Uruguay, habrá segunda vuelta

Mundo
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Al Frente Amplio no le alcanzó y el 24 de noviembre deberá medirse con el bloque que conforman la derecha y ultraderecha.

“Hay una sensación de que esta es una batalla ganable” recalcó el candidato del Frente Amplio (FA), Daniel Martínez, después de los comicios del domingo.

Uruguay va a segunda vuelta para decidir la Presidencia, tras el resultado en el que el FA lograra el 39,2 por ciento de los votos, mientras que el postulante del Partido Nacional (PN), Luis Lacalle Pou, consiguiera el 28,6.

La cita es el 24 de noviembre y los candidatos que se colocaron tercero y cuarto, Ernesto Talvi y Guido Manini Ríos, anticiparon que llaman a votar por Lacalle Pou.

El primero fue postulado a la Presidencia por el Partido Colorado y sumó 12,3 por ciento, al tiempo que el militar retirado Manini Ríos fue candidato de Cabildo Abierto y logró 10,8.

Así, el bloque electoral que va disputar la Presidencia con el FA, quedó conformado por espacios de derecha y ultraderecha, en tanto que la candidatura de Martínez espera sumar a los electores de fuerzas que, tal como señaló Martínez,  se oponen al ajuste que llevará a cabo Lacalle Pou si es elegido presidente.

Lo que sí se definió el domingo es la composición del Parlamento donde, pese a ser el más votado, el FA perdió siete representantes.

Pese a que el resultado de la elección muestra que el FA quedó casi ocho puntos por debajo de lo que obtuvo en 2014, de cara a la segunda vuelta, reina el optimismo. “Es una señal de la ciudadanía de que uno debe estar muy atento” reflexionó Martínez y destacó que lo del domingo “es una buena base para seguir convenciendo a la gente”.

También fue claro al recordar que fue el FA la fuerza que “cambió a este país” y después de señalar que “siempre hubo que remarla”, remarcó que de cara al 24 de noviembre “nos tenemos fe como fuerza política y como personas”.

Y anticipó que “estamos en la trinchera para salir a pelear, barrio por barrio y pueblo por pueblo”.