Sin luz ni Salud Pública

Sindicales y Territorio
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Nuevo corte de electricidad en el Hospital San Martín de La Plata. “Las compañías eléctricas hacen lo que quieren, no les importa nada”, denunció la titular de la seccional Hospital Gandulfo de la Cicop, Edith Renis.

El Hospital San Martín de La Plata volvió a sufrir un corte total de energía y esta vez, también afectó a la sala de neonatología, donde se encuentran un número importante de bebés recién nacidos.

Por las redes sociales y diferentes medios de comunicación circularon las imágenes que mostraron cómo las enfermeras debían suministrar manualmente oxígeno y otras atenciones a los recién nacidos tras un nuevo corte de luz.

Por su parte desde la delegación local de la Cicop se aclaró que el corte se dio porque falló el tablero de transferencia luego de un microcorte de Edelap que desconfiguró el tablero.

El gremio además propuso la estatización de todos los servicios que suministran al hospital, y realizar un comité de seguridad donde se desarrollen protocolos de traslado de pacientes en situaciones de emergencia.

Vale recordar que tan solo en el mes de enero, el hospital registró otros cortes y durante el 2018, los médicos y profesionales tuvieron situaciones similares.

Al respecto Edith Renis, Presidenta de la Seccional Hospital Gandulfo de la Cicop, al analizar los cortes producidos por los de electricidad en el Hospital San Martin, recordó que “ya había pasado algo similar en la Ciudad de Buenos Aires, con un hospital que tuvieron que terminar una cirugía con las luces de las linternas de los celulares; el tema es que las compañías eléctricas hacen lo que quieren, no les importa nada”.

Asimismo puso el ejemplo del Hospital de Esteban Echeverría que depende del municipio, el cual tiene un promedio de facturas de luz de ciento treinta mil pesos que no pueden pagar, que tienen que abonar los vecinos con los impuestos, “nunca me imaginé que un hospital tuviera que pagar la cuenta de electricidad, estos atropellos pasan cotidianamente”.

Renis recordó otro caso, el que ocurrió en diciembre en el hospital Oñativia de Rafael Calzada, “que de madrugada le cayó un rayo, se prendió fuego y los trabajadores, camilleros, enfermeros y médicos tuvieron que evacuar a los pacientes para llevarlos al Gandulfo, que solamente tiene ciento sesenta camas para todo Lomas de Zamora, y el nosocomio siniestrado quedo inutilizado hasta julio por un rayo”.

También señaló que todas estas “irregularidades y problemas que aparecen en las estructuras edilicias de los hospitales públicos tienen que ver con la falta de presupuesto”; y agregó “Edesur hace lo que quiere, no invierte, tampoco lo hace el Ministerio de Salud; toda esta situación es responsabilidad directa de la Gobernadora Vidal y del inútil del Ministro de Salud”.

Finalmente dijo que seguirán pasando estas cosas, por ejemplo en el Hospital Evita de Lanús no hay reactivos para hacer las pruebas de Tuberculosis, ni siquiera en pediatría hay insumos para detectar esta enfermedad en los niños, es algo terrible, mientras no se destinen recursos para salud, estos problemas serán recurrentes.