Sidebar

[Offcanvas] Navegación superior

19
Mié, Jun
90 New Articles

Sindical
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Elecciones de la CTA - Daniel Fernández , Sandra Zapatero y Cristian Poli se refirieron al modelo sindical que se va a votar mañana, la participación de la Lista 10, los desafíos que se vienen y el papel de la Conat.

El modelo sindical, el papel que debe tener la Conat y los desafíos de la nueva conducción que surja de las elecciones que mañana va a celebrar la CTA de los Trabajadores, fueron analizados por tres referentes de La Tosco.

En este contexto, plantearon sus puntos de vista Cristian Poli, dirigente de Suteba y secretario de la CTA Rivera Paraná, el presidente de la Asociación de Taxistas de Capital y candidato a secretario de Medioambiente y Condiciones de Trabajo de la CTA-Capital, Daniel Fernández, y Sandra Zapatero, actual secretaria de Previsión Social de la CTA Nacional e integrante del Consejo Directivo de la Asociación Bancaria.

“Una CTA involucrada en las luchas populares, que da la batalla por la unidad del movimiento sindical, obrero y social en contra de las políticas de ajuste del imperialismo que se vienen aplicando en nuestro país, de las cuales el gobierno es el ejecutor”, es el modelo sindical que desde la mirada de Poli, se va a definir mañana.

Pero no sólo eso: “también una CTA donde nos plantemos fuertemente la profundización de la conflictividad social; así como la organización obrera y popular como herramienta para enfrentar todas estas políticas”.

Por su parte, para Fernández, “votamos el proyecto que está vinculado a parar esta línea de ajuste y represión de un plan político de dependencia que nos ha metido en una deuda terrible que va a pagar el pueblo argentino”.

Y, en idéntica sintonía, Zapatero recalcó que “se va a votar un modelo sindical diferente al de la CGT, un modelo gremial que quiere intervenir en la decisión de qué país queremos, un proyecto clasista, que enfrenta la política neoliberal, neocolonial que impone este gobierno y que nos está matando de a poquito de hambre; que no entra de otra manera que no sea con represión”.

Por otro lado, a la hora de definir por qué participa la Conat en la Lista 10 de la CTA, Poli fue contundente al señalar que “en este espacio nos encontramos compañeras y compañeros que venimos llevando adelante la lucha decidida en contra de las políticas del gobierno que afectan a la clase obrera y al pueblo, que supimos construir -en unidad- una central de carácter clasista, combativa y latinoamericanista de la lucha que da la clase obrera”.

Mientras que Zapatero aseveró que “los comunistas y la Conat participamos en la Lista 10, porque creemos que es el colectivo que representa la perspectiva de un nuevo modelo sindical que conduzca hacia un país que estamos pensando y queriendo construir”.

Y Fernández recordó que “somos parte fundadora de la CTA, porque hemos bancado un proceso popular de inclusión social y, junto a esos hermanos de la clase trabajadora, vamos a ver cómo podemos parar estas agresiones y cómo instalamos un proceso que sea de liberación”.

 La clave es construir

 Así las cosas, vale preguntar cuáles son los desafíos que va a tener la conducción que surja de las elecciones de mañana, sobre todo en este contexto de ajuste, represión y empobrecimiento del pueblo. Y Cristian Poli dijo: “Un desafío fundamental es poder construir un gran centro coordinador de las luchas donde la principal columna sea de la clase obrera que está dando la batalla contra los despidos y ajustes”, por medio de “un claro programa económico y político que retome Huerta Grande y la CGT de los Argentinos, procurando la liberación de nuestra Patria”.

Ya que, recalcó, “el objetivo debe ser una CTA dispuesta a dar la batalla político-sindical al interior del movimiento obrero, para que estemos al frente de las reivindicaciones más inmediatas de los trabajadores con objetivos políticos que tengan a la clase obrera como eje fundamental de un proyecto patriótico y de liberación nacional”.

Por su lado, Fernández, resaltó que “hay un compromiso en esta nueva etapa de la CTA, que tiene que ver con garantizar una verdadera democracia sindical, promover un centro coordinador de las luchas a nivel del movimiento obrero y por supuesto lograr una lucha mucho más masificada vinculada a un proyecto de salida política a favor del pueblo”.

Al tiempo que Zapatero fue clara cuando indicó que “debemos estar en el conflicto para enfrentar a este gobierno de ajuste y represión”, pero asimismo “ser el motor y articular la resistencia, para forzar a las otras centrales a que no sean conciliadoras sino que enfrenten a este gobierno”.