Sidebar

[Offcanvas] Navegación superior

22
Mié, May
86 New Articles

Mundo
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Se viven horas de extrema tensión, sobre todo en Jartum donde tienen lugar masivas movilizaciones para oponerse a la Junta Militar. El Partido Comunista convocó a “la desobediencia civil”.

El Partido Comunista de Sudán, denunció el golpe de Estado que acabó de consumarse esta semana en ese país africano y convocó a “la desobediencia civil” para rechazarlo.

El lunes pasado y después de que arrestaran al primer ministro Abdullah Hamdok y a sus ministros, el jefe de la junta militar que perpetró el golpe, el general Abdel-Fattah al-Burhan, declaró el estado de emergencia, al tiempo que disolvió el Gobierno, el Consejo Soberano de Transición y el Comité de Empoderamiento.

Y también anunció la suspensión de algunas disposiciones del documento constitucional que establece pautas para la transición política en Sudán, que fue acordado tras el derrocamiento de Omar al Bashir por parte de un movimiento popular que fue apoyado por las Fuerzas Armadas, en abril de 2019.

Ahora, de acuerdo a lo revelado por los propios golpistas, también fueron arrestados líderes de la coalición gobernante de las Fuerzas por la Libertad y el Cambio, entre otros referentes del universo político sudanés.

En este contexto, la Junta Militar hizo cerrar el aeropuerto de la capital del país, Jartum, por lo que los vuelos internacionales están suspendidos, al tiempo que se registra una caída de Internet.

Con este telón de fondo, en varias ciudades del país se vienen llevando a cabo movilizaciones para protestar contra el golpe y, según se supo, en Jartum fuerzas militares reprimieron ferozmente una marcha, lo que dejó un saldo de una decena de personas asesinadas.

Por su parte, por medio de una declaración conjunta, partidos comunistas de diferentes partes del globo, entre ellos el de Argentina, hicieron pública su solidaridad “con el pueblo y los comunistas de Sudán” y condenaron el golpe de Estado.

“Saludamos la lucha persistente del pueblo sudanés por la libertad y el progreso social, contra sus explotadores y la injerencia de los imperialistas que buscan explotar los recursos naturales de Sudán y usarlos en su estrategia para dominar la región”, recalca el texto.

Y al recalcar su “total solidaridad con los comunistas y el pueblo de Sudán”, recordó la lucha que vienen protagonizando desde 2018 “para liberar a su país de la dictadura y la tiranía”, tras lo que señaló que ahora “se organizan y participan en movilizaciones masivas contra los intentos de revertir los resultados del levantamiento popular de 2018 y por el restablecimiento de sus derechos y libertades políticos y sindicales”.