Venezuela: el Partido Comunista fija su posición

Mundo
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Se refiere a la designación de autoridades de la Asamblea Nacional de ese país que, ahora, está encabezada por el opositor Luis Parra.

“El Partido Comunista de la Argentina saluda y valora la reciente resolución de la Asamblea Nacional de Venezuela eligiendo sus nuevas autoridades, es el resultado de la tarea de la mesa de diálogo entre el gobierno del Presidente Nicolás Maduro y la oposición que se estableciera oportunamente con el objetivo de enfrentar las dificultades surgidas de las sanciones y el bloqueo de los EEUU.”.

De esta manera, el PCA se refirió a la reciente designación de Luis Parra, quien el domingo fue elegido presidente de la Asamblea Nacional (AN) venezolana al obtener 81 votos sobre el total de los 151 diputados presentes.

“Ahora, en base a la Constitución de la República Bolivariana de  Venezuela, se fortalece su vida institucional, solucionando en el terreno político y pacífico el anterior conflicto de poderes”, recalcó el PCA y añadió que “la oposición democrática y el oficialista Bloque de la Patria, por mayoría, coincidieron en desplazar al sector que respalda la intervención extranjera en los asuntos internos del país y que ha apostado a la violencia y al caos en perjuicio de la mayoría de la población”.

Así, la nueva mesa directiva de la AN quedó conformada por diputados de los partidos Primero Justicia, Voluntad Popular, Acción Democrática y COPEI, sin presencia del Bloque de la Patria.

Asimismo, el PCA señala que “el gobierno de Washington dice que Venezuela viola la democracia y las leyes en los mismos días en que son ellos los que afectando el derecho internacional asesinan alevosamente líderes políticos de otros países en un injerencismo inaceptable, que debe ser condenado”.

Y aclara que está en desacuerdo con la postura del gobierno de Argentina que “debe ser rápidamente corregida en preservación del carácter soberano e independiente de nuestro país, tanto de poderes externos, como de la prensa hegemónica global”.

Tras lo que insiste “en la necesidad de definir una política de unidad e integración latinoamericana, retirándonos del irregular grupo de Lima,  priorizando la CELAC que se reunirá en esta semana bajo la presidencia pro-tempore de México”.

 

Postura

 

Desde el gobierno de Venezuela se recordó que la AN es el órgano unicameral que ejerce el poder legislativo en Venezuela de acuerdo a la Constitución de 1999 y que, de acuerdo a lo previsto en esa Constitución y las leyes de Venezuela, se realizó la sesión parlamentaria para elegir la Junta Directiva del Parlamento, algo que debe hacerse durante la primera sesión de cada año.

También que “de acuerdo a las normas que rigen el funcionamiento del Congreso venezolano (reglamento de interior y de debates), se requiere la  mitad más uno de los parlamentarios electos para  constituir  válidamente la sesión (quórum). La votación se realiza de forma personalizada y presencial y la victoria se obtiene por mayoría simple de los presentes (la mitad más uno de los votos válidos emitidos)”.

Y que en la sesión que eligió a Parra “se encontraban en la sede del Poder Legislativo un total de 151 de los 167 parlamentarios electos, superando ampliamente el quórum requerido”.

Asimismo remarcó que “de acuerdo al reglamento se requerirían entonces sólo 76 votos (la mitad más uno de los presentes) para elegir la nueva Directiva”.

Otro punto que destaca el gobierno de Venezuela es que “los legisladores estuvieron esperando más de dos horas a que la Directiva saliente, encabezada por el diputado Juan Guaidó, hiciera la instalación formal e iniciara el procedimiento para la elección”.

Y que “no obstante la presencia mayoritaria de los diputados de todas las fuerzas políticas, el hasta entonces Presidente de la Asamblea, Juan Guaidó, se rehusó a ingresar al Palacio Legislativo e instalar la sesión. En las afueras de la sede parlamentaria, el diputado Guaidó intentó hacer entrar por la fuerza a dos parlamentarios inhabilitados por el Tribunal Supremo de Justicia. Es de resaltar que durante  todo el período legislativo vigente,  estos diputados no han participado en las sesiones del Parlamento, ni su presencia ha sido exigida por el Presidente en funciones”.

Así, “ante la ausencia del Presidente, y  cumpliendo el Reglamento Interno de la Asamblea Nacional, la sesión debió instalarse y así se hizo. El diputado de mayor edad, Héctor Agüero, se instaló como Secretario Accidental y dio inicio a la sesión”.

De ahí que “el intento de imponer una narrativa contraria a los hechos es consecuencia de la derrota política que ha sufrido la fórmula del diputado Juan Guaidó”, quien “se rehusó a ingresar a la sede del Parlamento e instalar la sesión, incumpliendo su responsabilidad como Presidente, al constatar de que no disponía de los votos suficientes para ser reelecto”.

Pero señala, “además Guaidó montó un show que incluyó no sólo el intento de forzar el cordón de seguridad del Parlamento, sino un supuesto intento de ingresar saltando una reja, con el único fin de obtener una imagen polémica y posicionar al mundo (con ayuda del gobierno de Donald Trump) la falsa idea de que le había sido impedido el ingreso”.

Tras lo que sostiene que es Guaidó “quien ha burlado y violado la ley venezolana al negarse a participar en una sesión que transcurrió -pese a todos los intentos por sabotearla- con normalidad y quien se ha puesto nuevamente fuera de la ley y quien ha armado una seudo elección fuera del recinto parlamentario, todo con el fin de no reconocer su derrota”, al tiempo que “ha sido rechazado por un importante sector de parlamentarios opositores, que se han rebelado contra el intento de imponer desde Washington la Presidencia del Parlamento”.

Mientras tanto, “el Departamento de Estado de EEUU  -a través de diversos voceros- se ha dedicado a amenazar con sanciones a los diputados opositores que se atreviesen a votar contra Guaidó o presentar una fórmula alternativa. Estos actos vergonzosos, deleznables e ilegales, reflejan el desespero del Gobierno de Estados Unidos ante el fracaso de su ficha en Venezuela. EEUU y los halcones de la línea dura fueron los grandes derrotados este 5/1 en la Asamblea Nacional de Venezuela”.

Finalmente, el gobierno de Venezuela valora “positivamente las declaraciones iniciales dadas por el nuevo Presidente del Parlamento, quien ha ratificado su carácter de opositor al Gobierno, pero ha planteado hacer una oposición con sentido de Estado, abogando por la re institucionalización del país con el regreso de la AN como poder autónomo sujeto al cumplimento de la Constitución y de sus obligaciones y funciones, en  medio del pleno respeto a sus facultades y atribuciones constitucionales”.