Movilizados al nido de serpientes

Sindicales y Territorio
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

El Frente Barrial CTA, el Frente Milagro Sala y la Territorial de CTA Autónoma marcharon hacia la Cámara de Comercio. Mientras la mitad de los pibes argentinos pasa hambre, Carolina Stanley recomienda ingerir leche, yogurt y hasta frutas secas para mantener una dieta saludable.

Con el Gobierno Cambiemos recién asumido, en febrero de 2016, Mauricio Macri y María Eugenia Vidal, fueron hasta Ciudadela para participar de un acto en una sucursal de la cadena de supermercados Coto.

Ahí, Gloria, la esposa de Alfredo Coto y cofundadora del Grupo, trazó una hoja de ruta de lo que se venía, cuando cargó contra “la gente” que -definió- “no tiene ganas de trabajar”. Y aportó una solución: terminar con “los planes que arruinaron a la gente” y avanzar hacia reformas regresivas de las leyes laborales.

A poco más de tres años el panorama es desolador y el gobierno avanzó todo lo que pudo en la Hoja de Gloria.

Mientras que, tal como lo revela un informe de la UNdAv, el ejecutivo derrocha alrededor de un millón de pesos por minuto para pagar intereses de deuda que contrajo desde que entró a La Rosada, la capacidad de los montos de ayuda estatal para adquirir bienes se ubica en el rango más bajo desde 2001.

Así lo revela un reciente trabajo del Centro de Economía Política (Cepa), donde se da cuenta de que, desde que Mauricio Macri es presidente, el poder de compra de los planes de asistencia se derrumbó en el orden del 45 por ciento.

Mientras tanto, el precio de la canasta básica alimentaria sigue subiendo y, anualizada, ya está por encima del sesenta por ciento de acuerdo a datos del propio Indec.

Aquí vale recordar que esta canasta es la que marca la línea que separa pobreza de indigencia y que, así las cosas, una familia de cuatro personas precisa para cubrir los requerimientos calóricos mínimos para la supervivencia, no  menos de 11.117 pesos al mes.

Por su parte, la canasta básica también está por las nubes ya que, para llenarla, un hogar de cuatro personas deberá reunir mensualmente 27.600 pesos, esto es, algo más de diez mil pesos de lo que necesitaba un año atrás.

Mientras tanto, en su página oficial, el Ministerio de Salud y Desarrollo Social insta a tener una alimentación saludable para lo que -entre otras cosas- recomienda realizar cuatro comidas diarias en las que deben estar presentes “verduras, frutas, legumbres, cereales, leche, yogur, queso, huevos, carnes y aceites” de oliva y canola.

Y, tras aclarar que es mejor comer pan de cereal integral, recalca que las porciones diarias de frutas y verduras deben ser cinco y tener “variedad de tipos y colores”, las de lácteos no menos de tres y que es preciso tener en cuenta que “las frutas secas y semillas aportan nutrientes esenciales”.

Como se ve, además de poseer en su ADN todo el carácter criminógeno propio del capitalismo, el Gobierno Cambiemos se destaca por su capacidad de infinita de provocar, en este caso, a quienes a duras penas sólo llegan a hacer una magra comida diaria. 

 

Alergias

 

Así las cosas, ayer, organizaciones que integran el Frente Barrial CTA -una de ellas el MTL- junto al Frente Milagro Sala y la Territorial de CTA Autónoma, se movilizaron por calles del centro de la ciudad de Buenos Aires, hasta la sede de la Cámara Argentina de Comercio, donde pidieron ser recibidos por la Asociación de Supermercados Unidos (ASU) que presiden Alfredo Coto y Federico Braun.

Ahí presentaron un documento en el que se reclaman medidas concretas, como la implementación de una tarjeta de descuento, que permitan que trabajadores del sector barrial y cooperativo accedan a la canasta básica alimentaria.

“La situación está más que complicada, nuestros chicos comen una vez al día, es algo indignante”, denunció el secretario adjunto de la CTA-Moreno, Gustavo Muñoz, quien estuvo presente en la marcha tal como el titular de la CTA Cañuelas-Lobos y también miembro del MTL, Mario Micheli.

Muñoz fue claro cuando destacó la unidad en la acción que caracterizó a la jornada en la que, “desde un trabajo colectivo de acuerdo en lo reivindicativo, movilizamos para  pedir una reunión con formadores de precios que se adueñaron de nuestra economía y son parte de los que hacen hambrear a nuestro pueblo”.

Y después de señalar que “nuestros chicos no tienen para comer en un país que produce alimentos para cuatrocientos millones de personas”, resaltó que “el problema no es que no hay, sino que estos hipermercados y los grandes poderes que actúan en Argentina, se quedan con el dinero que nos corresponde, marcan los precios en dólar y quieren vender en nuestro país como si estuvieran en Europa”.

Vale recodar que quienes presiden la ASU, son el tío del jefe de Gabinete y el esposo de Gloria.

“Estas personas tienen cero sensibilidad, por eso es que buscamos, a través de la lucha y la presión, poder exigir y sacarle lo que es nuestro”, insistió Muñoz y añadió que “de los productos que se exhiben en Coto y cualquier supermercado, el que menos ganancia tiene es de un doscientos por ciento y, en algunos casos, llega hasta el mil por ciento”.

Por eso “sólo pedimos que ganen menos y que bajen los precios para que tengamos acceso a los alimentos y productos básicos”.

La movilización de ayer apuntó a uno de los reductos de fuerte carácter simbólico y concreto para el capitalismo. Pero no es la primera vez que este espacio de organizaciones se mete en el nido de las serpientes -antes había marchado a la Bolsa de Valores y el Central- y que lo hace desde una clara mirada de clase.

“Los que movilizamos somos sectores sociales y políticos”, remarcó Muñoz, “porque el MTL no es sólo un movimiento social, ya que somos una corriente política del PC que nos toca militar, con mucho orgullo, en el territorio”.

Por eso “marchamos ahí donde se maneja poder político y económico que articula el disciplinamiento hacia el FMI y la Embajada de EE.UU.”, indicó y añadió: “¡y vaya que les molesta cuando nos ven por la zona que llaman la city”.

Es que, concluyó, “cuando ven a un pobre les da alergia, pero a nosotros nos dan alergia estos personajes que se enriquecen todavía más, a costa de la miseria de nuestros chicos y adultos mayores”.