A dos semanas de la anterior, Francia vivió otra jornada atravesada por una histórica movilización popular contra la reforma previsional que pretende imponer el gobierno que encabeza Emmanuel Macron.

Poco después de que el gobierno de Alemania anunciara que va a enviar carros de combate al régimen de Kiev, su par español decidió sumarse abiertamente a la guerra de la Alianza Atlántica.

Los comunistas de Austria advierten sobre el papel que juega la Alianza Atlántica en el hostigamiento a Serbia y reclaman retornen a Viena las tropas de este país desplegadas en territorio kosovar.

Tuvo su epicentro en Paris pero recorrido las principales ciudades de Francia. “La reforma al sistema de la jubilación promovida por el gobierno responde a una sociedad liberal e individualista”, denunció el titular del PCF, Fabien Roussel.

Por primera vez en más de un siglo, el Banco Nacional perdió plata. El Partido Comunista de Suiza advirtió que esa autoridad monetaria debe supeditarse al poder político.

El Nuevo Partido Comunista de los Países Bajos rechazó la actitud del gobierno que encabeza Mark Rutte, de permitir que EE.UU. utilice al territorio neerlandés como “un puerto y territorio de tránsito para su ejército”.

Durante medio siglo fue uno de los más eficientes del mundo, pero la desinversión lo puso contra las cuerdas. El Partido Comunista de Gran Bretaña pide que el Estado requise hospitales privados y los ponga bajo la órbita del Servicio Nacional de Salud.

Más artículos...