Sidebar

[Offcanvas] Navegación superior

16
Dom, Jun
82 New Articles

Sindical
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Ctera aceptó la condición del gobierno de no tener clausula gatillo en las paritarias y un bono, pero no negociará el fondo de incentivo docente.

El Gobierno convocó para fin de mes a una paritaria docente nacional y no dará cláusula gatillo ni bono; los gremios aceptan estas objeciones, pero quieren que se aumente el Fondo Docente para actualizar con comodidad los salarios.

El Ministerio de Educación, a cargo de Nicolás Trotta, convocó finalmente para la semana que viene a los gremios docentes de todo el país con el fin de iniciar el debate de la paritaria nacional. Se trata de una nueva modalidad por la que el presidente Alberto Fernández busca dejar atrás la política que llevó Mauricio Macri desde principios de 2018, a través del decreto 52/2018, que suspendió la paritaria nacional.

La CTA de los Trabajadores adelantó que no cederán ante un punto central que es la necesidad de utilizar mecanismos para recomponer el Fondo de Incentivo Docente, estimado hoy en unos 25.000 millones de pesos para asegurarse un incremento salarial permanente en el año que supere al índice de inflación.

Desde el Ministerio de Educación aseguraron que hay una “firme intención” del Gobierno para que los salarios docentes no se vean superados por la inflación. Pero también advirtieron que “en un contexto de una situación fiscal complicada, resultará muy difícil aumentar el Fondo de Incentivo Docente”.

Sin embargo, desde los gremios docentes creen que la salida para garantizar un aumento salarial superior a la proyección de inflación en el año se debería lograr mediante un aumento del Fondo de Incentivo Docente.

“Si hay aumento del Fondo Docente no debemos temer una actualización salarial por encima de la inflación y el inicio de las clases en marzo no debería correr riesgo alguno”, aventuraron desde la CTERA.

Por el contrario, en el Ministerio de Educación sostienen que el objetivo de lograr un aumento salarial para los maestros a nivel nacional que supere la inflación debe ser un objetivo, aunque advierten que “en las condiciones de fragilidad fiscal que tiene la Argentina hoy se hace imposible aumentar el Fondo de Incentivo Docente”.

Además, en la Casa Rosada creen que la paritaria nacional no sólo se debe limitar al tema salarial. El ministro Trotta ya deslizó a los gremios docentes que en la convocatoria que hizo para la semana entrante quiere discutir una “agenda más amplia en términos de educación”.

En este sentido, Daniel Calvo, militante de la Violeta La Matanza y militante del PC, aseguró que “desde la primera reunión se planteó que iba a ser un proceso bastante complicado”. “Como gremio le aclaramos que vamos por los derechos de los trabajadores de la educación”, sostuvo.

A su vez, analizó el contexto en que se dio la paritaria y dijo que “se dio en tiempo y forma a comparación de años anteriores”, por lo que calificó como muy “positivo” que ya no estén ni Macri ni Vidal.

“Creemos que vamos a tener una buena negociación, desde el principio siempre hubo buena predisposición en comparación con años anteriores”, destacó Calvo.

Tras lo que señaló que “veremos cómo será el desenlace de la negociación”. Sin embargo, dejó en claro que “estamos alertas y expectantes, pero también entendemos que si estamos en una escuela segura y los pibes se alimentan bien vamos a poder educarlos mejor”.

En esta línea, aseveró que “discutir qué proyecto de educación queremos es lo principal”. Y, fue contundente cuando dijo que “más allá que apoyamos el gobierno y entendemos la crisis por la que estamos atravesando, no perdemos de vista los derechos de los trabajadores de la educación”.