Sidebar

[Offcanvas] Navegación superior

15
Sáb, Jun
86 New Articles

País
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

La jornada del Ni Una Menos recorrió el país con una fuerte crítica al Poder Judicial. También fue el tercer 3J sin Florencia Gómez Pouillastrou, cuyo brutal femicidio aún permanece impune. “En esta fecha una de nuestras camaradas ya no está entre nosotras. Pero Florencia ha dejado muchísimo en el camino por esta lucha que es colectiva, sembró una semilla”, recalca la responsable de Género de La Fede de la provincia de Santa Fe, Aldana Folken.

—La del sábado fue una fecha icónica con movilizaciones y un reclamo que particularmente es clave para los comunistas: el de justicia para Florencia Gómez Pouillastrou ¿Qué es lo que pasó tras la realización del Tribunal Ético Popular del 12 de abril? ¿Hubo algún avance en la causa o modificaciones en el temperamento de la investigación a cargo del fiscal Omar De Pedro?

—Para poder llevar a cabo el Tribunal Ético y Popular que se realizó en el Centro Cultural La Toma de Rosario, tuvimos que pasar por muchísimas dificultades, que lejos de responder a razones azarosas, estuvieron planificadas, pero lo importante es que logramos hacerlo.

Pero la verdad es que, desde entonces, en cuanto a lo judicial, no ha cambiado nada. Seguimos siempre sobre los mismos parámetros. Incluso esto fue corroborado durante la conferencia de prensa que se dio un día antes de la realización del Tribunal Ético y Popular en la Municipalidad de San Jorge, donde estuvieron presente familiares de María Florencia Gómez y también la abogada querellante por la familia, Carolina Walker Torres, y el fiscal De Pedro. La causa sigue como lo sabemos: sin investigación y sin que se tenga nada muy en claro.

 

Precisamente, en esa conferencia de prensa se cuestionó la demanda que, entre otros, viene haciendo el Partido Comunista…

—Nuestro reclamo es siempre el mismo. Entendemos que hay cosas de la causa que no se pueden hacer públicas y nunca vamos a ir contra eso, mucho menos con algún plan de entorpecer la causa. Pero haciendo un análisis, hay que entender que ya pasaron más de dos años y medio del femicidio de María Florencia Gómez y el Poder Judicial no ha sido claro en ningún punto de la investigación de este caso.

Incluso, doy fe de que el fiscal, en alguna oportunidad, ha dicho que considera que hay personas que han mentido en la causa y tampoco ha tomado ningún tipo de medidas a partir de esas declaraciones, cuando todos sabemos que un fiscal que tiene conocimiento de que hay quienes mintieron en una causa, tranquilamente puede tomar algún tipo de medida para poder remediar esa situación.

Con las aguas mucho más calmas respecto a todo lo que sucedió previo, durante y posteriormente a la realización del Tribunal Ético y Popular, me parece que necesitamos sentarnos en una mesa a charlar nuevamente sobre lo que queremos y cómo vamos a seguir adelante, tal como lo venimos haciendo durante todo este tiempo, con el pedido de justicia por nuestra camarada. Porque su caso es completamente paradigmático, ya que nos interpela desde todos los lugares posibles y, como militantes comprometidos, no podemos dejar pasar el caso del femicidio de María Florencia Gómez.

 

—Florencia Gómez fue una camarada con la que usted compartió muchos momentos de militancia…

—Puntualmente en la previa de este 3 de junio, el viernes por la noche, me puse a ver fotos y recordé que hace tres años, para esta misma fecha, María Florencia Gómez estaba en la ciudad de San Jorge, en la plaza, acompañando una convocatoria de nuestras compañeras de la Asociación Civil Las Chuecas, de esa localidad. Y lo hacía como siempre, como en todas estas fechas. Ya van un montón de fechas en las que Florencia no está acá y esto nos tiene que interpelar, no sólo como comunistas, sino también a la ciudad de San Jorge y a la provincia de Santa Fe.

