Sidebar

[Offcanvas] Navegación superior

22
Sáb, Jun
87 New Articles

País
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

El Partido Comunista conmemoró un nuevo aniversario de esta gesta, con un acto atravesado por un mensaje de unidad hacia el movimiento popular, como insumo fundamental para enfrentar la lucha por la liberación nacional y social, que hoy se expresa en la resistencia al Proyecto de Ley Bases 2 y el DNU 70/2023 que intenta imponer la Presidencia Milei.

 “Como lo vienen haciendo nuestros camaradas desde hace más de cien años, esta es una tribuna de denuncia, de lucha y clasista”, definió el secretario de Interior de Suteba, Cristian Poli, al dirigirse a los presentes en el acto llevado a cabo el sábado por pasado por el Partido Comunista en Ciudad de Buenos Aires, para conmemorar la gesta del Cordobazo y honrar a quienes fueron sus protagonistas.

La cita fue en Plaza Primero de Mayo y ahí también se hicieron presentes, entre otros, el coordinador del Secretariado del Partido Comunista, Jorge AlbertoKreyness, el histórico dirigente gremial y fundador de la CoNaT, Mario Alderete, la secretaria de Igualdad de Oportunidades y Géneros de UTE-Ctera, Antonella Bianco, la responsable de La Fede de provincia de Buenos Aires, Guadalupe Viñuela, y el integrante de la Junta Ejecutiva Nacional de ATE, Ignacio Campora.

“Hoy nuevamente desde acá decimos Palestina libre y decimos también Agustín Tosco por siempre”, recalcó Poli y resaltó que el carácter ejemplar del Gringo y el conjunto de la clase obrera que participó en el Cordobazo, “hoy sigue vigente por más que nos quieran decir lo contrario”.

Y puntualizó que “se ha demostrado que siempre en momentos difíciles, de grandes tensiones y ataques hacia el conjunto de nuestro pueblo, la organización, la lucha y el proyecto revolucionario han dado respuesta para resolver los problemas fundamentales”, ya que “así como la derecha fascista se levanta en el mundo, también se levantan las opciones revolucionarias”.

Pero también recordó que “como pueblo hemos derrotado dictaduras, a lo más rancio del liberalismo y al imperialismo norteamericano”, algo que “una y mil veces vamos a seguir haciendo”. Y en ese camino “los comunistas y las comunistas, como siempre, estamos en la vanguardia” y es por eso que “el nazismo y el fascismo nos identifican como lo peor que les ha pasado en la historia, porque el pueblo y la clase trabajadora saben que hemos dado nuestra sangre, nuestro cuerpo, nuestras luchas y nuestros proyectos en función de su liberación”.

Por eso es que instó a “seguir dando la batalla, fortaleciendo la lucha y la unidad, por un programa que tiene que estar fuertemente enraizado en cualquier construcción política que llevemos adelante”, pero que además se plante “contra el imperialismo y a favor de los intereses populares”, una tarea que “los que estamos aquí y el resto de los camaradas de todo el país vamos a seguir desarrollando en todos los lugares en los que nos toca, donde nuestra voz es la fundamental para poder llevar adelante estos planteamientos”.

Más adelante, Guadalupe Viñuela, dijo que resulta fundamental pensar al Cordobazo “como un hito histórico de nuestro pueblo y nuestro movimiento comunista”, pero es preciso hacerlo “en clave del presente, para poderencontrar en la historia algunas pautas acerca de qué pasos tenemos que ir dando en este contexto tan difícil que nos toca vivir en nuestro país y en el mundo entero”.

Asimismo, remarcó que “la historia únicamente puede ser pensada y construida en una clave de la lucha de clases”, pero también que “esa lucha sucede todos los días y en cada minuto de nuestras vidas”. Y puntualizó que “la construcción de la riqueza es obra de los y las trabajadores”.

Por otra parte, resaltó la relevancia que tiene la unidad obrero-estudiantil que, como pocas veces, se vio durante las jornadas de fines de mayo de 1969 en Córdoba. “Se venía del asesinato de Santiago Pampillón, de la Noche de los Bastones Largos y de un montón de dolores que hacían que la bronca y la impotencia no aguante más y que estalle en lo que fue el Cordobazo y una serie de rebeliones y procesos de organización en diferentes puntos de nuestro país”, recordó.

