Sidebar

[Offcanvas] Navegación superior

20
Jue, Jun
91 New Articles

Mundo
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Desde el Partido Comunista do Brasil salieron al cruce de Jair Bolsonaro quien amenazó con utilizar a las Fuerzas Armadas para romper las medidas sanitarias dispuestas por alcaldes y gobernadores.

“Fue un absurdo autoritarismo dictatorial” de un presidente “que anhela la dictadura y la tortura” señaló la diputada federal Jandira Feghali, al referirse a la actitud adoptada por Jair Bolsonaro, quien amenazó con firmar un decreto para intervenir con las Fuerzas Armadas para forzar a que se interrumpan las medidas del tipo Aspo y Dispo, adoptadas en ciudades y estados a instancias de las autoridades locales para enfrentar el colapso hospitalario por la pandemia.
Fue en el Palacio del Planalto, donde por medio de un discurso público dijo que, llegado el caso, no va a acatar ninguna disposición en contra por parte del Supremo Tribunal Federal. Y, para redondear, aseveró que el Covif-19 es parte de una “guerra química” emprendida por la República Popular China (RPCh) que, desde su mirada conspiranoica, habría creado el virus en un laboratorio.
Esta idea que sigue teniendo fuerte arraigo entre lo peor de la derecha fue descartada, absolutamente, por la misión de la Organización Mundial de Salud que, a principios de año, viajó hacia la RPCh para investigar el origen de la pandemia. Por otra parte, ese país es el principal socio comercial de Brasil desde 2009.
Y, al respecto, la diputada por el PCdoB, denunció que Bolsonaro “habla de la Constitución, para hablar del derecho de ir y venir, porque quiere enfrentar las restricciones y las medidas de aislamiento que se ponen en marcha para defender la vida”.
Por su parte, desde la misma bancada, Daniel Almeida, resaltó que es imposible separar “el desastre económico y la crisis de salud de la irresponsabilidad de Bolsonaro” que, pese a esto, “insiste en el mismo guión y siempre que tiene la oportunidad, ataca a los gobernadores, las instituciones, los alcaldes, la ciencia y se disculpa de muerte, se asocia con el virus”.
Pero con la pandemia y el desastre económico, hay quienes ganan. Brasil registra, oficialmente, más de quince millones de personas contagiadas y la cifra de muertos supera los quince millones.