Violento desalojo 

Sindicales y Territorio
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

La Policía Bonaerense ingresó armada a una fábrica y desplazó a los trabajadores que sostenían una ocupación pacífica en Kimberly Clark. Ocho empleados fueron detenidos.

Las fuerzas represivas desalojaron esta madrugada a los trabajadores de Kimberly Clark, quienes sostenían una ocupación pacífica de la planta de Quilmes luego del cierre dispuesto por la empresa.

Mediante un operativo violento, efectivos de la Policía Bonaerense ingresaron armados y arrinconaron a los empleados. La papelera cerró en septiembre y dejó a 200 operarios en la calle.

“A las 3:30 se hizo presente la policía con un gran operativo para desalojar a los compañeros que mantenían la ocupación en planta. El desalojo se hizo de forma absolutamente ilegal. Fue la única respuesta en estos dos meses de lucha”, contó uno de los despedidos en diálogo con Página 12, que aguardaba esta mañana frente a la puerta de la comisaría 8 de Quilmes, donde trasladaron a los ocho detenidos, tres de ellos delegados.

El desalojo fue la única respuesta del gobierno durante los dos meses de conflicto. “La única respuesta del gobierno es la represión, son los gases y son los palos. Tuvimos seis audiencias en el ministerio de Economía y no tomaron ningún tipo de posición. Nuestro reclamo es tan elemental como seguir llevando un plato de comida a nuestras familias”, agregó el trabajador.

Tras el desalojo, Laura Leonardi, del Partido Comunista de Quilmes, remarcó: “están en alerta todas las fuerzas políticas de Quilmes que asistieron a los compañeros detenidos, que ya fueron liberados. Es a lo que nos tiene acostumbrados esta gestión, en el Bauen no pudieron porque el abrazo de la comunidad fue contundente”.

En cuanto al rol del municipio, Leonardi señaló que “los trabajadores le están pidiendo reuniones a la nueva gestión porque evidentemente la gestión saliente no corta ni pincha”.

Por último, la militante comunista hizo énfasis en que “nosotros tenemos claro que no necesitamos patrones, necesitamos la fuente de trabajo y vamos a acompañar el proceso de transformación de cooperativa que están llevando adelante los trabajadores”.