En la misma dirección, sostuvo que es preciso “que nos hagamos cargo de ese legado histórico que nos toca, que trae consigo los aspectos revolucionarios de la Reforma del 18 que no podemos permitir que sea referenciada en nuestras universidades nacionales y públicas con Franja Morada”, ya que “somos los y las comunistas quienes vamos a levantar las banderas revolucionarias del movimiento reformista del 18, que es un faro para las universidades del mundo entero”. Y recalcó que “también somos herederos de la lucha en contra de la dictadura, de la resistencia a las reformas neoliberales a la educación durante los 90 y de la resistencia durante el macrismo con la toma de las universidades acompañando la lucha del movimiento docente”.

De ahí que sin dudarlo, asevero que “no comenzamos de cero, tenemos historia desde donde partir y es necesario que podamos profundizar la dirección que toma el movimiento estudiantil en esta etapa histórica y en este momento internacional en el que el capitalismo viene a arrebatar todo lo que conocemos en derechos adquiridos y conquistas del campo popular”.

Por eso, convocó a redoblar la apuesta “construyendo organización popular y colectiva, para disputar la representatividad de ese pueblo, que conjuntamente nos encontremos en las calles para derrotar al gobierno y que caiga el DNU 70/2023 y el Proyecto de Ley Bases 2 que son inconstitucionales, perversos y vienen a regalar nuestra Patria”.


Hora de luchar


A su turno, Campora se dirigió a los presentes para sostener que el 55 aniversario del Cordobazo “nos encuentra en una etapa en la cual nuestro pueblo, nuestra clase, se debate en una encrucijada brutal que es la de la Ley Bases, que la están negociando sectores de los senadores de la política real de nuestro país, en una lógica muy perversa”.

Por lo que, en este marco, el Cordobazo “trae las enseñanzas de la organización de los sectores populares de nuestro pueblo dispuestos a luchar para defender sus intereses”, al tiempo que “es un ejemplo histórico: no eran los compañeros con las peores condiciones laborales los que dieron la lucha de construir ese hecho histórico para nuestro pueblo, sino los sectores que en términos objetivos estaban bien económicamente”, algo que “es un dato que hay que tener en cuenta”.

Después, Cámpora recordó el papel destacado que jugaron los trabajadores comunistas en esa gesta, que tuvo entre sus protagonistas a dirigentes de la talla de Mario Alderete y Lito Sobellini, entre otros. Y no dudó a la hora de definir que el Cordobazo es un capítulo “de la lucha por la democracia y por los derechos, en el que los y las comunistas fuimos parte, siempre en unidad porque somos cultores de la unidad, no en términos de vacío sino en términos estratégicos”.

Tras lo que hizo hincapié en que “nuestro pueblo debe acumular poder en los lugares de estudio y trabajo, para efectivamente construir ese horizonte socialista por el que trabajamos nosotros y trabajaron todos nuestros camaradas a lo largo de nuestros más de cien años de historia”. Y puntualizó que “somos parte de ese movimiento social que lucha y que se organiza todos los días, y creemos que es necesario no sólo este nivel de organización, sino crecer y ser más para poder así incidir de mayor y mejor manera en las disputas que nuestro pueblo, da día a día, en defensa de sus intereses, ante un proyecto que viene por todo”.

Porque, advirtió, “hay que entender que Milei es parte de un contexto global, ya que el imperialismo juega en todos lados y todo el tiempo para jorobarnos un poquito la vida” y en ese escenario recordó que Argentina “no es uno más: es la tercera economía de América Latina, un país que tiene una larga tradición de más de un siglo de luchas y conquistas obreras y del movimiento social en su conjunto, y los comunistas somos parte de esa historia”, por lo que “tenemos mucho que defender y mucho para luchar y organizar, para producir la derrota de esa Ley Bases y la de Milei”, ya que “si este gobierno se queda cuatro años, nosotros vamos a quedar en una situación mucho más crítica”.

Y finalizó alentando a la militancia comunista a encarar el proceso congresal con el mismo espíritu que caracterizó a quienes fueron protagonistas del Cordobazo. “Estamos encarando un período congresal, que plantea un desafío para debatir y construir la mejor organización y el mejor Partido dispuesto a dar la pelea en unidad y en las calles, pero con un claro sentido de la construcción de ese horizonte comunista, socialista para nuestro país, Nuestra América y el mundo”.