El aborto clandestino sigue dejando chicas muertas

Género
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

El hecho ocurrió el lunes en la localidad bonaerense de Pilar, en el Hospital Juan C. Sanguinetti, al que llegó por complicaciones surgidas luego de haber intentado interrumpir su embarazo. ¿Hasta cuando? El mismo día en el que Elizabeth fallecía en San Martín por las complicaciones tras realizarse un aborto clandestino con un perejil, otra joven fue victima, esta vez en Pilar.

Según fuentes del hospital, la paciente ingresó con un diagnóstico de aborto incompleto, por lo que se la trató según el protocolo para estos casos. En un principio la joven evolucionó favorablemente a los antibióticos que le suministraron pero finalmente su cuadro empeoró hasta su muerte.

Asimismo, desde el hospital aseguraron que no tienen autorización de la familia para dar a conocer la identidad de la chica.

En este contexto, se siguen sumando casos que muestran los riesgos a los que se exponen las mujeres que abortan en la clandestinidad, y a una semana de que el senado haya obstado por no legalizar la ley, y al cual se le debe atribuir una responsabilidad por las muertes de las chicas, ya que tenían la herramienta para empezar a pararlo de una vez por todas, esta problemática está en la agenda del todo el campo popular.

Romina Pereyra, Responsable de Diversidad del Partido Comunista, se refirió a la muerte de esta chica como “una victima mas de los abortos clandestinos”, y agregó que “está problemática va a seguir vigente hasta que no sea ley”.

En ese sentido, Romina Pereyra reflexionó sobre la responsabilidad política que debe tener el estado sobre la problemática del aborto clandestino, la votación negativa de la ley en senadores y de la lucha que viene dando el movimiento feminista.

“No tomamos que haya ganado el ‘no’ como una derrota, sino todo lo contrario, como una victoria, porque sabíamos que no iba a dar los números de senadores, pero logramos la legitimación de haber ganado en las calles”, sostuvo la responsable de diversidad del Partido Comunista.

Sin embargo, se refirió a la votación en el senado como una cachetada patriarcal fascista”, y caracterizo al estado, el poder judicial, y la iglesia juntos como la “alianza patriarcal mas importante de la historia”.

Asimismo, Pereyra aseguró que el movmiento feminista “seguirá poniendo el cuerpo, ya que el mismo logró constituir una fortaleza histórica”, y lo atribuyo a que “se está gestando una transformación muy fuerte”.

En este marco, Romina Pereyra fue contundente cuando declaró que “el movimiento feminista tiene una gran fuerza en el movimiento de mujeres pero que lo trasciende, porque hoy la argentina no solo logra hablar de legalizar y despenalizar el aborto solo para las mujeres, sino también para lesbianas y varones trans”.

Además, dijo que “no hay que atribuirle meritos al macrismo por abrir el debate del aborto, porque está es una campaña que se viene dando hace muchas décadas”. Y aseveró que “fue el movimiento feminista el que empuja y lucha todos los días desde hace mucho tiempo para que esto sea una realidad”.