 

—¿Piensa que la pasividad que evidencia la investigación judicial, pueda deberse a un intento por ocultar algo?

—Hay algo un poco turbio atrás de todo esto. Y es que en dos años y medio desde que fue asesinada, no puede ser que no haya indicios claros sobre quién y cómo la asesinó. Queremos saber qué pasó con María Florencia Gómez, que sigue sin tener justicia debido a la impunidad de quienes perpetraron ese crimen y de quienes no actúan en favor de su esclarecimiento.

 

—Inmediatamente después del femicidio, el PC pidió presentarse como querellante lo que le hubiera permitido acceder al expediente y, desde ahí, poder aportar también a la investigación, pero la solicitud fue denegada por el juez Pablo Ruiz Staiger…

—El 30 de octubre de 2020, muy pocos días después de haber sucedido el femicidio abrupto y horroroso de nuestra camarada, el PC se presentó como querellante. Solicitamos la querella por Florencia, pero el 13 de noviembre de ese año, en una conferencia de prensa completamente inoportuna y rompiendo todo tipo de de protocolos, se rechazó nuestro pedido, sin antes habernos avisado que iba a ser rechazado. Posteriormente, volvimos a pedir respuestas por parte del juzgado interviniente, pero hasta el día de la fecha seguimos esperando que se nos diga específicamente por qué no podemos ser querellantes por una de nuestras camaradas. Y seguimos a la espera de eso.

 

¿Hubo algún argumento desde la Fiscalía como para justificar que el PC no pueda ser querellante….algo como para embarrar la cancha?

Fuimos muy claros cuando nos presentamos y pedimos ser querellantes: dijimos que nuestro interés no era, en absoluto, entorpecer la causa ni hacer algo en contra de la investigación. Recalcamos que nos poníamos en completa disposición de la investigación. Y esto es algo que quiero recalcar, porque se ha mencionado bastante durante la última conferencia de prensa en la que estuvo el fiscal De Pedro, que “quizás está la posibilidad de que haya personas involucradas que pudieran ser camaradas o allegados, o no”, porque tampoco se aportó alguna certeza al respecto. Lo cierto es que no hay indicios de esto, pero desde el primer momento, nosotros como Partido nos pusimos a disposición de la investigación, incluso si quizás existiera la posibilidad de que alguien de nuestros camaradas pudiera estar implicado en la causa. Aún con eso solicitamos la querella, inclusive dejando abierta esa posibilidad, nos pusimos a disposición y lo dejamos muy en claro. Y asimismo el pedido de que seamos querellantes, se rechazó y de la forma que no correspondía. Por eso todavía seguimos esperando respuestas que no llegaron y que, me temo, no van a llegar porque no vemos interés del otro lado para que esto suceda.

 

El Poder Judicial obtura la posibilidad de que el PC acceda al expediente y lo hace aún sabiendo que, como militante del Partido, Florencia Gómez Pouillastrou, se movía en un terreno difícil en el que trabajaba en defensa de mujeres que estaban siendo víctimas de trata…

—Así es. Desde el minuto cero, siempre dijimos que Florencia como militante y responsable de Géneros y de Organización de la localidad de San Jorge, estaba por completo comprometida y vinculada a todas aquellas mujeres que estuvieron sufriendo algún tipo de violencia. Incluso, aquellas mujeres que han estado en algún tipo de red de trata.

Florencia fue abiertamente feminista y abolicionista y así lo manifestó siempre y públicamente. La localidad de San Jorge tiene una historia muy pesada en cuanto a esto y Florencia estaba muy vinculada a la lucha para que todas aquellas compañeras que estaban, de una u otra forma, involucradas en prostitución puedan salir de esta situación. Porque entendemos que el sistema termina atrapando a nuestras compañeras en este tipo de redes y, entonces, para que puedan tener una salida digna es preciso que tengan una posibilidad económica. Por eso es que en el local del PC de San Jorge, se llevaron a cabo muchos talleres de oficios que tenían que ver con la posibilidad de brindar a aquellas personas que lo necesitaran, de una manera inmediata, una salida digna a partir de una herramienta para ganarse la vida de otra forma. Porque, por sobre todas las cosas, para las mujeres, travestis o trans que están en estado de prostitución, la salida económica es lo más importante en el momento de garantizar el vivir día a día. Y lo que Florencia hacía era básicamente esto: organizar talleres de oficios y de formación que pudieran brindar una salida digna todas las personas, a todas aquellas mujeres y feminidades que estuvieran atravesando la situación de vulnerabilidad.

