Nada está en calma

Política
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

TRAS EL DISCURSO DE MACRI - El presidente habló a la mañana y, antes de despejar las dudas, confirmó el camino de ajuste neoliberal. De paso, confirmó la crisis, acusó al gobierno anterior y culpó de la situación a la coyuntura internacional y al “escándalo de los cuadernos”.

 “Lo que están haciendo es, en poquito tiempo, un saqueo terrible a las riquezas de nuestro país, de los bienes del pueblo, de los salarios de los trabajadores, de la venta de los activos de la Anses”, señaló Chapu Urreli, coordinador nacional del MTL y secretario del PC de la provincia de Buenos Aires, al referirse a la necesidad de avanzar con un plan de lucha que enfrente las políticas gubernamentales, que se van a profundizar, tal como anticipó en su mensaje de hoy por la mañana el presidente, Mauricio Macri.

Vale recordar que el primer mandatario adelantó que habrá más ajuste, para lo que se escudó en “la emergencia”, que según él deriva de responsabilidades que surgen de acciones de gobierno anteriores a su llegada a La Rosada, y en un contexto internacional adverso.

El complemento al mensaje del mandatario lo hizo el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, quien dio a conocer la implementación de un paquete de medidas fiscales que se plantea alcanzar déficit primario cero para 2019.

Con este paquete, que en la práctica implica un ajuste de 11.200 millones de dólares para 2019, Dujovne viaja a Estados Unidos para terminar de acordar con el FMI el desembolso del anticipo del acuerdo que celebró el gobierno con ese organismo multilateral.

Otro de los aspectos clave que se desprenden de las medidas, cuyo detalle se lee en un documento de Hacienda titulado “Acciones para alcanzar el equilibrio fiscal”, es el inherente a los subsidios, ya que el Gobierno Cambiemos busca reducirlos en un equivalente al 0,5 por ciento del PBI.

Para ello prevé traspasar a las provincias, la inversión que hasta ahora hace el Estado nacional en la tarifa social del servicio de agua y cloacas, además de energía eléctrica, así como en la del transporte automotor de pasajeros. Esto puede implicar incrementos de hasta un doscientos por ciento en esos cuadros tarifarios.

Asimismo, anunció recortes por 0,7 por ciento del PBI en la inversión pública y reconoció que el ejecutivo no puede “dar una estimación de cuánto va a estar el dólar”.

Tras cartón, en las principales bocas de venta de la ciudad de Buenos Aires, el precio de la divisa estadounidense se catapultó 1,2 pesos para subir hasta 38,6 y, al cierre de la ronda y después de que el Banco Central quemara cien millones de dólares, cotizaba a 38,95. Esto es 95 centavos por encima del cierre del viernes.

También se oficializó que el ministerio de Producción, que sigue a cargo de Dante Sica, absorberá a los de Trabajo y Agroindustria, que pasarán a ser secretarías. Al tiempo, la cartera de Desarrollo Social absorbió a la de Salud.

 

Los trabajadores no te creen

 

En este contexto poco después del discurso de Macri, Hugo Moyano fue categórico cuando recalcó que “estos son oligarcones, patrones y empresarios pero la gente va a reaccionar porque no podemos aceptar que les quiten derechos a los trabajadores”. Mientras, desde la CGT el trunviro Juan Carlos Schmid no descartó que se adelante el paro general al que convocó la central para el 25 de septiembre.

Por su parte, el titular de la CTA, Hugo Yasky recalcó, vía Twitter, que “debemos asumir un compromiso: ninguna lucha estatal, docente, jubilados, tiene que quedar sola”. Agregó: “desde hoy unimos cada lucha para que no nos aíslen. Con la convicción que vamos a derrotar el ajuste neoliberal”. Poco antes y mientras el presidente hablaba, por el mismo medio había aducido: “avisen al señor presidente que esta gobernando hace años. Que se despierte de la larga siesta y gobierne”.

En tanto, Chapu Urreli expresó que el presidente “no sólo es un descarado sino un hipócrita” porque “por un lado habla de sacar las pensiones a los pobres jubilados y por otro lado habla ahora de aumentar la asignaciones universales”.

Sostuvo que con lo presentado por el primer mandatario “queda expuesto el acuerdo con el Fondo Monetario”. Añadió: “no necesitan hacer la reforma laboral porque con lo que ya están haciendo, en concreto de 850 dólares que ganaba un trabajador hace unos años atrás, ahora esta en 350”.

“Estamos viviendo como no podíamos vivir”, sentenció el dirigente, tras lo cual sostuvo: “en realidad lo que están haciendo es en poquito tiempo un saqueo terrible a las riquezas de nuestro país, de los bienes del pueblo, de los salarios de los trabajadores, de la venta de los activos de la Anses”.

“Lo que están haciendo estos tipos es una fiesta”, enfatizó irónicamente. “Dijo uno de sus funcionarios que la gente no se haga ilusiones de vivir con celulares, con plasma, de tener autos 0 kilómetro”, recordó y apuntó: “no pueden ser más descarados y mas crueles estos tipos”.