Sidebar

[Offcanvas] Navegación superior

19
Mié, Jun
90 New Articles

País
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

El municipio más grande del conurbano bonaerense amplía el control con testeos masivos en los barrios populares, en el marco del operativo Detectar.

La Matanza reforzó los controles en el operativo Detectar, que la semana pasada realizó más de diez mil vecinos del municipio. La localidad más grande del conurbano bonaerense reporta una cantidad de casos de Coronavirus que se encuentra por debajo de la media nacional y provincial en relación a la cantidad de población.
Asimismo, desde la intendencia señalan que se multiplicaron las camas de atención en el marco del Aspo. Actualmente hay 2056 camas de internación entre el sector público y privado, con cuatro mil camas de aislamiento preparadas.
Daniel Calvo, del Partido Comunista de La Matanza, señaló que “se empezó con el operativo Detectar en algunos barrios con muchas necesidades, con una cantidad poblacional impresionante con condiciones de hacinamiento que nada tienen que envidiarle a la Capital Federal. Hay barrios que no tienen agua potable y eso es una situación preocupante”. “Nosotros desde el MTL no somos parte del Comité de Crisis, pero hemos trabajado con varias organizaciones para ser parte del mismo, pero es un bastante selecto aquí el comité. Este reclamo también lo hacemos desde la CTA de Los Trabajadores, ya que no se abre la cancha para que todos los sectores del campo popular participemos”, añadió Calvo.
Asimismo, el integrante de la CTA matancera recalcó: “estamos empezando a armar un comité de crisis paralelo con otros espacios y por otro lado, con el MTL donde tenemos merenderos y ollas populares nos encontramos con distintos sectores. Cuidamos el resguardo de todos los que se acercan a estos lugares, no solo de los que vienen a colaborar sino también con los que asisten”
Además de las tareas de contención en lo alimentario, Calvo remarcó que “también abordamos la necesidad de paliar el momento de hambre que estamos sufriendo. Estamos trabajando con una consejería de género en un contexto donde se profundizan ese tipo de violencias y también junto a ATE Verde y Blanca para que el Sedronar actúe en cuanto a cuestiones relacionadas al consumo problemático”.

Una crisis que se profundiza

En el marco de la pandemia, el empresariado avanzó con despidos y suspensiones. Así muchos trabajadores perdieron sus empleos. Los operarios de La Nirva -que produce el alfajor Grandote- ocuparon la planta de La Matanza y están en camino a ponerla a producir para seguir adelante ante un nuevo incumplimiento salarial.
“En el conflicto de La Nirva están presentes muchas organizaciones. Vale mencionar que este conflicto viene de antes, con una patronal que son estafadores reconocidos en la zona que no le pagaron a los trabajadores. Antes de ayer se produce la toma a partir de un acuerdo del Ministerio de Trabajo local que no se cumplió. Allí se empezaron a organizar e ingresaron a la fábrica”, señaló el miembro del PC.
“Ahora están comenzando un proceso de cooperativa. Por suerte la patronal no pudo llevarse la maquinaria, quedó casi nada de materia prima, por lo que están viendo de qué manera arrancar a producir. Desde el PC estamos acompañando en el marco de la CTA para que los trabajadores vayan avanzando. Aportamos con todo tipo de ayuda en el marco de la ocupa de los empleados”, enfatizó.