A donde vayan los iremos a buscar

Sindicales y Territorio
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

El fiscal general de Mar del Plata, Fabián Fernández Garello, quedó procesado por participar del secuestro y tortura de tres militantes del Partido Comunista durante la última dictadura cívico-militar.

La jueza federal de San Martín Alicia Vence lo procesó como "partícipe necesario" junto con otros integrantes de la policía bonaerense y ordenó un embargo de trescientos mil pesos. Desde la Comisión por la Memoria pidieron que lo releven del cargo.

 Como agente de inteligencia de la Dipba, Garello participó en julio de 1981 de los procedimientos que terminaron en la detención ilegal y torturas de los militantes del PC Jorge Oscar Bulacios, Ernesto Ramón Duarte y José Rolando Seitor.

Vence señaló que "los acontecimientos enjuiciados no se podrían haber llevado a cabo de la manera en que acontecieron" sin la participación del actual fiscal general de Mar del Plata.

La prueba documental respecto de la participación del fiscal en aquellos operativos de la dictadura había llevado a la jueza del caso a llamar a declaración indagatoria a Fernández Garello, quien había minimizado su participación como simples "tareas administrativas".

En paralelo a la investigación judicial, la CPM solicitó el jury de enjuiciamiento contra el fiscal ahora procesado por la gravedad de los delitos en los que estaba implicado.

El rechazo del pedido de jury contó con los votos de los legisladores de Cambiemos Juan Pablo Allan y Santiago Nardelli y del Frente Renovador Hernán Albisu y Lisandro Bonelli.

Además de Fernández Garello también fueron procesados, sin prisión preventiva, los policías bonaerenses retirados Ricardo Coronel, Guillermo Horacio Ornstein, Hugo Daniel Cammarota, Daniel Eduardo Ríos y Hugo Carlos Ramón Trasguerras; y el militar retirado Jorge Norberto Apa.

Pedro Ferrer, Secretario del PC de Mar del Plata, aseguró que es “importante que esté procesado porque es un tipo muy influyente en la justicia local y hasta hace poco era intocable”. Por lo que le adjudicó esta victoria “al campo popular y a los organismos de derechos humanos”.

A su vez, calificó como “muy valioso” que se siga desenmascarando a los cómplices civiles de la dictadura. “La lucha de todos estos años está surtiendo efecto, así como la lucha contra la domiciliaria de Echecolatz en Mar del Plata”, sostuvo Ferrer.

Además, explicó el significado que tiene como Partido Comunista el procesamiento del fiscal Garello. “Es una forma de hacer justicia y rescatar la memoria de los compañeros que lucharon contra la dictadura”.

En este sentido, criticó a los legisladores de Cambiemos que se opusieron al procesamiento del fiscal asegurando que “no es de sorprender está decisión porque son sectores que han sido cómplices con la dictadura”.