La desidia del macrismo en el Pami

Política
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Cambiemos lo dejó con una deuda de 19.000 millones de pesos, un déficit anual de 8.400 millones y un enorme atraso en las prestaciones que la actual gestión está intentando revertir.

La nueva gestión evaluó la situación del Pami que fue devastado por las políticas de Mauricio Macri al frente de la Casa Rosada. Deuda de 19.000 millones de pesos, un déficit anual de 8.400 millones y un enorme atraso en las prestaciones son los principales indicios de la desidia de Cambiemos al frente de la obra social más grande de la región.

La auditoría realizada por el organismo que ahora encabeza Luana Volnovich arrojaron una enorme deuda. Cabe recalcar que el Pami se financia en un setenta por ciento con aportes de trabajadores activos y en un treinta con el de los jubilados. El aumento del desempleo durante la gestión macrista y la reconversión del empleo registrado en monotributo afectó la recaudación. Estos números no son producto del azar: el PAMI se financia en un 70 por ciento con aportes de los trabajadores activos y en un 30 por ciento con los  aportes de los jubilados. La pérdida de puestos de trabajo fue de 174 mil y se registraron unos 145.000 monotributistas nuevos, que aportan un diez por ciento menos al Pami que un asalariado.

Juan Carlos Serra, coordinador nacional del Movimiento Jubilados Liberación, enfatizó: “han destruído todo. El fondo de garantía de sustentabilidad era de los jubilados, no era de todos. Hicieron un desastre y ahora hay que retomar la situación”.

En cuanto al rumbo emprendido por el Frente de Todos, Serra señaló que “en primer lugar estamos de acuerdo en que la mínima la hayan llevado a 19 mil pesos, con un bono de cinco mil pesos en dos partes. Ahora hay que ir por la segmentación y priorizar a quienes ganan veinte mil y treinta mil. Hay un montón de jubilados que necesitan recibir un porcentaje mayor, por eso para nuestro entender es apresurado suspender la movilidad”.

Retomando la situación del Pami, el militante del Partido Comunista recalcó: “los directores designados por Macri siguen estando en Pami, siguen obstaculizando las medidas que se toman en favor a los jubilados y pretenden ser despedidos con doble indemnización. Se ha hecho una movida al frente de la Anses para que se vayan”.

Por otro lado, Serra comentó que los jubilados tendrán una reunión el próximo lunes con el Anses. “Vamos a ir a plantear la que los medicamentos no bajaron lo que tendrían que bajar y que no deben reducir su costo solo para la mínima: necesitamos que se reconozcan para todos y al menos los que cobran hasta treinta mil pesos”.

A su vez puntualizó: “queremos que nos otorguen poder en las decisiones del Pami: nos han colocado siempre sectores que tienen una determinada preparación, pero no son jubilados, y creemos que tenemos que tener representación en los ámbitos de decisión”.

Por último, Serra señaló que van a tratar la situación de la Confederación de Jubilados y Pensionados: “hoy está sin financiamiento, esto también lo vamos a plantear. Es importante que se vuelva a normalizar la institución como corresponde”.