Sidebar

[Offcanvas] Navegación superior

16
Dom, Jun
82 New Articles

Política
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

El Partido Comunista de Argentina fijo su postura sobre este grave hecho que está en curso a partir de la violenta irrupción de hordas de extrema derecha en las sedes de los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial.

Por medio de una declaración firmada por su secretario general, Víctor Kot, el Partido Comunista de Argentina fijo su postura sobre el intento de golpe de Estado que se perpetra en Brasil y que, ayer domingo, tuvo un punto crítico cuando hordas de individuos de extrema derecha irrumpieron en las sedes de los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial, donde provocaron destrozos.

Cabe señalar que lo hicieron, en momentos en que el presidente Luiz Inácio Lula da Silva se encontraba en el interior del estado de Sao Paulo, donde visitaba una zona afectada por recientes inundaciones. Y también que la toma de estos edificios, fue perpetrada ante la escasa o nula resistencia de la policía estadual, que es la que estaba encargada de garantizar la seguridad en la ciudad de Brasilia.

Ante esto y en horas de la tarde, el Presidente utilizó la cadena nacional para fijar postura sobre el gravísimo hecho que estaba sucediendo y no dudó en calificar a los golpistas como “vándalos terroristas”, al tiempo que sostuvo que “aquellas personas a las que llamamos fascistas, que son lo más abominable de la política, invadieron el Palacio y el Congreso” y añadió que “creemos que hubo una falta de seguridad”.

Asimismo, pidió que el Poder Judicial actúe con todo el rigor necesario porque “quien haya hecho esto será encontrado y castigado” y tras señalar que “no hay precedente en la historia del país de lo que hicieron hoy” anunció que hasta el 31 de enero, la seguridad en Brasilia va a estar a cargo de fuerzas federales.

Lula también aludió a Jair Bosonaro, quien desde antes de su asunción hace apenas una semana, está en la ciudad estadounidense de Orlando, cuando se refirió al “genocida” y recalcó que “aprovecharon el silencio del domingo, cuando todavía estamos formando el gobierno, para hacer lo que hicieron”, en tanto denunció que “hay varios discursos del ex presidente alentando eso”, por lo que “esa es también su responsabilidad y la de los partidos que lo apoyaron”.

Y fue claro cuando hizo hincapié en que “vamos a averiguar quiénes son los financistas de los que fueron hoy a Brasilia y todos pagarán con la fuerza de ley”. Este dato no es aleatorio, ya que según se pudo establoecer, durante la noche del sábado y la madrugada del domingo, llegaron a Brasilia alrededor de cuatro mil personas en micros, algo que requiere de un gran volumen de financiamiento y logística.

También en su mensaje utilizó una metáfora para aludir a que, detrás del intento golpista, aparece el agronegocio que fue claramente favorecido por la Presidencia Bolsonaro a costas, entre otras cosas, de la peor desforestación que padeció el Amazonas.

Con este telón de fondo, ayer por la noche Lula ya estaba en Brasilia y, desde horas antes, llegaban desde diferentes puntos del planeta mensajes de repudio a losgolpistas y de apoyo a su Presidencia.

Entre ellos el del Partido Comunista de Argentina que en su declaración titulada “Frenemos el intento de golpe en Brasil”, repudió “enérgicamente el ataque que seguidores del ex presidente Jair Bolsonaro están llevando adelante contra el edificio del Congreso en Brasilia”, acto al que calificó como “un intento más de impulsar un golpe de Estado contra el gobierno de Luiz Inácio Lula da Silva, desconociendo el resultado de las últimas elecciones en Brasil, donde el pueblo brasilero eligió a Lula para un tercer mandato”.

Por lo que, convocó “a todas la fuerzas democráticas del continente y a la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños que tendrá su reunión de presidentes este mes en nuestro país, a estar en estado de alerta y a sumar su repudio a estas avanzadas fascistas”.

 

“Firmeza y castigo”

 

“Es un ataque que hay que combatir con firmeza y castigo”, advirtió la presidenta del Partido Comunista do Brasil (PCdoB), la ministra de Ciencia Luciana Santos a la hora de repudiar el intento golpista junto al titular del bloque del PCdoB en la Cámara Baja, Renildo Calheiros.

En este sentido, ambos coincidieron en calificar lo ocurrido en Brasilia como “acciones criminales”, pero también a la hora de pedir “castigo estricto” para los responsables de los hechos perpetrados ayer domingo. “Las fuerzas vivas de la nación repudian y condenan la invasión y vandalismo perpetrados por bolsonaristas a los edificios de los tres poderes de la República”, resaltó Luciana Santos, tras lo que sostuvo que “el pueblo brasileño exige castigo estricto a los financistas ya los involucrados en estos actos”.

Y fue clara al hacer hincapié en que “el fascismo y sus terroristas no detendrán la fuerza del pueblo y el regreso de la esperanza para la reconstrucción de Brasil”, en tanto que Calheiros dijo que “no podemos tolerar las invasiones terroristas de este domingo” que, remarcó, “son grupos criminales, que actúan guiados por un comando”. Y después de sostener que es preciso que se identifique a quienes financian a estas bandas, los calificó como “delincuentes a quiénes les interesa el caos”, por lo que “las respuestas necesitan urgentemente salir a la luz”.

Por otra parte, consideró apropiada a la intervención federal en el Distrito Federal anunciada por el Presidente Lula y alertó que “los terroristas contaron con la connivencia de los organismos de seguridad que debieron enfrentarlos” y añadió que “si hubo incompetencia, mala voluntad o mala fe de parte de quienes deben velar por la seguridad, también responderán”.