Sidebar

[Offcanvas] Navegación superior

19
Mié, Jun
90 New Articles

Política
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

El Ministerio de Salud porteño les debe dos meses de sueldo a los trabajadores del programa y no da respuestas, por lo que en la semana estuvieron de paro.

En la Ciudad de Buenos Aires se insiste en que la curva de contagios de Coronavirus se ameseta y aprovechan para seguir flexibilizando. Mientras tanto, el Ministerio de Salud porteño adeuda los sueldos de dos meses a enfermeros del programa Post Detectar, que en los últimos días resolvieron ir a paro ante la falta de respuestas.
“Somos esenciales, pero el Ministerio de Salud de la Ciudad decide no pagarnos. No cobramos un peso luego de trabajar dos meses, ninguno de los teléfonos de los departamentos de Recursos Humanos y Hacienda nos da respuestas. Ponemos el cuerpo todos los días arriesgándonos para colaborar con el control de la pandemia. Lo mínimo que exigimos es cobrar. Es por eso que hoy decidimos tomar una medida de fuerza sabiendo lo que eso conlleva”, señalaron los trabajadores.
El Post Detectar consiste en la búsqueda de personas con síntomas y se realiza el seguimiento a contactos estrechos con casos positivos de covid-19. Se hace de puerta a puerta, incluye hisopados y un equipo de salud que lleva adelante el trabajo en duplas.

Entre aperturas y colapso

La problemática laboral de los trabajadores del Post Detectar se enmarca en un contexto donde el ejecutivo porteño, encabezado por Horacio Rodríguez Larreta, ha insistido desde finales de julio con la necesidad de abrir bares y comercios porteños, amparados en que la situación sanitaria se encontraba controlada.
Lo cierto es que la tasa de mortalidad por millón de habitantes en la Ciudad, es cuatro veces mayor al promedio nacional. El nivel de muertos por millón de habitantes en CABA es de 648. Como se dijo, es alrededor de un cuatrocientos por ciento más que el nivel nacional, que es 166,7 por millón.
Además de las estadísticas, el colapso en las camas de terapia intensiva es inminente, algo que alertó la Sociedad Argentina de Enfermería la semana pasada. “La apertura de bares nos alarma y nos asusta. Los casos de covid son crecientes día a día, incluso se incrementó el número de muertes y lo que estamos cada vez más cerca es de pedir que se active el botón rojo por esta apertura tan temprana en el pico máximo de la pandemia”, enfatizaron profesionales de la salud.
La desidia del PRO en la ciudad fue señalada por el Partido Comunista de Caba, que enfatizó la importancia de volver a fase 1 “para evitar más muertes y el colapso del sistema de salud”. A su vez, desde el PC recalcaron: “el Gobierno de la Ciudad debe implementar un IFE y ATP porteños, complementarios de los nacionales, para que ningún porteño que vea afectados sus ingresos por la pandemia tenga que exponerse al contagio”.