Sidebar

[Offcanvas] Navegación superior

22
Mié, May
86 New Articles

País
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

El retorno a las clases en la educación superior ya se empieza a organizar en las provincias con pocos contagios, mientras que en el Amba parece una utopía pensar un regreso presencial en 2020.

Los representantes de la comunidad universitaria trabajan en la vuelta a las clases con un protocolo para el retorno en aquellas provincia donde ya hay pocos casos de Coronavirus. En las universidades asentadas en el AMBA, el regreso todavía parece lejano, la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA ya anunció que el segundo cuatrimestre se dictará a distancia.
Desde el Ministerio de Educación, con las universidad y el consejo interuniversitario nacional se está pensando la vuelta al retorno de la educación superior. El protocolo empezó a debatirse en la primera reunión del Consejo Asesor para la Planificación del Regreso Presencial a las Aulas convocada por el Ministerio de Educación de la Nación con representantes de los gremios docentes y no docentes, de la Federación Universitaria Argentina (FUA) y también autoridades de ministerios de Educación provinciales.
Por su parte, Ernesto García, responsable universitario de la FJC, remarcó que “es imposible que el protocolo nacional represente la realidad de todas las universidades. De todas formas tiene que existir para que se diga lo que no se puede hacer, tiene que ser discutido por todos los gremios, algo que está sucediendo, y luego necesita adaptación local en cada universidad”.
Asimismo, García señaló que no se debe confundir la autonomía de la universidad tras lo ocurrido en Sociales: “la Facultad de Sociales de la UBA malinterpreta la autonomía, porque quien debe decir lo que se hace tiene que ser la UBA. El problema es que la UBA se desentiende de los lineamientos nacionales, algo que no es fructífero que suceda, ya que se hace un mal uso de la autonomía. Deben decidir las 57 universidades nacionales, no cada facultad”.
En lo que respecta al protocolo, el responsable del MUI enfatizó que “debe garantizar insumos básicos: elementos de desinfección en todos los lugares de estudios para evitar contagios, garantizar el distanciamiento en las actividades de trabajo y estudios, ya que volveremos a la presencialidad pero todavía sin encontrar vacuna”. En esa línea, añadió: “hay que garantizar los derechos laborales de los docentes y el derecho a la educación de los alumnos. Los derechos de los docentes se deben reorganizar con los sindicatos. En cuanto a la educación se tienen que encontrar formas para garantizar cursadas sin dejar a nadie afuera”.