Movilizados por Venezuela

Política
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

El Partido Comunista y la Fede estuvieron en la marcha hacia la embajada de EE.UU. que la policía que comanda Patricia Bullrich reprimió.

Una delegación del partido Comunista y la Fede, participó ayer por la tarde de la movilización que se llevó a cabo hacia la embajada de EE.UU. para rechazar la escalada de agresión que Washington perpetra contra el pueblo y gobierno de Venezuela.

La concentración fue frente a la facultad de Derecho de la UBA, donde el Ministerio de Seguridad montó un fuerte operativo policial que hostigó y atacó a parte de los manifestantes. Pese a esto las columnas marcharon hacia la sede diplomática donde tuvo lugar un breve acto.

Mientras tanto, con moderada expectativa, comenzó hoy en Montevideo la fase preparatoria del grupo de contacto sobre Venezuela que reunirá mañana a representantes de ocho países de la Unión Europea y cinco de nuestra región, convocados por Uruguay y México.

En las antípodas de la actitud de la postura de sumisión a EE.UU. adoptada -desde su creación- por el Grupo de Lima, la convocatoria de Montevideo pretende “contribuir a crear las condiciones para que surja un proceso político y pacífico”.

Vale recordar que en idéntica dirección se manifestó el Papa Francisco quien reconoció que podría mediar si el presidente legítimo de Venezuela y la facción que pretende derrocarlo se lo piden.

“Pido al Papa que ponga sus mejores esfuerzos, su voluntad para ayudarnos en ese camino del diálogo y ojalá tengamos una respuesta positiva”, dijo días atrás el presidente Maduro en una misiva dirigida al Sumo Pontífice a quien instó a participar del espacio abierto en Montevideo por propuesta de los gobiernos de México, Uruguay, Bolivia y los países que integran el Caricom.

Lo hizo desde Venezuela donde, ayer, en un operativo realizado por efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana en el aeropuerto internacional Arturo Michelena, se incautó armamento que -ilegalmente- llevó hasta ahí un avión de carga proveniente de Miami.

Desde el gobierno denunciaron que el armamento estaba destinado a abastecer bandas que actúan en Venezuela para intentar asestar el golpe de Estado contra el gobierno legítimo.