Sidebar

[Offcanvas] Navegación superior

22
Sáb, Jun
87 New Articles

País
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

De cara al Juicio Popular por el femicidio Florencia Gómez Pouillastrou, desde La Fede, Bryan Ojeda reflexionó que detrás del asesinato hay “intereses políticos muchos más profundos que intentemos desentrañar”.

El próximo miércoles 12 de abril en Rosario, se llevará a cabo un Tribunal Ético Popular ante la falta de respuestas del Poder Judicial en el caso de femicido de la militante del Partido Comunista de San Jorge, Florencia Gómez Pouilliastrou.

Organizado por el PC, la Liga Argentina por los Derechos Humanos (Lahd) y La Fede, en este tribunal se busca denunciar la inoperancia del Poder Judicial para investigar un crimen que tiene un claro tinte político, ya que  Florencia Gómez fue responsable de Géneros del PC en la provincia de Santa Fe y al momento de su femicidio, realizaba una tarea intensa en el área a su cargo, así como un papel protagónico en la lucha contra la violencia machista y la trata de personas.

Vale mencionar que se trata del mismo Poder Judicial que respondió negativamente al pedido del PC que solicitó ser querellante en la causa. Y, a casi tres años del hecho, las hipótesis que siguió la investigación judicial no aportaron nada que pueda contribuir a esclarecer quién o quiénes fueron los autores del crimen.

Bryan Ojeda es responsable de La Fede de Misiones  y  estudiante de Derecho, pero también forma parte de la organización del Tribunal Popular que tal como resaltó “debe acércanos más a la búsqueda de justicia por Florencia”, pero asimismo “tiene que ser una herramienta para denunciar la responsabilidad que tiene el Estado por los incontables femicidios impunes que persisten en el país”.

La condición de militante de Florencia Gómez y su lucha contra la trata de personas, es algo sobre lo que el Poder Judicial no toma nota a la hora de investigar el crimen. “Las víctimas de trata son víctimas del poder y en una provincia como Santa Fe, esto aparece mucho más expuesto el tema de los negocios ilegales”, advirtió Ojeda.

Y, en este sentido, no dudó a la hora de hacer hincapié en que el asesinato de Florencia Gómez Pouilliastrou representa “a intereses políticos muchos más profundos que intentamos desentrañar”.

La problemática de la trata de personas, tiene como principales víctimas a mujeres e infancias que se encuentran en estado de vulnerabilidad. Para Ojeda, esto responde al “ADN del capitalismo” al que definió como un “sistema perverso, donde la mayoría de los negocios que más capital dejan son la trata de personas, venta de armas, órganos y drogas”. Por lo que, en esta línea, el militante de la FJC señaló que “el Estado capitalista prioriza los derechos de capitales económicos y no a los sujetos de la sociedad que son vulnerados”.