Sidebar

[Offcanvas] Navegación superior

22
Sáb, Jun
89 New Articles

DDHH
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

En Santiago del Estero la Corriente Lohana Berkins fue protagonista de la jornada de movilización. “Entre los sectores más castigados por el gobierno nacional están mujeres y diversidades”, denunció Fanny Paz.

“Marchamos junto a las organizaciones sociales y políticas que siempre acompañan, con las que participamos en la Multisectorial y diferentes espacios en los que nos expresamos para poder visibilizar este momento tan crítico y duro, especialmente para la clase trabajadora y quienes están siendo despedidos y quedan desocupados”, dijo desde la Corriente Lohana Berkins de Santiago del Estero, Fanny Paz, al participar de la marcha que por el Ni Una Menos recorrió distintas arterias céntricas de la capital provincial.

Fanny Paz fue contundente cuando lamentó que su provincia no atraviesa una situación demasiado diferente a la del resto del país. “Aquí estamos pasando las mil y una también con los comedores y por los compañeros que han sido despedidos de distintos ámbitos, sobre todo aquellos que dependían de programas nacionales”, puntualizó.

Por eso “son muchos los reclamos que se hicieron en un día en el que nos juntamos para marchar por el Ni Una Menos que es un contexto que engloba muchas cosas, pero en el que entre los sectores más castigados están mujeres y diversidades” y tras recordar los femicidios que hace poco más de un mes cegaron las vidas de Pamela Cobbas, Roxana Figueroa y Andrea Amarante, recalcó que “hay que visibilizar todo esto para que la sociedad se entere porque los medios hegemónicos lo tratan a cuentagotas y hay varias causas sin resolverse, entre ellas, las de nuestra camarada Florencia Gómez Pouillastrou que ha quedado estancada y hay que seguir peleándola”.

De acuerdo al último informe publicado por la Oficina de la Mujer de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, durante 2023 se registró una víctima directa de femicidio cada 35 horas y una víctima de la violencia letal de género cada 32 horas, lo que incluye también a las víctimas de femicidio vinculado.


En primera línea


Por su parte, se siguen escuchando ecos de la jornada de movilización que tuvo su epicentro en el acto que se hizo ante el Congreso Nacional. “Fue una jornada donde demostramos que la mujeres y las disidencias estamos en primera línea de lucha contra este gobierno”, señaló desde el Partido Comunista de la Ciudad de Buenos Aires, Zaira Abraham Hom y denunció que la Presidencia Milei “ha elegido a las mujeres y a las disidencias como enemigo principal dentro de la clase trabajadora”.

Así las cosas, puntualizó que en el contexto del noveno aniversario de la primera edición del Ni Una Menos, “está tan cercano el femicidio de Barracas que, tal como lo teníamos esa vez, lo que está en riesgo de destinas maneras son nuestras vidas”. Y todo esto empeora “en épocas donde el Estado es el que revindica la violencia hacia las mujeres y disidencias”, al tiempo que “nos hostiga con sus políticas y la violencia social se profundiza”, por lo que “la unidad de las mujeres y las disidencias sindicalistas es clave” ya que “estamos dando un batalla muy grande hacia dentro de las organizaciones, para ocupar espacios de poder para transformar las lógicas verticalistas y patriarcales que nos terminan fragmentando”.

Pero, al respecto, hizo hincapié en que “las mujeres tenemos mucha historia, desde la Revolución de Mayo hasta nuestros días, de como construir autocuidado, autodefensa y organización en pos de una visión liberadora” porque, resaltó, “el feminismo nos enseñó a construir redes y a mirar al otro con empatía”, algo que “es una tarea fundamental porque apunta a poder construir una unidad sólida que necesitamos contra este gobierno entreguista y hambreador”. Y añadió que “no alcanza solo con cambiar leyes sino hay un cambio en la subjetividad de nuestro pueblo y en la construcción de poder y de conciencia de clase”.