Sidebar

[Offcanvas] Navegación superior

20
Jue, Jun
91 New Articles

DDHH
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Junto a la Liga, la Secretaría de Derechos Humanos solicitó que Casación deje firmes las sentencias del juicio Fuerza de Tareas 5 de La Plata. De los ocho represores que las recibieron, tres murieron sin tener firme la condena.

Después de más de seis años de que se leyera la sentencia en el juicio Fuerza de Tareas 5 de La Plata, la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación y la Liga Argentina por los Derechos Humanos (Ladh), solicitaron la semana pasada a la Sala II de la Cámara Federal de Casación Penal que deje firme la condena a ocho ex marinos y prefectos.

Ante la demora judicial, las dos querellas participaron en la audiencia donde se analizaron los recursos presentados por las defensas de los condenados, en contra de la sentencia que fuera dictada por el Tribunal Oral Federal 1 de La Plata (TOF 1).

En ese contexto, la Ladh pidió que se sostenga la calificación de genocidio que utilizó el TOF 1 en la sentencia y la ampliación de casos realizada durante el debate, mientras que la Secretaría pidió que se mantenga la calificación de desaparición forzada de persona. Estos dos puntos habían sido recurridos por las defensas de los represores.

Cabe recordar que se trata de un juicio oral que se llevó a cabo entre julio y octubre de 2015, en el que se investigaron por primera vez en esta jurisdicción, crímenes perpetrados por miembros de la Armada y Prefectura como parte de la Fuerza de Tareas 5, que operó en el cordón fabril de las zonas de La Plata, Berisso y Ensenada sobre víctimas que, en su mayoría, eran trabajadores de Astillero Río Santiago, Frigorífico Swift, Propulsora Siderúrgica e YPF.

En esta causa fueron condenados a penas de entre 25 años y prisión perpetua Antonio Vañek, Jorge Alberto Errecaborde, Juan Carlos Herzberg, José Casimiro Fernández Carró, Roberto Eduardo Guitián, Carlos José Schaller, Luis Rocca y Eduardo Antonio Meza. De ellos los represores Vañek, Fernández Carró y Meza fallecieron sin tener firme la condena.