Sidebar

[Offcanvas] Navegación superior

16
Dom, Jun
82 New Articles

País
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Ante la propalación del Covid-19 en esta provincia, el Partido Comunista reclama que el gobierno que encabeza Juan Carlos Schiaretti adhiera a lo dispuesto por el Decreto de Necesidad y Urgencia 241.

Preocupa la situación que presenta la provincia de Córdoba como consecuencia del incremento de casos de Covid-19, ya que durante la última semana se verifica un promedio de dos mil contagios diarios, en un escenario en el que ya hay más de 3100 muertes y una cifra superior a los doscientos mil contagiados.
Más del noventa por ciento del territorio provincial está en máxima alerta epidemiológica. Y sólo dos departamentos están en riesgo medio, Ischilín y Presidente Roque Sanz Peña, lo que quiere decir que el 75 por ciento de la provincia está en alto riesgo sanitario, lo que coloca a Córdoba en el peor momento desde que comenzó la pandemia.
“Córdoba debe adherir a las medidas nacionales”, se reclamó desde el Partido Comunista que exigió que el Gobierno que encabeza Juan Carlos Schiaretti adopte medidas “que restrinjan la circulación de personas en la provincia, con el soporte económico a los sectores más vulnerables, en el mismo sentido de los anuncios realizados por el presidente, Alberto Fernández”.
Al respecto el PC de Córdoba advierte que, “como el resto del país, la provincia afronta una situación dramática por el avance del Covid-19”, pero también recalca que “ya hay circulación comunitaria de las diferentes variantes en las que fue mutando el virus”.
Y, en este sentido, hace hincapié en la presencia de brotes “muy peligrosos” en departamentos como Bell Ville, Carlos Paz, Villa María y Córdoba Capital, entre otros.
“Estos datos no deben ser obviados por el gobernador, que tiene que actuar en consecuencia para evitar más muertes y el colapso del sistema sanitario provincial”, alertó el PC y pidió la prohibición de la circulación en la vía pública entre las 20 y 6 horas, que se haga un paréntesis en el dictado de clases presenciales y la suspensión de todas las actividades recreativas, sociales, culturales, deportivas y religiosas que se hacen en lugares cerrados.
También reclama el cierre de comercios a partir de la hora 19, el cierre de boliches, centros de compras y casinos. Y aclara que estas medidas, deberían extenderse durante quince días en los que se debería implementar ayuda económica por parte del gobierno provincial a quienes perciben la Asignación Universal por Hijo, asignaciones por embarazo y familiares, monotributistas categorías A y B, trabajadores informales.