Chile: comenzó la votación de los artículos de la nueva constitución

Mundo
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

"El pueblo chileno nunca antes en su historia había llegado a este nivel de profundidad en la discusión y de energía en la movilización, ni siquiera durante el gobierno de Allende", dijo Francisco Solari, periodista chileno radicado en Argentina, quién analizó cómo vienen transcurriendo las primeras reuniones de la Asamblea Constituyente.

"Con los debates y el proceso de la nueva constitución el pueblo chileno está transitando un proceso de transformación que no tiene antecedentes en la historia nacional", dijo Franciso "Pancho" Solari, periodista chileno radicado en Argentina al ser consultado por Nuestra Propuesta Diario acerca de la Asamblea Constituyente que comenzó a sesionar la semana pasada en el país trasandino. El nuevo texto constitucional, que será sometido a votación popular el próximo 4 de julio, se encuentra en etapa de tratamiento y votación por parte de los constituyentes, justo en las semanas previas a la asunción del nuevo gobierno de amplia colación que encabezará Gabriel Boric y que tendrá la responsabilidad de poner en marcha, una vez aprobada, la nueva constitución.

"El pueblo chileno nunca antes en su historia había llegado a este nivel de profundidad en la discusión y de energía en la movilización, ni siquiera durante el gobierno de Allende", destacó el periodista chileno. No obstante, advirtió que "el equilibrio de fuerzas es tal que es seguro que tendremos una nueva constitución que sintetizará las exigencias del pueblo en la calle pero es imposible predecir todavía el nivel de profundidad que se le reconocerá a esos cambios estructurales en el texto constitucional". Por ejemplo, explicó Solari, "está claro que no continuará el sistema único de jubilación a través de Afjp en Chile pero eso tampoco quiere decir que se arribe a un sistema único y estatal como tiene Argentina, hay muchas presiones por parte de la derecha para que la reforma siga reconociendo a los fondos privados como un actor primordial del sistema".

Así las cosas, "tenemos un escenario en el que pueblo reclama una gran profundidad en los cambios pero hasta ahora la realidad es que cuando se votó, el apoyo no fue tan contundente como para darle fuerza a ese reclamo". Por eso, "los sectores progresistas y de izquierda están obligados a sentarse a negociar con la ex Concertación para pactar ciertos avances", mucho más en un escenario en el que "la movilización popular no es la del año pasado". Sin embargo, puntualizó que "hoy la movilización popular todavía es un factor clave para romper los equilibrios conservadores, ya que si hay algo que quedó claro en todo este proceso es que el pueblo en su conjunto le perdió el miedo que le habían impuesto a salir a la calle".

En este contexto, "uno de los puntos más importantes que se aprobarían con la nueva constitución es el reconocimiento del Estado chileno como un Estado plurinacional y federal", confirmó Solari. Las primeras reuniones de las comisiones y del pleno de la Asamblea están convocadas para discutir la letra y el espíritu del capítulo relacionado al carácter y la organización del Estado en Chile.

Las votaciones, en líneas generales, vienen siendo bastante favorables, ya que la izquierda, independientes y los partidos de la vieja Concertación están votando en bloque, "esto permite que cierto grado de transformaciones se lleven adelante a pesar de la oposición de la derecha".

Por último, Solari hizo hincapié en que "el gobierno de Boric tiene la obligación de implementar la nueva constitución y deberá hacerlo, irremediablemente, en acuerdo con los partidos de la ex Concertación", por eso "creo que ese es el contexto que explica la amplitud del primer gabinete que asumirá el ejecutivo el próximo 11 de marzo".