 

—Su militancia la ponía en una zona de riesgo…

—Todo esto la involucraba en diferentes terrenos. Todos sabemos que quienes somos responsables de Género, nos vemos vinculadas a determinadas personas y por sobre todas las cosas, no podemos violar jamás el derecho a la confidencialidad de cada persona. Por lo tanto, hay muchísimas cosas y vínculos que tenía Florencia que hasta el día de hoy muchas personas no conocemos, pero lo que sí le decimos al Poder Judicial es que investigue esto y que no lo deje en un costado como negando la realidad política y la realidad territorial que Florencia tenía a partir de su militancia.

 

—Desde el Poder Judicial se imponen serias restricciones a la posibilidad de que se investigue a fondo este femicidio. Y este dato exhibe la pertinencia de la consigna que llevó la jornada del sábado: “con este poder judicial no es posible el Ni Una Menos”…

—Si, por completo. Después nos vemos atravesados por los discursos de los mileis diciendo que se debe abolir cualquier Ministerio de Género, cuando tenemos muchísimas compañeras en la calle desde hace muchos años pidiendo que el Poder Judicial esté capacitado con perspectiva de género, para poder atender todo este tipo de casos. Todos los días nos tenemos que enfrentar a múltiples discursos que van en contra de lo que durante tantos años hemos exigido, por los que hemos luchado y dejado el cuerpo en la calle.

Y también hemos dejado compañeras en el camino. No nos olvidemos de eso en este 3J, una de nuestras compañeras, una militante del PC ya no está entre nosotras. Pero Florencia ha dejado muchísimo en el camino por esta lucha que es colectiva.

 

—¿Qué es lo que queda, más allá del dolor que provoca el crimen de Florencia Gómez?

—Estas son fechas que pegan bastante fuerte, porque en algún punto me siento en soledad, porque siempre coordinábamos con Florencia muchas cosas para activar en fechas muy particulares como esta. Y bueno, hace tanto tiempo que ella no está, que esto se hace un poco difícil ahora.

Pero hoy pensaba que con posterioridad al femicidio de Florencia, en el departamento de San Martín, en la provincia de Santa Fe, en esa región donde militaba Florencia, se armaron muchísimos grupos feministas que tomaron la responsabilidad, que enraizaron de no sólo llevar el pedido de justicia como estandarte, lo mismo que hacemos nosotros como juventud y como Partido, sino que también se involucraron muchísimo en el territorio, en el estar cerca de la gente.

Entonces, pienso que Florencia sembró una semilla, esto es algo que claramente se puede ver. Todo esto tiene que ver, en algún punto, con aquello que movilizaba Florencia, esto de estar cerca de las compañeras y de involucrarse todos los días un poquito más. Me parece que, fundamentalmente, no nos tenemos que olvidar de esto, de que la lucha de Florencia, si bien es una lucha compartida entre muchísimas personas y era una lucha que llevábamos y seguimos llevando adelante como PC, es una lucha que se sembró en un montón de compañeras de la región del departamento San Martín y de la provincia de Santa Fe. Y esas son las compañeras que hoy siguen activando, movilizando y haciendo. Esto es súper rescatable, por eso pese a todos los obstáculos que haya en el camino de este pedido de justicia, siempre hay un faro de luz y hechos que nos recuerdan que Florencia movilizó muchísimas cosas que dan fruto y siguen dándolo hoy por hoy.