Sidebar

[Offcanvas] Navegación superior

14
Dom, Abr
72 New Articles

Política
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Así se refirió Gustavo Muñoz al decreto presidencial que prevé convertir los planes sociales en trabajo regularizado. “No decimos que queremos trabajar, porque ya trabajamos”, recordó el dirigente del MTL y pidió que el Estado “invierta en la economía popular”.

“Los movimientos populares no fuimos consultados”, recalcó el dirigente del Movimiento Territorial Liberación (MTL), Gustavo Muñoz, al referirse al decreto que esta semana firmó Alberto Fernández, por el que se busca convertir los planes sociales en trabajo regularizado de acuerdo a la legislación laboral vigente.

El decreto lleva la firma del mandatario, junto a las del jefe de Gabinete, Juan Manzur, y las de los ministros de Trabajo, Claudio Moroni y de Desarrollo Social, Juan Zabaleta.

De acuerdo a lo que explicó el ejecutivo, entre los objetivos principales que se persigue es que “los distintos programas de empleo, inclusión laboral y desarrollo socioproductivos destinados a personas desempleadas o con trabajos precarizados se transformen en mecanismos que incentiven la incorporación de estas trabajadores al empleo asalariado registrado”.

Y, para cumplir este objetivo, hizo hincapié en que es preciso modificar los programas Potenciar Trabajo que depende del Ministerio de Desarrollo Social, y de Inserción Laboral que se implementa por medio de la cartera de Trabajo.

También en que el Estado va a tener que propiciar la formación necesaria para que “las personas adquieran las capacidades exigidas por los nuevos empleadores”, por lo que “deberán efectuar las modificaciones necesarias en sus programas con el objetivo de convertir las diferentes prestaciones de asistencia en incentivos para la contratación de sus beneficiarios bajo la forma de empleo asalariado registrado en el sector privado”.

Asimismo, puntualizó que el monto del plan va a ser considerado como parte del salario “en forma total o parcial en el plazo y condiciones que se determinen para cada sector”, al tiempo que las personas que ahora son incluidas en planes sociales, van a poder incorporarse a una “trayectoria formativa ocupacional” por medio de cursos específicos y de prácticas en ambientes de trabajo.

 

Trabajadores

 

“No decimos que queremos trabajar, porque ya trabajamos”, recordó Muñoz y añadió que “es trabajo lo que hacen las compañeras y compañeros en comedores y merenderos, promotoras de género y de salud, como así en huertas y talleres textiles”.

Tras lo que advirtió que, “sigue faltando que se lo reconozca como tal para así poder llegar a un ingreso que pueda cubrir, al menos, la canasta básica de alimentos”.

Por otro lado, el dirigente del MTL expuso que quedan dudas sobre la iniciativa gubernamental. “La manera que esta planteado no queda muy claro”, señaló y destacó que “así como se lo presenta parece más destinado a conseguir mano de obra barata”.

Por lo que lamentó que “no se invierta en la economía popular” y, en este sentido, ejemplificó: “tenemos talleres textiles con  dos o tres máquinas, si invirtieran más en maquinaria podríamos trabajar más y producir el doble de lo que se produce ahora”, pero también “tenemos compañeros que se dedican a la panadería y si se nos brindaran hornos industriales podríamos producir más a mayor calidad y menor precio”.

Y, después de recalcar que “estamos de acuerdo con que se reciba un sueldo por trabajo”, alertó acerca de que la idea que se presentó por medio del decreto, “dictamina que si vos sos un empresario que te contrata por sesenta mil pesos, quince mil serían del programa”, por lo que “el Estado estaría ayudando al empresario y no a la economía popular que tiene muchas condiciones para producir”.

Es que “hay sectores que no se animan a dar una discusión de lo que nosotros hacemos es trabajo” y añadió “habría que consultarles diputados de Cambiemos que hablan de los programas y de la gente que los cobra diciendo que no trabaja, cuando ellos cobran sumas enormes y no se presentan discutir ni a debatir”.