Santa Fe: piden explicación a Bullrich

Política
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

El fiscal Rodríguez reiteró un pedido al Ministerio de Seguridad de la Nación para que aclare los vínculos demostrados en sede judicial entre el narcotráfico y las fuerzas de seguridad en esta provincia.

Una vez más, la policía en Santa Fe está bajo la lupa por sus vinculaciones con el crimen organizado, especialmente con el narcotráfico. Esta vez, el Fiscal Walter Rodríguez denunció que las fuerzas federales, que están bajo la órbita de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, se encuentran en un estado de “corrupción institucional” que es alarmante. Al respecto Norberto Champa Galiotti, secretario del PC de Rosario, afirmó que “la ministra es cómplice del narcotráfico en Santa Fe” y vinculó a fuerzas federales como Gendarmería, Policía Federal y Prefectura con la actividad de la policía provincial.

Bullrich ya había sido alertada en 2017 por el Fiscal Rodríguez, para quién la situación es de “gravedad institucional”. Específicamente, Rodríguez señala que la falta de respuesta por parte de la ministra es grave ya que tiene la obligación de aclarar “las fuertes sospechas” de complicidad con las bandas delictivas que pesan sobre las fuerzas federales.

Estas sospechas se fundamentan desde 2016 a partir de la elevación a juicio de una causa que involucra al empresario local Sergio Villarroel, procesado por lavado de activos junto a otros miembros de su familia. En 2018, este empresario fue condenado, en otra causa, a nueve años de prisión. Para el fiscal Rodríguez, los activos lavados por Villarroel provenían del narcotráfico, actividad en la que el empresario era favorecido “por un complejo entramado de protección policial” que involucra a fuerzas provinciales y federales.

Entre los involucrados se encuentra, por ejemplo, el policía Gustavo Gribaldo. En la causa en la que fue condenado Villarroel está demostrado que las fuerzas de seguridad manejaban listas con los nombres de las personas autorizadas para vender drogas.

Sobre esta situación general, Galiotti afirmó que “la policía en Santa Fe tiene una historia realmente muy triste para el pueblo santafesino” y recordó que “desde su participación con Gendarmería en La Forestal, siempre ha estado vinculada a los sectores de poder”.

Respecto a la denuncia del fiscal Rodríguez, Champa Galiotti aseveró que “no es nada nuevo” y rememoró que “el Jefe de la Provincia de Santa FE -Hugo Tognoli- tenía vínculos con el narcotráfico”. Además, “también se ha demostrado que distintos oficiales y jefes de unidades regionales participan de este negocio, cuyo principal garante es la policía de la provincia”, explicó.

Por ejemplo, solo en Rosario hay más de 1.000 búnkers de drogas donde se comercializan estupefacientes, armas y municiones. Galiotti explicó que “cada búnker tiene seis ‘soldaditos’, así que estamos hablando de una capacidad de fuego de seis mil personas como mínimo. Esa es la fuerza que hoy tiene el narcotráfico en la provincia, manejado por las fuerzas de seguridad”.

Ante esta situación generalizada, el dirigente rosarino se encargó de remarcar que no se trata solo de casos de corrupción. “Esa mirada, podría hacernos pensar que se trata de algunos oficiales corruptos”. No es el caso de la policía de Santa Fe, “ya que se trata de una institución que organiza el crimen en toda la provincia”.

En lo que respecta a la intervención de las fuerzas federales, explicó que desde 2016 la jefatura de todos los operativos está en manos de Patricia Bullrich. Por eso, “es injusto decir que en esta situación solamente tiene responsabilidad la provincia de Santa Fe”. En los mismos negocios está involucrada la Gendarmería, la Policía Federal y Prefectura. En ese sentido, “Bullrich es cómplice del narcotráfico en Santa Fe”.

Las responsabilidades son nacionales y provinciales. En ese sentido, remarcó que “la irrupción clara de la policía en el negocio del narcotráfico coincidió con el gobierno de Hermes Binner”. De esta manera, “durante los gobiernos socialistas lo que sucedió es que la policía tomo control definitivo del negocio del narcotráfico en la provincia”. Y agregó que “la policía de Santa Fe siempre estuvo vinculada a la prostitución, al juego clandestino y como fuerza extorsiva de los principales empresarios. Este ha sido el rol histórico de la policía provincial”.

Respecto a las posibilidades de que el cambio de gobierno sirva para revertir la situación, el dirigente fue tajante: “no creo que Perotti tenga capacidad de cambiar esta realidad. Creo que lo único que podrá hacer es reiterar el manejo histórico que los gobiernos provinciales han tenido con la policía que es el de negociación ante una institución que alcanzo altísimos grados de autonomía”.