Sidebar

[Offcanvas] Navegación superior

24
Vie, May
92 New Articles

DDHH
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

La jornada del 24 de marzo tuvo diferentes movilizaciones en las principales ciudades de esta provincia. “Esta es la marcha es multitudinaria”, recalcó desde la Liga Argentina por los Derechos Humanos el abogado Marcelo Boeykens.

“Ni olvido ni perdón”, fue la consigna con que en ciudades como Paraná, Concepción del Uruguay, Concordia y Gualeguaychú se movilizó durante la jornada de lucha que tuvo lugar a 46 años del golpe de Estado de 1976, que tuvo entre sus protagonistas al Partido Comunista, La Fede y el Movimiento Territorial Liberación.

La jornada estuvo atravesada por la renovada exigencia de Memoria, la Verdad y la Justicia y en la capital provincial, la movilización culminó ante puertas del Museo de Bellas Artes, donde durante la última dictadura funcionó un centro clandestino de detención y tortura.

“Esta marcha ha ido creciendo año a año. Esta es la marcha más importante que se hace en la provincia, es multitudinaria y culmina con la lectura de un documento, en memoria de los más de 300 detenidos y desaparecidos de esta provincia”, recalcó desde la Liga Argentina por los Derechos Humanos el abogado Marcelo Boeykens, quien es coordinador del Registro Único de la Verdad.

Por su parte, en Gualeguaychú, una nutrida manifestación marchó por diferentes calles de la ciudad para desembocar en la Costanera junto al nuevo Mural de la Identidad diseñado por el artista callejero Guri, que busca concientizar acerca de los hijos de desaparecidos que aún se siguen buscando.

Ahí se leyó un documento consensuado por las diferentes organizaciones convocantes en el que se señala que “a 46 años del golpe que partió en dos a nuestro país, marchamos por los hijos que buscan su identidad, por los exiliados, por los detenidos y desaparecidos, por quienes lucharon en la guerra de Malvinas”.

Ahí también se exigió justicia para Iván Pérez, “el caso de gatillo fácil que sigue impune”, al tiempo que se repudió “el sistema judicial patriarcal, los golpes blandos, las políticas neoliberales y la persecución a dirigentes sociales”. Y se recalcó que es preciso “defender los derechos y la aceleración de los juicios por delitos de lesa humanidad y un no a las políticas de ajuste del Fondo Monetario Internacional”.