Sidebar

[Offcanvas] Navegación superior

19
Mié, Jun
90 New Articles

País
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Dio inicio la Copa Libertadores después de varios meses de párate. En el futbol argentino ya hay un formato para el nuevo torneo aunque no está definido cuando dará inicio. Tensiones hacia dentro de AFA entre quienes quieran que vuelva la actividad y los que apuestan a preservar la salud.

La Copa Libertadores ya está en marcha. El miércoles pasado se reanudó el certamen continental en el marco de la pandemia del Coronavirus. Los encuentros en todos los piases se desarrollan sin publico y llevándose a cabo el protocolo sanitario dispuesto por la Conmebol para la estadía de los equipos en los países.
Racing fue el primero de los equipo argentinos en debutar, en su cancha, el jueves por la tarde donde cayó ante Nacional de Uruguay por uno a cero, en un encuentro donde se tuvo que suspender y remplazar a la terna arbitral proveniente de Brasil por dar positivo de Covid. El chileno Christian Garay, que inicialmente iba a ser el cuarto árbitro en Defensa(3)y Justicia vs. Delfín(0), estuvo como principal en el Cilindro de Avellaneda. Dentro de los reemplazos apareció la argentina Mariana de Almeida, de 36 años.
El estreno de De Almeida en la Libertadores marcó un hito, dado que resultó la primera vez en la historia que una mujer fue jueza de línea en la máxima cita continental.
Además, River empató con el San Pablo 2-2 en Brasil, Tigre perdió en Paraguay 4-1 contra Guaraní. Boca fue el único equipo que pudo conseguir la victoria de visitante por 2-0 ante Libertad de Paraguay.
La pelota volvió a rodar en el máximo certamen continental de Futbol, aunque de puertas para adentro de la AFA siguen las diferencias en cuanto al retorno del futbol, tras haber aprobado el nuevo formato del torneo.
La Liga Profesional puso fecha para comenzar a fin de mes, sujeta a la decisión que tome el gobierno nacional en un contexto sanitario crítico.
Los 24 equipos de primera estarán divididos en seis grupos, en los cuales habrá cabezas de serie: los cinco grandes y Vélez. Luego, los dos mejores de cada grupo avanzarán de fase para buscar al campeón y los 3° y 4° van a una fase complementaria', que otorgará otra copa y una plaza para la Sudamericana.
Boca, River, Independiente, San Lorenzo, Racing y Vélez serán cabezas de esas zonas y no habrá acumulación de puntos para la tabla del descenso.
Habrá un sorteo para ubicar al resto en cada grupo. Estudiantes y Gimnasia La Plata, Rosario Central, Newell’s, Colón y Unión; estarán en el copón de La Plata y Santa Fe. En otro irán: Aldosivi, Godoy Cruz, Patronato, Talleres, Atlético Tucumán y Central Córdoba, de Santiago del Estero. El del Amba lo compondrán Argentinos Juniors, Huracán, Lanús, Banfield, Defensa y Justicia y Arsenal.
Esta denominada "Copa de la Liga Profesional (LPF) 2020" arrancará con una ronda de clasificación donde bajo el formato mencionado jugarán todos contra todos a dos ruedas, y los dos primeros de cada grupo pasarán a la que se llamará “Campeón de Copa 2020”, mientras que los terceros y cuartos irán a la “Complementación de Copa 2020”.
Los 12 primeros se dividirán en dos zonas, que se conformarán cada una de ellas con tres equipos que terminaron primeros en la primera fase y otros tantos que concluyeron segundos. Se jugará todos contra todos en cada grupo pero a una sola ronda y con ventaja de localía para los que salieron primeros cuando se enfrenten con los segundos, y sorteándose en los otros dos. Los ganadores de ambas zonas se enfrentarán en una final también a un solo partido, en cancha neutral, y el vencedor se clasificará a la Copa Libertadores 2021.
Sin embargo, sigue habiendo opiniones encontradas en cuando se oficializará la fecha de retorno de la actividad que pronto cumplirá siete meses de párate. Mientras en casi todo Sudamérica, sin medir las consecuencias de la pandemia la actividad volvió, de los tres países que permanecen sin fútbol, Venezuela confirmó su retorno para el 14 de octubre, y Bolivia para noviembre.
La Asociación Argentina (AFA), mientras tanto, se divide entre los dirigentes que pretenden que vuelva el juego, y los que son más precavidos y esperan que la situación esté controlada, y las autoridades sanitarias se encarguen de tomar la resolución final.
Entre estos últimos, se encuentran Lanús y Argentinos Juniors que debido han tenido varios contagiados dentro de sus planteles, lo que ha hecho meditar más la situación. Por otro lado, desde Estudiantes de la Plata y Talleres de Córdoba entre otros, son los que reclaman el regreso de la actividad.
La complicación que tienen los planteles es que no han podido organizar encuentros amistosos. Los cinco que están participando de la Copa Libertadores, inclusive, arribaron a ese certamen sin la posibilidad de realizar un partido de preparación. El duelo que tenían programado, en ese aspecto, Estudiantes y Huracán para al sábado anterior fue cancelado.
Si comienza finalmente la actividad durará entre dos y tres meses. El año próximo se tendrá que determinar finalmente de qué manera se desarrolla el certamen 2021, debido a que el de este año será por única vez.
En este contexto se esclarece que adentro de la AFA que el sector más oficialista es quien mantiene la postura de no reanudar las competiciones en el futbol argentino y que en este sentido ha apoyado y replicado las indicaciones sanitarias del gobierno nacional, aún con las flexibilizaciones del último tiempo.
También está claro que el oficialismo de AFA entiende que no son tiempos para confrontar hacia dentro ni hacia afuera, en referencia al gobierno Nacional. Como se recordará, el presidente Claudio Tapia fue quien estuvo en contra de que la Conmebol reanude la Copa Libertadores.
Ante estar en desventaja ante este pedido, el gobierno Nacional ha tenido que autorizar por la presión de Conmebol, acompañada por los clubes argentinos que a pesar del contexto no han querido bajarse del torneo por las consecuencias económicas y de quita de puntos.
El inicio del futbol en nuestro país radica en la puja entre la manera que se aborde sanitariamente la pandemia los meses venideros y las presiones del mercado del futbol, sobre todo de la televisión y los sponsors. Esto ligado a como desarrolle la situación económica de los clubes.