Sidebar

[Offcanvas] Navegación superior

22
Sáb, Jun
87 New Articles

Mundo
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

El Parlamento Europeo impidió que eurodiputado comunista, Manu Pineda, intervenga en el pleno de Estrasburgo luciendo una kufiya.

El miércoles pasado, el Parlamento Europeo impidió que eurodiputado por Izquierda Unida, Manu Pineda, intervenga desde la tribuna en el pleno de Estrasburgo luciendo una kufiya, una decisión que tomó quien también es secretario de Relaciones Internacionales del Partido Comunista de España (PCE), para visualizar su apoyo a la causa palestina.

El hecho fue grave, ya que personal de seguridad de Parlamento, fue instruido para que conmine al legislador para que se saque el pañuelo palestino, como condición para que pudiera ejercer su derecho a intervenir en el debate que se desarrollaba sobre la situación desatada en la Franja de Gaza.

“No sé por qué aquí se ha reivindicado llevar la kipa y a mí me acaban de impedir salir con la kufiya, que es un símbolo cultural”, recalcó Pineda y advirtió que “no hay ningún motivo ni ninguna norma que justifique esta prohibición, es un atropello que no se me permita entrar con la kufiya”.

Por otra parte, por medio de su cuenta de X (antes Twitter), el responsable de Relaciones Internacionales del PCE, no dudó en calificar a este hecho como “una censura inexplicable” que constituye “un paso más de la Unión Europea en su persecución e invisibilización de la solidaridad con Palestina”.

Tras lo que hizo hincapié en que la presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen, y su par del Parlamento Roberta Metsola, “han estado en Tel Aviv apoyando de forma incondicional a un régimen genocida que ha convertido la Franja de Gaza en algo muy parecido al gueto de Varsovia, sometiéndolo a un asedio en el que les están dejando morir sin agua, ni carburantes, ni medicinas, ni alimentos”.

Cabe señalar que Pineda es el jefe de la delegación de la Eurocámara para las relaciones con Palestina y, como tal, en su intervención exigió que cesen los bombardeos israelíes, especialmente aquellos desatados contra la parte gazatí del paso de Rafah, ya que es único punto que conecta por tierra a la Franja con Egipto y que serviría para establecer un corredor humanitario y de salida de civiles.

Del lado egipcio de la frontera hay una fila de alrededor de cinco kilómetros de camiones que trasladan ayuda humanitaria, esperando que se abra un corredor con la Franja de Gaza. “Si no ha ingresado hasta ahora es porque no es seguro hacerlo en medio del ataque israelí” lamentó el embajador egipcio ante la UE, Mourad Yousry Mourad, en tanto que Pineda hizo hincapié en que “es una obligación para la UE actuar y garantizar que la situación humanitaria en Gaza”.

Y, en medio de constantes bombardeos que perpetra Israel, Médicos Sin Fronteras acaba de denunciar que el sesenta por ciento de los habitantes de la Franja está sobreviviendo a la intemperie, “sin acceso a agua ni atención sanitaria”, algo que se profundizó tras la destrucción del Hospital Nacional Árabe Al Ahli.