parte, ayer se conocieron los resultados de la votación de la votación en el exterior que señalan que el Movimiento Al Socialismo (MAS) alcanzó en esas mesas casi el sesenta por ciento de los sufragios.

Vale recordar que la jornada electoral en la que la fórmula del MAS se impuso al superar la barrera de diez puntos de diferencia con su rival más inmediato, fue monitoreada por más de doscientos observadores de organizaciones internacionales, propuestos por las diferentes fuerzas (Ver Evo gana, la derecha rompe).

En este contexto, por medio de su canciller, Diego Pary, el Gobierno de Bolivia solicitó a la OEA que realice una auditoría oficial sobre las actas de votación.

“Hemos entregado, en Washington, una nota oficial a la OEA para que haga una auditoría y verifique una por una las actas de votación” señaló Pary y, en esta dirección, Morales  añadió remarcó: “no tengo nada que ocultar, no necesitamos la ayuda de nadie”.

Por su lado, se espera que hoy se reúna el Consejo Permanente de esta organización, en una sesión extraordinaria para considerar “la situación en Bolivia”.

El encuentro fue convocado por las representaciones de Brasil, Canadá, Colombia, Costa Rica y EE.UU.; así como por la que preside el delegado de Juan Guaidó ante la OEA, Gustavo Tarre.

Significativamente, esta organización todavía no se reunió para  considerar la situación en Ecuador donde, días atrás, la represión con que el gobierno respondió a la movilización contra el ajuste, dejó un saldo de –al menos- cinco asesinados, más de mil detenidos y 855 heridos.

Tampoco para interesarse en lo que, ahora mismo, está pasando en Chile, donde las Fuerzas Armadas reprimen  a manifestantes, el presidente asegura que su país está en guerra y ya hay 17 personas ultimadas, una cifra superior a los dos mil detenidos y más de cien desaparecidos.

En consonancia, el canciller de Argentina, Jorge Faurie, atribuyó las protestas que se suceden en Chile a “un huracán bolivariano”, idea que fue desestimada por el propio embajador de nuestro país ante Chile, José Octavio Bordón.