Movilizaciones en todo el país

Sindicales y Territorio
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

A 42 años de La Noche de los Lápices - En la Ciudad de Buenos Aires se marchó desde Congreso a Plaza de Mayo. La Fede estuvo presente.

 “Somos jóvenes con memoria, vinimos a hacer política y vinimos para quedarnos”. Con esta consigna la Fede dijo presente en la movilización que ayer atravesó las principales ciudades del país a 42 años de La Noche de los Lápices que, en la Capital Federal, se llevó a cabo desde el Congreso hasta Plaza de Mayo.

Ahí, cientos de jóvenes se encolumnaron detrás de una pancarta que alertó que, en nuestro país, “la educación está en peligro”, al tiempo que exigió que “no nos roben el futuro”. También se resaltó que “la lucha de María Claudia Falcone, María Clara Ciochini, Horacio Ungaro, Claudio de Acha, Daniel Racero y Francisco Muntaner sigue vigente”.

Fue un momento propicio para reiterar, entre otras cosas, que es preciso que se declare la Emergencia Educativa, que los trabajadores de la educación perciban salario digno y la implementación efectiva del boleto estudiantil, así como para rechazar el proyecto de crear una universidad docente en la Ciudad de Buenos Aires y al acuerdo del Gobierno Cambiemos con el FMI.

Ahí, entre otros, estuvo la CTA de los Trabajadores y una de las sobrevivientes de La Noche de los Lápices, Emilce Moler, quien en el acto que tuvo lugar al llegar a la Plaza, se dirigió a los presentes para recalcar que “voy a dar toda mi vida para que nos podamos realizar todos, con libertad, con Justicia y con educación”.

Otro que habló fue el titular de la CTA, Hugo Yasky, quien fue claro al señalar que “la defensa de la educación, también es la denuncia del hambre, que no es una calamidad de la naturaleza” ya que “este es un país muy rico”. Y añadió: “es la clase dominante la que hambrea al pueblo, genera la desigualdad y destruye la educación pública”.

Así las cosas, la presencia del movimiento secundario fue fuerte y, ahí, la columna de la Fede se hizo oír. “Hoy más que nunca hay que hacer visibles nuestros reclamos”, recalcó Lucía Itzcovich y, tras enumerar como prioritarios a la aplicación real de la ley de Educación Sexual Integral, el rechazo a la iniciativa promocionada como Secundaria del Futuro y a la Unicaba”, fue contundente cuando puntualizó que “la juventud es un sector fundamental en la lucha”.

Mientras que Camilo Sotelo, advirtió que “los mismos que orquestaron el ataque a los compañeros durante la dictadura cívico-militar son los que hoy orquestan el ataque contra la educación pública” y fue tajante cuando aseveró que “la Fede va a seguir luchando por la memoria como herramienta de transformación”.

 

Clima de época

 

Este año el clima que rodea la conmemoración de La Noche de los Lápices no es el mejor. La semana pasada las autoridades del García Lorca, ubicado en el barrio de la Paternal, prohibieron un acto conmemorativo que había organizado el Centro de Estudiantes.

Casi en coincidencia, Carlos Rosenkrantz se convirtió en titular de la Corte Suprema. Este abogado de multinacionales que, en nombre del Grupo Clarín litigó contra el Estado para evitar que entrase en vigencia la Ley de Servicios Audiovisuales, fue quien desde el supremo tribunal impulsó el 2x1 con el que se pretendió beneficiar a genocidas condenados por perpetrar delitos de lesa humanidad.

Todo, mientras a instancias de una deliberada política gubernamental, avanza el vaciamiento de la Secretaría de Derechos Humanos, cuyos trabajadores llevan varios días de paro.

Y esto no es todo. A 42 años todavía no tiene fecha el inicio del juicio de parte de los responsables de las torturas y desaparición forzada de personas perpetradas en el contexto de La Noche de los Lápices.

Entre los acusados que tendrán que sentarse en el banquillo está Juan Miguel Nazi Wolk, quien fuera el jefe del Pozo de Banfield y que espera el juicio en su casa de Mar del Plata, donde disfruta del beneficio de prisión domiciliaria, pese a que cuando fue requerido judicialmente se profugó.

Lo deberán acompañar Miguel Etchecolatz, el ex ministro de Gobierno bonaerense Jaime Lamont Smart, el ex juez federal Juan María Torino y el médico policial Jorge Antonio Bergés.