Sidebar

[Offcanvas] Navegación superior

22
Sáb, Jun
87 New Articles

Mundo
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Los muertos en Estados Unidos por Cornavirus ya superan al número de sus soldados muertos en Vietnam, en un marco de protestas masivas contra el racismo y que dejó sin empleo a casi 40 millones de personas.

Las protestas por el asesinato racista de George Floyd a manos de un policía blanco en Minneapolis, se han convertido no solo una expresión de repudio contra el racismo, sino contra un modo de vida que ha apuntado históricamente a la privatización de cualquier bien humano, disfrazado de oportunidades.
La pandemia borro esa lógica ya que eliminó cualquier tipo de posibilidad económica para los que menos tienen en el marco de una crisis que se acrecienta todos los días. También, la militarización de 17 estados por el toque de queda, y una profundización de la represión que Trump no está teniendo ningún problema en acrecentarla.
Al día de hoy, ya 749 personas en Estados Unidos en las últimas 24 horas. Asimismo, ya son 109.791 fallecidos y más de 1,9 millones de infectados. El el virus ya mató casi al doble de estadounidenses que cayeron en Vietnam.
En promedio, la población afrodescendiente percibe haberes del sesenta por ciento de lo que cobran los anglosajones. El acceso a la educación es otro tema: más de la mitad de negros no puede acabar el ciclo secundario, lo que condiciona severamente sus posibilidades de conseguir trabajo de calidad y, por lo tanto, acceder a una vivienda digna y disponer de un servicio apropiado de salud.
Por eso a nadie debería sorprender que, cuando EE.UU. supera las 105 mil víctimas fatales de Covid-19, se advierta que los afroamericanos mueren a un ritmo casi tres veces superior al de los blancos, tal como lo revela el relevamiento realizado por el Laboratorio de Investigación APM.
La Oficina de Estadísticas Laborales empezó a contar el número de empleos en 1939 y nunca había contado cifras tan malas como en este abril. Sólo entonces, echaron a 20,5 millones de personas. El desempleo roza 15 por ciento, también el más alto desde que esa oficina inició su serie. Únicamente en la Gran Depresión de los años ‘30 fue mayor, cuando llegó a 24,9 por ciento.
No hay trabajo porque la economía se fue frenando y hasta el jefe de la Reserva Federal, Jerome Powell, dijo que el desplome que tuvo como detonante la Covid-19 podría hacer retroceder el mayor PIB mundial de 20 a 30 por ciento este trimestre.
Según los datos que brindó el Departamento de Trabajo, aproximadamente 38,6 millones de personas solicitaron las prestaciones desde el comienzo de la pandemia. Otros 2,2 millones solicitaron ayuda bajo un nuevo programa federal para autoempleados, contratistas y trabajadores temporales, que ahora por primera vez tienen derecho a ayuda por desempleo.que planea una emisión de 2,99 billones de dólares de deuda entre abril y junio, para financiar las medidas de estímulo aprobadas recientemente para paliar los estragos económicos provocados por la pandemia.
Los 2,99 billones de deuda pública suponen casi el doble de lo que el Departamento del Tesoro pidió prestado durante todo el año pasado, cuando emitió deuda por valor de 1,28 billones de dólares, según la agencia de noticias EFE.
En un comunicado, el Tesoro adelantó, además, que planea pedir prestados otros 677.000 millones para el tercer trimestre, es decir, para los meses de julio, agosto y septiembre.
Esto significa que, para fin de año, el país podría alcanzar un déficit récord ya que, en los primeros seis meses de este año fiscal -es decir, de octubre pasado a marzo pasado-, Estados Unidos ya emitió 744.000 millones de deuda. En total, la deuda de Estados Unidos está ya cerca de los 25 billones de dólares, según datos del Tesoro.
La cartera explicó en su comunicado que el último aumento del endeudamiento se debe "principalmente" al impacto de la pandemia de coronavirus y argumentó que es necesario para cubrir los programas destinados a ayudar a los individuos que se han quedado sin empleo, así como a las pequeñas y medianas empresas afectadas por las medidas de distanciamiento y aislamiento social.
La emisión de deuda, además, busca cubrir la caída de la recaudación fiscal del Estado provocada por el parón de la actividad económica y porque se decidió retrasar del 15 de abril al 15 de julio la fecha en la que los contribuyentes presentan su declaración jurada de impuestos.
El continuo flujo de despidos refleja una economía que se está hundiendo en la peor crisis desde la Gran Depresión de 1930. La Oficina de Presupuesto del Congreso estimó esta semana que la economía se contraerá a una tasa anual de 38 por ciento en el trimestre abril-junio, por mucho un récord.
La riqueza total acumulada de los estadounidenses que tienen más de 1.000 millones de dólares aumentó en un 19,1 por ciento —o 565.000 millones de dólares— entre el 18 de marzo y el 4 de junio, según un informe del grupo de expertos del Instituto para Estudios Políticos (IPC, por sus siglas en inglés), publicado este jueves.
Se estima que actualmente la capa más alta de los millonarios de EE.UU. dispone de unos 3,5 billones de dólares. Además, 16 nuevas personas se han unido a este exclusivo colectivo, indica el IPC.
Los multimillonarios que ganaron más en esas 11 semanas son el fundador de Amazon, Jeff Bezos, cuya fortuna creció en 36.200 millones de dólares, y el fundador de Facebook, Mark Zuckerberg, con un aumento de 30.100 millones de dólares. Aparte de ellos, ocho personas se enriquecieron en más de 10.000 millones de dólares.
Al mismo tiempo, algunos ricos perdieron una parte de su fortuna, señalan los expertos, que especifican que los magnates que más se 'empobrecieron' fueron los que invirtieron en la extracción de gas y petróleo. Por ejemplo, las riquezas del financiero Warren Buffett se redujeron en 14.000 millones de dólares.
El enriquecimiento de la capa más alta de los millonarios coincidió en EE.UU. con el deterioro de la situación económica para una gran parte de la sociedad estadounidense. Así, durante el mismo período, en el país 42,6 millones de personas solicitaron subsidios por desempleo, señala el IPC.
El PIB de EE.UU. cayó en un 5 por ciento anual en el primer trimestre de este año, según el Departamento de Comercio del país. Es el mayor desplome desde la bajada de un 8,4 por ciento registrado en el cuarto trimestre de 2008 en medio de la crisis financiera.