Sidebar

[Offcanvas] Navegación superior

25
Sáb, May
87 New Articles

Política
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Los docentes de todo el país comenzaron a recibir la vacuna contra el Covid-19. “Necesitamos estar bien de salud para poder realizar nuestra labor docente de una forma segura” señaló la secretaria de Salud de Suteba de Lomas de Zamora, Alba Werenchuk.

Después de que la ministra de Salud de la Nación, Carla Vizzotti, anunciara en la reunión del Consejo Federal de Salud que iba a comenzar la inoculación al personal docente de todo el país, esta semana alrededor de 492 mil dosis de la vacuna Sinopharm contra el coronavirus fueron distribuidas a todas las provincias.
Se trata de una parte del millón de dosis que arribó al país proveniente de la República Popular China que se entregaron a las provincias de acuerdo a un criterio de reparto basado en la cantidad de población que tienen.
En el caso del territorio bonaerense, más de 45 mil docentes y auxiliares que forman parte de los grupos prioritarios ya recibieron la primera dosis de la vacuna, mientras que 289.798 trabajadores de la educación ya se inscribieron para recibir la inoculación.
Al respecto la secretaria de Salud de Suteba de Lomas de Zamora, la integrante de La Violeta Alba Werenchuk, valoró positivamente que se esté vacunando “ya que necesitamos estar bien de salud para poder realizar nuestra labor docente de una forma segura” porque, recordó, “estamos expuestos a la posibilidad de contagiarnos, ya que muchos trabajamos en diferentes escuelas y viajamos en el transporte público”.
También hizo hincapié en que es preciso que se garantice el cumplimiento de los protocolos y que se cumplan todas las indicaciones del Plan Jurisdiccional que fija en qué condiciones se debe dar el regreso seguro a las clases presenciales.
Por otra parte recalcó que los trabajadores de la educación “cumplimos una función social muy importante, como es garantizar el derecho social a la educación” y recordó que “interactuamos con las comunidades educativas de forma dinámica y sin estar en una burbuja cerrada e inmune al virus, por eso necesitamos de la vacuna para desempeñar nuestra labor con salud y seguridad”.
Finalmente fue clara al destacar que “seguimos señalando que tienen prioridad para la vacunación las personas mayores de sesenta años y aquellas con patologías de riesgo que son más vulnerables a los contagios y necesitan de defensas más altas para atacar al virus”.