Sidebar

[Offcanvas] Navegación superior

20
Jue, Jun
91 New Articles

DDHH
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Denuncian hostigamiento a un testigo clave en el crimen de Lucas Verón. “Los mandos policiales tienen que dar muchas respuestas” recalcó el abogado de la Ladh, Pedro Diniani. Ayer el presidente Alberto Fernández se reunió con la madre de Facundo Astudillo Castro.

La Asamblea por los Derechos Humanos de La Matanza denunció que, días atrás, Rodrigo Molina fue detenido irregularmente en un confuso episodio, tras lo que fue trasladado a Comisaría 2 de la localidad de González Catan.
Molina es un testigo clave en el caso de gatillo fácil que tuvo lugar en esa misma localidad, en el que resultó asesinado Lucas Verón. Su declaración fue fundamental para demostrar la versión que pretendió ocultar la responsabilidad que tuvo el accionar policial en este crimen.
“Rodrigo, quien padece un retraso madurativo, fue detenido en una confusa situación y trasladado a la misma comisaria desde dónde operaban los asesinos de Lucas y sus cómplices”, se denunció desde la Apdh y se recalcó que “este hecho que no es más que intentar amedrentar a las y los vecinos de Villa Scaso que tuvieron la valentía de atestiguar contra la corporación policial”.
Vale recordar que por el asesinato de Lucas Verón, se detuvo bajo prisión preventiva a los efectivos de la Policía Bonaerense, Ezequiel Benítez y Cintia Duarte, acusados de “homicidio agravado por ser cometido por un miembro de una fuerza de seguridad y por el uso de arma de fuego y tentativa de homicidio”.
La querella que actúa en el caso de Lucas Verón, incluye al PC y la CTA, desde donde Gustavo Panasiuk alertó que este crimen es consecuencia de una metodología represiva, aplicada por la Policía bonaerense que apunta especialmente a los jóvenes de barrios pobres.
“Hay un accionar permanente de apriete y persecución hacia los jóvenes de los barrios”, recalcó Panasiuk y denunció que el accionar policial “es totalmente delictivo” y alertó que la investigación del caso se ve obstaculizada por “maniobras que buscan ensuciar las pruebas y así desligar a los policías”.

Impunidad

El caso de Villa Scasso donde fue ultimado Lucas Verón lejos está de ser aislado. Así lo destaca Panasiuk quien recordó las sospechan que vuelven a apuntar hacia personal policial, en este caso, por la desaparición de Facundo Astudillo Castro.
Así las cosas, gatillo fácil y violencia institucional son dos datos de la realidad que hablan de una situación estructural y de vieja data.
“Que las fuerzas de seguridad sigan cometiendo delitos, cuando a nivel nacional no hay un gobierno que los avale a los proteja habla de una impunidad que les dejó el gobierno de Macri y de que hay un estado en disputa”, señaló el abogado de la Liga Argentina por los Derechos Humanos (Ladh), Pedro Diniani.
En este sentido, Dianini valoró el reciente encuentro que tuvo la Liga con la ministra de Seguridad, Sabrina Frederic y destacó que “la disposición que tiene la actual ministra con los organismos de Derechos Humanos, es totalmente distinta a la de Patricia Bullrich con quien los conflictos siempre estaban a la orden del día”.
Vale recordar que durante ese encuentro, entre otras cosas, la Liga expresó su preocupación por los reiterados hechos de gatillo fácil e intimidaciones que tienen como protagonistas a personal policial.
“Debe ponerse a las organizaciones de Derechos Humanos como un eje controlador los excesos que se comenten desde las fuerzas de seguridad”, sugirió Dinani y recordó que “la Policía no funciona sin indicaciones”, por lo que “los mandos policiales tienen que dar muchas respuestas”.
Ya que, “pese a las respuestas positivas del Estado en apartar a los responsables y juzgarlos en algunos casos, estos hechos de violencia policial van a seguir existiendo si no se produce un cambio estructural y cultural acerca de las fuerzas de seguridad”, sostuvo el abogado de la Ladh.
“Lo miré a los ojos y me ha dejado conforme”, señaló ayer Cristina Castro, al ser recibida en la residencia de Olivos por Alberto Fernández. Y añadió que “el señor presidente ha sido muy amable y muy sincero, pero eso no quiere decir que vaya a dejar de exigir respuestas”.
Tras el encuentro la madre de Facundo Castro, junto a sus abogados Leandro Aparicio y Luciano Peretto, se reunió con la ministra de Seguridad, Sabina Frederic. Cristina Castro dijo “me tocaron un hijo y me di cuenta de cuántos chicos desaparecidos hay”, por lo que reclamó “nunca más Facundos, ni chicos desaparecidos, ahorcados en comisarías”.
Por su lado, el gobernador Axel Kiccilof hizo hincapié en que el ejecutivo bonaerense “va a colaborar la con la investigación y esperar los resultados” tras lo que recalcó que “si hay responsabilidad institucional no me va a temblar la mano para tomar todas las medidas que haya que tomar”.