Sidebar

[Offcanvas] Navegación superior

15
Sáb, Jun
86 New Articles

País
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

El 25 de julio podría definirse si el gobierno de Santa Fe no convoca al gremio docente para reabrir la paritaria. “Precisamos un aumento del salario que sea acorde con la inflación”, destacó la integrante de La Tosco Docente, María Eugenia Regue.

“Precisamos que esta reapertura de paritarias que solicitamos, sea por un aumento del salario que sea acorde con la inflación”, recalcó la secretaria de Derechos Humanos de Amsafe e integrante de La Tosco Docente, María Eugenia Regue, al referirse a la demanda que reiteró el gremio docente en un documento presentado al gobierno de Santa Fe.

Y, en este sentido, señaló que “si no nos convocan antes del 25 de julio, ese día va a haber asambleas convocadas por la Comisión Directiva Provincial, en departamentos y en toda la provincia, para definir un plan de lucha”.

Amsafe y también Sadop demandaron formalmente que se convoque a paritaria salarial docente de forma urgente, por medio de presentaciones que hicieron ante el Ministerio de Trabajo provincial.

Cabe recordar que en marzo el acuerdo paritario alcanzado por los docentes santafesinos, estableció una recomposición salarial del 46 por ciento dividido en cuatro tramos pagaderos hasta septiembre. Pero estos porcentajes quedaron desactualizados por la creciente inflación.

“La Paritaria Nacional Docente que cerró un acuerdo hace poco más de un mes, acuerda una recomposición de más del setenta por ciento en todo el territorio nacional, por eso queremos poder discutir eso en Santa Fe, porque aquí en la provincia nos hemos quedado muy atrasados”, lamentó la representante de La Tosco.

Pero también resaltó que es preciso discutir condiciones de trabajo, “porque tanto Nación como Provincia, han tomado acuerdos que incluyen más horas de clases, que deja afuera a los sindicatos, por lo que precisamos discutir esa decisión que fue adoptada sin fundamentos y unilateralmente que implica media hora más de clases”.

Tras lo que hizo hincapié en que “queremos ser parte de la decisión, porque somos quienes estamos adentro de las escuelas y queremos debatir esto”, así como “la situación del nivel adultos en Primaria y Secundaria que pasa por un proceso de cambio en el diseño curricular, para el cual tampoco fuimos consultados y queremos debatir”.